Jonathan Carroll. El mar de madera.
Ci-Fi / marzo 9, 2020

La factoría de ideas, 2005. 320 páginas. Tit. or. The wooden sea. Trad. Manuel de los Reyes. El protagonista, jefe de policía en un pueblo de Estados Unidos, adopta a un perro más feo que un pecado y el muy desagradecido se le muere en el trabajo. Lo entierra en el bosque pero acaba volviendo. Un suceso extraño que sólo es el anticipo de lo que está por venir. La potencia de la novela está en el ritmo de aparición de misterios que se van resolviendo y engarzando con otros y en la fuerza de ese protagonista que pasó de chico malo a adulto responsable y que tendrá que pactar consigo mismo para resolver el problema que le ha caído encima. Es difícil dar más detalles sin caer en el destripe. Creo que la trama tiene algún que otro agujero pero en general se puede hacer la vista gorda por las ideas agradables que tiene y por lo fácilmente que engancha. Por lo visto hay más novelas ambientadas en el mismo sitio, será cuestión de echarles un vistazo. Otra reseña: El mar de madera. Recomendable. Estaba de tan buen humor que me puse a cantar «Hi Ho, Hi Ho, tenemos…

Charles Stross. Amanecer de hierro.
Ci-Fi / febrero 26, 2020

La factoría de ideas, 2007. 352 páginas. Tit. or. Iron Sunrise. Trad.Manuel Mata Álvarez-Santullano. En un mundo en el que una inteligencia artificial se convirtió en una especie de Dios y desapareció de la existencia trasladando a la humanidad a una infinidad de mundos, alguien ha usado una terrible bomba que ha convertido una estrella en un núcleo de hierro y la explosión ha arrasado un sistema solar entero. Ahora un heterogéneo equipo tendrá que averiguar qué es lo que ha pasado y evitar una posible catástrofe. Novela de ciencia ficción dura basada en una premisa muy interesante (ese Escatón que aunque no está impide cualquier tipo de investigación sobre la causalidad) que no se saca artefactos mágicos de la nada y que explica bien casi todo lo que expone. Esto está muy bien. Peor está la parte final de la historia donde todo se reduce a unas cuantas conspiraciones que más o menos se ven venir y que no están -en mi humilde opinión- a la altura del planteamiento. Se deja leer. El hierro no se funde con facilidad: el proceso es endotérmico, es decir, absorbe energía. Cuando las entrañas de la estrella fueron engullidas y reemplazadas por una…

Michael Bishop. Desgraciadamente Philip K. Dick ha muerto.
Ci-Fi / noviembre 29, 2019

La factoría de ideas, 2009. 314 páginas. Tir. or. Philip K. Dick is dead, alas. Trad. María Sánchez Salvador. En una realidad alternativa, en la que Richard Nixon es un presidente casi vitalicio que ha triunfado en Vietnam, ha enviado de vuelta a África a casi todos los afroamericanos y la gente vive bajo un control policial, también ha muerto Philip K. Dick, que allí es un escritor normal que publicó sus obras de ciencia ficción clandestinamente. Pero ha vuelto… Leí este libro hace mucho tiempo y no me causó gran impresión. Lo leo ahora con más conocimiento a mi espalda y pienso lo mismo que entonces, aunque es posible que lo pueda argumentar mejor. La novela intenta ser un homenaje a Philip K. Dick y por eso aparece una realidad paralela, un ente que parece divino, una visión de otras realidades y unos protagonistas zarandeados por los acontecimientos pero encaminados a rebelarse contra el orden imperante. Lo que no estaría mal si no fuera porque Dick lo hizo mucho mejor y con más gracia. La sensación que te queda no es la de un homenaje sino la de un pseudoplagio sin demasiada enjundia, que te hace pasar el rato,…

Ken MacLeod. Ciudad motor.
Ci-Fi / junio 26, 2017

La Factoría de Ideas, 2006. 348 páginas. Tit. Or. Engine city. Trad. Marta García y José Echávarren. El libro es la tercera parte de una trilogía, algo que te das cuenta al poco de empezar a leer, pero de lo que no se informa en ninguna parte del libro, salvo en la bibliografía del autor. Por suerte te imaginas lo que falta y, en mi caso, no lo he echado de menos. Los asteroides tienen una extraña mente electromagnética y no interfieren con la vida biológica a menos que empiecen a molestar. Por eso van a alentar la pelea entre las especies de la tierra (saurios, krakens y humanos) con otra alienígena de arañas peludas. Vaya por delante que no me ha gustado. En la ciencia ficción no pido alta literatura, pero algunos fragmentos me han causado vergüenza ajena. La trama es confusa y mal estructurada. Hay acontecimientos poco plausibles, y no se aprovechan nada los conceptos. Por poner un ejemplo, en un momento dado se da una lista de los crímenes punibles y los execrables. Una lista semejante en manos de Lem hubiera sido jugosa, aquí es un simple pretexto para una mala resolución final. Aunque al final se…

Varios. Sombras sobre Baker Street.
Ci-Fi / febrero 27, 2017

La factoría de ideas, 2007. 352 páginas. Tit. Or. Shadows over Baker Street. Trad. Paz Fernández y Xesta Cabrera. La premisa es mezclar al detective más famoso de la historia con los extraños mundos creados por Lovecraft. Incluye los siguientes relatos: Estudio en esmeralda (1881), por Neil Gaiman ¡Un tigre! ¡Un tigre! (1882), por Elizabeth Bear El caso de la ondulada daga negra (1884), por Steve Perry Un caso de sangre real (1888), por Steven-Elliot Altman Las máscaras sollozantes (1890), por James Lowder Arte en la sangre (1898), por Brian Stableford El curioso caso de la señorita Violet Stone (1894) por Poppy Z. Bríte y David Ferguson La aventura de la sobrina del anticuario (1894),por Barbara Hambly El misterio del gusano (1894), por John Pelan El misterio del enigma del ahorcado (1897), por Paul Finch El terror de múltiples rostros (1898), por Tim Lebbon La aventura del manuscrito árabe (1898), por Michael Reaves El geólogo ahogado (1898), por Caitlin R. Kiernan Un caso de insomnio (1899), por John P. Vourlis La aventura del símbolo voor (1899), por Richard A. Lupoff La aventura del priorato de Exham (1901), por F. Gwynplaine Mclntyre La Muerte no se convierte en él (1902), por…

Jack McDevitt. Chindi.
Ci-Fi / noviembre 9, 2016

La factoría de ideas, 2004. 398 páginas. Tit. Or. Chindi. Trad. Pablo Rueda. El descubrimiento de un satélite extraterrestre orbitando una estrella de neutrones permite obtener una pista que puede conducir al primer encuentro con especies extraterrestres. La capitana Hutchins, contratada por la Sociedad del Contacto, seguirá estas pistas hasta llegar a descubrimientos asombrosos. Tiene el sabor de la antigua maravilla de la ciencia ficción: objetos misteriosos que evocan civilizaciones antiguas y tecnológicamente avanzadas. Un vistazo a un universo mucho más interesante de lo que los instrumentos de hoy en día no dan a entender. Pero nada más. Lo bueno del libro se acaba ahí. El resto es una serie de aventuras en la persecución de las pistas y algún enredo amoroso que me ha provocado vergüenza ajena. Por lo menos, entretenido, lo que no es poco. Pero tampoco suficiente. Newton, Einstein y McElroy habían sido afortunados. Habían vivido en épocas en las que aún existían muchos misterios acerca de la naturaleza de la vida. Pero, en la época de Pete Damon, no quedaba ya ninguno sin desvelar, aparte de la propia creación y del principio antrópico. ¿Cuál era el origen del universo? ¿Y por qué existían esos millares de…

Ken Grimwood. Volver a empezar.
Ci-Fi / octubre 28, 2016

La factoría de ideas, 2008. 320 páginas. Tit. Or. Replay. Trad. Celia Filipetto. El protagonista del libro sufre un extraño fenómeno: al morir de un infarto retrocede hasta un punto de su pasado con sus recuerdos intactos. Esta vuelta a empezar le permite tomar diferentes decisiones y aprovecharse del conocimiento del futuro para ganar dinero y explorar futuros alternativos. Se me hace difícil juzgar este libro porque es algo a lo que yo mismo le he dado muchas vueltas ¿Que haría si pudiera volver atrás con todo lo que ahora sé? Es curioso comparar los caminos que ha seguido el autor (por ejemplo, gana dinero con apuestas deportivas, algo que yo no podría hacer) con los que yo tenía pensados (por ejemplo, escribir canciones). Me ha resultado sorprendente la soledad del protagonista, que casi no ve a su familia y no se reencuentra con amigos -ni los tiene- en ninguna de sus repeticiones. Por otro lado el propio autor murió de un infarto a los 59 años, y a uno le gustaría creer que está teniendo sus sesiones de replays en algún universo alternativo. Delante de McDonough vio un puesto callejero que vendía melocotones y sandías. En uno de sus…

Robert Reed. Médula.
Ci-Fi / julio 12, 2016

La factoría de ideas, 2007. 350 páginas. Tit. Or. Marrow. Trad. Marta García Martínez. Planteamiento de ópera espacial con grandes ideas (una astronave desconocida del tamaño de Júpiter colonizada por humanos, pasajeros alienígenas, misteriosos constructores y secretos dentro de secretos). El desarrollo sigue las líneas de un thriller sin demasiadas sorpresas. A veces resulta difícil de creer que personas que viven miles de años y comparten universo con inteligencias artificiales se comporten de manera tan estúpida. El final queda abierto a continuaciones. Entretenido. Hubo una mujer, un alma extraña llamada Wune, que subió al casco y se quedó allí. No solo aceptó sus obligaciones, las abrazó. Declaró que estaba viviendo una vida moral y pura, repleta de contemplación y un trabajo esencial. Con los talentos manipuladores de un profeta, encontró conversos a su fe recién nacida, conversos que se convirtieron en una población de filósofos, pequeña y unida, que se negó a abandonar el casco. El término «remora» comenzó como un insulto utilizado por los capitanes. Pero la inesperada cultura robó el insulto y se convirtió en un nombre que ostentaban con orgullo. Un remora jamás abandonaba su traje salvavidas. Desde su concepción hasta su muerte final, era un mundo…

China Miéville. La ciudad y la ciudad.
Ci-Fi / febrero 10, 2015

La factoría de ideas, 2009. 318 páginas. Tit. Or. The city & the city. Trad. Silvia Schettin Pérez. La originalidad no se le puede negar a Miéville. Después de los excesos barrocos que ya comentamos en La estación de la calle Perdido, se saca de la manga un territorio singular, dos ciudades diferentes que comparten el mismo espacio geográfico. Que se cruzan pero cuyos habitantes se desven. La trama arranca con el asesinato de una mujer. El detective Borlú se encarga de la investigación. Pronto quedará claro que el crimen no es una cosa corriente y que se tiene que invocar a La Brecha, una especie de policia interciudades que parece poseer poderes especiales. Pero finalmente la investigación de trasladará a la ciudad coexistente de Ul Quoma, donde tendrá que trabajar con el detective Dhatt. El libro sigue las consignas del género negro de una manera impecable y construye un caso de los que te pegan a las páginas. Pero lo más interesante del libro es la situación especial de estas dos ciudades que están en el mismo sitio pero son diferentes. Metáforas y alegorías aparte, hay que quitarse el sombrero por cómo consigue el autor hacer creíble algo que…

China Miéville. La estación de la calle Perdido.
Ci-Fi / septiembre 10, 2014

La Factoría de ideas, 2001. 592 páginas. Tit. Or. Perdido Street Station. Trad. Carlos Lacasa Martín y Manuel Mata Álvarez-Santullano. Sigo insistiendo con Miéville, que parece que va por buen camino. No me ha parecido un libro perfecto, pero sí trepidante. La historia transcurre en Nueva Crobuzón (sí, tiene una página en la wikipedia más extensa que la dedicada a muchos temas). Lo he visto definido así: Nueva Crobuzón es un engendro posmodermo que es parte Londres victoriano (con autómatas a vapor), parte Brazil de Terry William (un sistema totalitario, corrupto y represor), parte Castillo de Otranto (imaginería gótica), parte Gormenghast de Mervyn Peake y parte planeta alienígena. Y si el paisaje ya se las trae, los personajes que giran alrededor de la trama (que por otra parte es sencilla, unos seres vivos de curiosas propiedades casi indestructibles que se han escapado yvan asesinando sin piedad) no tienen desperdicio: Yagharek,un hombre pájaro, Isaac Dan der Grimnebulin, científico sui géneris, Lin, su novia, humana con cabeza de insecto y artista, Motley, jefe de la mafia y ser cambiante, arañas que son casi diosas, una inteligencia artificial naciente y un largo etcétera… Todo es excesivo, fuegos artificiales sin fin. Un ejemplo ¿Cúantas…