Manuel Quinto. Cuestión de astucia.
Novela / mayo 29, 2020

Laia, 1985. 170 páginas. Tan desconocida es la obra de Manuel Quinto que no encuentro ningún comentario de este obra en internet, pero yo disfruto como un enano con cada entrega de este detective salido de madre, que por haber sido editor en una editorial de tercera tiene la cabeza llena de libros como un Don Quijote al revés. Aquí una entrevista al autor: Manuel Quinto: «Me divierte parodiar la novela negra». Muy recomendable. Esta vez el taxista era una enorme cabeza llena de granos purulentos. El cabello le caía a tiras y se le abrían en el cráneo unas cavidades sebosas, que despedían humo amarillento como sulfataras. El hombre iba pinchando granos con la uña y lamía el contenido que le dejaba la erupción en la yema de los dedos. Por lo demás, conducía muy bien y era una persona amable y considerada. En la puerta de «El Tribunal de Osiris» —este era el nombre completo del local que se abría en Princesa, pasados los bulevares— una momia dentro del correspondiente sarcófago nos exigía el importe de la entrada. Glenda regateó con la momia, aduciendo que, por la hora, el espectáculo que nos ofrecieran sería parcial en todo caso….

Philippe Delerm. El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida.
Ensayo / mayo 28, 2020

Tusquets, 1998. 106 páginas. Tit. Or. La première gorgée de bière et autres plaisirs minuscules. Trad. Javier Albiñana. 35 piezas cortas que nos hablan de pequeños placeres de la vida, detalles que solemos pasar por alto y que por ejemplo ahora, confinado en mi casa, añoro de una manera que no podía imaginar. Con un lenguaje que roza la poesía, en un dulce vaivén, como tomar el sol en una terraza una tarde de verano mientras nos preparamos para tomar ese primer sorbo de cerveza. Otras reseñas: El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida y El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida. Recomendable. Casi podríamos comer fuera Lo que importa es el «casi», y también el condicional. Así de entrada, parece una locura. Estamos apenas a principios de marzo, y durante toda la semana hemos tenido lluvia, viento y aguaceros. Y, mira por dónde, todo ha cambiado. Ya desde la mañana, ha salido el sol con una intensidad mate, una fuerza tranquila. La comida está lista, la mesa puesta. Pero incluso dentro ha cambiado todo. La ventana entreabierta, eV rumor

Esther Tusquets. Pequeños delitos abominables.
Ensayo / mayo 27, 2020

Ediciones B, 2010. 306 páginas. En palabras de la autora: «En este libro planteo (a veces con desenfado y a veces con absoluta seriedad, pues hay algunos temas que no puedo tomarme a la ligera) una serie de cuestiones cotidianas —que no suelen ser tratadas en los libros, ni siquiera en los medios de comunicación—, donde se muestra, entre otros muchos delitos más o menos abominables, la mala educación, la falta de sensibilidad y de sentido del ridículo, el egoísmo, la indiferencia ante el dolor ajeno, la tacañería, la vanidad, el arribismo y la incultura.» Opiniones de la autora sobre un montón de temas de comportamiento social y humano mezclado con recuerdos -algunos bastante sabrosos- y con los que en general he estado de acuerdo. Me pareció un libro delicioso. Otros comentarios: Pequeños delitos abominables y Pequeños delitos abominables. Recomendable. Para que valoremos la bondad —la verdadera bondad, que, al igual que el verdadero amor, no cabe confundir con la bobería, sino que requiere en los humanos (el amor de los animales discurre por cauces distintos) una dosis considerable de inteligencia— deben transcurrir años, tenemos que haber descubierto que sin la presencia de algunos «hombres buenos» la vida en este…

Álvaro Cunqueiro. El incierto señor Hamlet.
Teatro / mayo 26, 2020

Destino, 1992. 260 páginas. Una de las pocas incursiones de Cunqueiro en el teatro. Supongo que será difícil ponerlo en escena, porque más parece escrito para ser leído que representado. Subversión del personaje de Hamlet con un humor negro notable y disolvente de cualquier tragedia. Aquí explican como se enfrentaron a su puesta en escena: El incierto señor Hamlet. Aquí lo comentan: El incierto señor Hamlet y El incierto señor Hamlet. Muy recomendable. Polonio. – (Sin darse cuenta de que ha entrado la Reina.) ¡Hechizada me la tiene Hamlet con palabras fantásticas! Nietos quisiera yo de otra sangre más humilde y sin embargo más libre y rica, una sangre voluntaria y sin memoria. Gerda. – ¿Te da asco la sangre de los Hardrada, Polonio? Polonio. – Señora mía, ni sé de qué estaba hablando. Gerda. – Es un semen exquisito. Sólo da uno, dos capullos en cada generación. Es raro como una piedra preciosa. Polonio. – Nosotros somos más fecundos. Quizá no amistemos. Siendo muchos, abaratamos nuestra sangre. Tengo parientes míos que piden limosna en el puente de Constantinopla. En vez de cobrar, hasta pagaría porque le dejasen engendrar. Gerda. – ¿Con las limosnas recogidas? Polonio. – Los pobres piden…

Álvaro Ortiz. Cenizas.
Cómic / mayo 25, 2020

Astiberri, 2012. 188 páginas. Creo que fue el primer cómic que leí del autor y el comienzo de un gran amor que dura hasta ahora mismo. Una historia sobre tres amigos que se lanzan a la carretera movidos por la última voluntad de Hugo. Personajes tiernos y una historia atípica en la que hay sorpresas. Otras reseñas: Cenizas y Cenizas. Muy recomendable.

LLuís Feliu Matru i Adelina Millet Albá. El poema de Gilgamesh.
Poesía / mayo 22, 2020

UAB, 2007. 238 páginas. Voy leyendo diferentes traducciones del poema de Gilgamesh, la primera historia conocida de la humanidad y que es fascinante. Esta traducción al catalán no es de mis preferidas pero está bien. Quiere ser más rigurosa que literaria. Siempre es recomendable volver a nuestro primer clásico. S’alimentava d’herbes com les gaseles, : s’arremolinava amb el bestiar a l’abeurador, se sadollava d’aigua amb les bèsties. Shamhat el va mirar, l’home salvatge, el mascle ferotge que es troba al mig de l’estepa. «Es ell, Shamhat, despulla el teu pit, i obre el teu sexe, que prengui els teus encants. No tinguis por, pren el seu alè, ell et veurà i se t’arrambarà. Treu-te el vestit, que jegui, al teu damunt, fes-li a l’home salvatge allò que saben fer les dones, i (durant) la seva passió et murmurarà, se li revoltarà el ramat que havia crescut amb ell.» Shamhat va desfer la seva túnica, va obrir el seu sexe i el va prendre amb els seus encants, no va tenir por i li va prendre l’alè, J es va treure el vestit i ell va jeure al seu damunt. Li va fer a l’home salvatge allò que saben fer les…

Manuel Baixauli. L’home manuscrit.
Novela / mayo 21, 2020

Proa, 2007. 222 páginas. Un hombre de cuarenta años se construye y deconstruye a través de una serie de textos que va encontrando. En su momento recibió muchos premios y todo el mundo lo ponía por las nubes; me costó encontrarlo en la biblioteca. Una vez leído, confieso que no entendí el por qué de tanto jaleo. No es un libro malo pero no me pareció para tanto. Otros que sí lo vieron genial: L’home manuscrit, L’home manuscrit y L’home manuscrit. Se deja leer. El primer disc de música culta que em comprí fou Les quatre estacions, de Vivaldi. Sabia que era una obra canònica, elogiada pel món de la cultura on jo volia ingressar, i m’havia proposat que m’agradarà. M’empassí el disc cinc voltes seguides, tancat a la meua habitació, amb volum fort, com en una audició en directe. De la cambra vaig eixir esgotat, atordit, marejat. L’important, però, era saber si l’experiment m’havia fet melòman o enemic de la música. Avui, vint-i-tants anys després, escolte música cada dia, em lubrifique l’engranatge cerebral i fruïsc de profundes i de subtils emocions arrepapat en una butaca, en penombra, atent als dibuixos del so. Escolte poc Vivaldi, no és un dels…

Sylvia Lagarda-Mata. Fantasmes de Barcelona.
Ensayo / mayo 20, 2020

Angle editorial, 2009. 272 páginas. Recopilación de historias de fantasmas, aparecidos, leyendas urbanas y sucesos misteriosos en las calles de Barcelona. Todos muyu interesantes y documentados cuando se puede e incluye mapa para que situemos cada suceso en su sitio. No he encontrado reseñas, pero en su propia bitácora hay más casos: Fantasmes de Barcelona. Recomendable. La missa del difunt (4) Es diu que a principis del segle xvn s’apareixia, rere l’altar d’aquesta església, la figura espectral de l’anomenat Mossèn del Pi. Al principi es tractava tan sols d’una ombra translúcida, com un reflex en un vidre, que de mica en mica va anar adquirint consistència. Els trets envellits es dibuixaven, les mans transparents es cobrien de carn, l’ombra vaporosa que l’envoltava com una mortalla es convertia en sotana… Aleshores totes les remors del temple emmudien. Només se sentia el frec lleu i fantasmal dels seus vestits. I la veu. La veu greu, profunda, cavernosa, com un lament que sorgís de les entranyes de l’infern: —Qui m’ajudarà? Tres cops repetia la pregunta, abans de fondre’s altre cop com una boira, en un suau remolí que s’escolava per entre les juntes de les làpides mortuòries que cobreixen el terra del temple,…

Suniti Namjoshi. Fábulas feministas.
Cuentos / mayo 19, 2020

Universitat Jaume I, 2003. 174 páginas. Tit. Or. Feminist fables. Trad. Ana García Arroyo. Revisiones de los cuentos clásicos revertiendo el discurso patriarcal que se esconde en la mayoría de ellos. La idea me parece estupenda, pero la calidad literaria, en mi humilde opinión, no es excesiva. En cualquier caso dejo muestras aquí y en los enlaces. Reseñas y otros textos de muestra: Fábulas feministas, Fábulas feministas y Fábulas feministas. Recomendable. La lección Y después de que el Emperador hubiese aparecido desnudo y de que nadie hubiera interrumpido la solemne ocasión, una niña pequeña se fue a casa en silencio y se quitó la ropa. Luego le dijo a su madre: – Mírame, por favor, soy un Emperador. Ante esto, su madre le respondió: – No seas tonta, cariño. Sólo los niños pequeños crecen para convertirse en Emperadores. En cuanto a las niñas pequeñas, ellas se casan con Emperadores; y aprenden a morderse la lengua, especialmente sobre el tema del traje del Emperador. La mujer pájaro Una vez hubo una niña a la que le salieron alas. Brotaron de sus hombros, y al principio eran rudimentarias. Pero crecieron rápidamente, y en muy poco tiempo tuvo alas de una medida considerable….

Jhumpa Lahiri. Intérprete de emociones.
Cuentos / mayo 18, 2020

Ediciones del bronce, 2000. 248 páginas. Tit. Or. Interpreter of maladies. Trad. Antonio Padilla. Incluye los siguientes relatos: Una medida temporal Cuando el señor Pirzada venía a cenar Intérprete de emociones Un durwan de verdad Sexy La casa de la señora Sen Esta casa está bendecida El tratamiento de Bibi Haldar El tercer y último continente Lahiri es una escritora que me encanta, que une una calidad de escritura extraordinaria con una cuidada construcción de la trama y unos personajes que parecen respirar a tu lado. Como será que el primer cuento Una medida temporal que ya había leído y conocía el final, me sorprendió igual que si lo leyera por primera vez. Otras reseñas: Intérprete de emociones y Intérprete de emociones. Muy recomendable. Al día siguiente, Shukumar empleó horas en pensar qué iba a decirle a Shoba. Dudaba entre confesar que cierta vez arrancó la fotografía de una mujer de una de las revistas de modas a las que antaño estaba suscrita, fotografía que había llevado entre las páginas de sus libros durante una semana, o revelar que en realidad nunca perdió el chaleco de punto que ella le regalara por su tercer aniversario de boda, sino que lo…