Martin Amis. La zona de interés.
Novela / enero 6, 2021

Anagrama, 2014. 304 páginas. Tit. or. The zone of interest. Trad. Jesús Zulaika. Historia ambientada en un campo de concentración y contada a tres bandas. Golo es el sobrino de un alto jerarca nazi, seductor y enamorado de la mujer de Paul Doll, comandante del campo. La tercera voz es la de Szmul, judío que colabora con los verdugos porque cree que así puede salvar algunas vidas. Como siempre las fajas exageran demasiado al decir que es de las mejores o la mejor novela de Amis. En mi opinión es muy inferior a aquella Flecha del tiempo, que era más original tratando el mismo tema. Los personajes están muy bien, y por supuesto la escritura no tiene pegas. Estamos hablando de un escritor con mucho oficio. Pero no es su mejor novela ni de lejos. Lo mejor es lo que se lee de trasfondo, el decorado. Si Harendt hablaba de la banalidad del mal aquí asistimos a las tribulaciones de dos personajes que sufren por amor, por los celos o por mil tonterías más, mientras de fondo se acumulan los muertos y los problemas que trae la masacre a gran escala. Ese es el gran acierto de la novela y…

Josep María Castellet. Seductores, ilustrados y visionarios.
Ensayo / diciembre 16, 2020

Anagrama, 2010. 280 páginas. Sinposis: Manuel Sacristán, Carlos Barral, Gabriel Ferrater, Joan Fuster, Alfonso Carlos Comín y Terenci Moix, que con los años se convirtieron en figuras destacadas de la vida cultural catalana y española de la segunda mitad del siglo XX, son los protagonistas de Seductores, ilustrados y visionarios, aunque Castellet también nos ofrece algunas claves de su propio retrato al entrelazar su biografía con la de los otros. El autor, más que un estudio erudito o biográfico, nos cuenta sus vivencias con los personajes, anécdotas, y se retrata a sí mismo en estas páginas que son un homenaje, un rescate del olvido y una despedida. Delicioso. Otra reseña: Seductores, ilustrados y visionarios. Ficha en Anagrama: Seductores, ilustrados y visionarios. Recomendable. Renacía entonces el trinomio que él mismo había expresado con reiteración: Fe/Creación/Liberación. Diríamos que en el ámbito de la cultura encontraba la plenitud del sentido de sus postulados, al subrayar el papel fundamental del segundo de estos conceptos. Pero jamás abdicaba de extenderlo a todo el conjunto del tejido social. Lo que ocurría es que en la identidad Palabra/Creación era donde encontraba el máximo consuelo personal en los momentos de desfallecimiento físico. Porque persistía siempre el problema de…

Lucía Lijtmaer. Ofendiditos.
Ensayo / diciembre 8, 2020

Anagrama, 2019. 90 páginas. Ensayo sobre el debate, más vivo que nunca por las redes sociales, de si estamos viviendo en un exceso de corrección política. De si un nuevo puritanismo está resucitando la censura. La respuesta que da la autora, y que yo comparto, es que no es así. La queja está en la calle: ya no se pueden decir ciertas cosas porque las feminazis y los ofendiditos van a poner en marcha una caza de brujas y un linchamiento contra aquellos que han tenido la valentía de expresarse sin pelos en la lengua. Pero lo cierto es justamente lo contrario. Frente a peticiones fundadas por parte de colectivos de un poco de respeto nos encontramos reacciones histéricas por parte de quien ve peligrar sus privilegios. Por resumir excesivamente. Si el colectivo LGTBI+ protesta por el uso de la palabra ‘maricón’, que es despectiva, son unos ofendiditos de piel fina. Pero ¿no son más ofendiditos los que se sienten linchados por usar determinadas expresiones? Al fin y al cabo siguen teniendo la libertad de expresión de usarlas y la usan con frecuencia. Un tema más sangrante es la diferencia con los ofendidotes que no se utiliza en el libro…

Giorgio Manganelli. Centuria.
Cuentos / noviembre 4, 2020

El título es irónico puesto que nos encontramos con cien cuentos de una página que bien podrían ser el germen de una novela río, pero que distan mucho de serlo. Todas comienzan de manera similar hablando de un señor o una señora que está haciendo algo y luego la trama -mínima- se va desenvolviendo por caminos que a veces transitan lo onírico y lo metafísico. Los primeros cuentos me dejaron bastante frío y ya pensaba que iba a ser uno de esos libros que pese a ser cortos se hacen eternos pero a partir de los 15 primeros no sé si es que le cogí el gusto o que la calidad mejora, pero disfruté prácticamente cada uno de los relatos. Cuentos con un sabor muy particular. Otras reseñas: Centuria y Centuria. Muy recomendable. Un famoso fabricante de campanas, de larga barba y absolutamente ateo, recibió cierto día la visita de dos clientes. Iban vestidos de negro, muy serios, y mostraban un bulto en los hombros, que el ateo pensó que podía ser las alas, como se dice que usan los ángeles; pero no hizo caso, porque no era conciliable con sus convicciones. Los dos señores le encargaron una campana de…

Julian Barnes. El loro de Flaubert.
Novela / junio 8, 2020

Anagrama, 1986, 1994, 1995, 1997, 1999, 2001, 2005, 2007, 2009. 230 páginas. Tit. Or. Flaubert’s parrot. Trad. Antonio Mauri. Copio la sinopsis de aquí: El loro de Flaubert Si nos preguntaran en la librería cuál es el mejor título para comenzar a leer a Julian Barnes, sin duda responderíamos que El loro de Flaubert. Aunque Barnes es un autor que ha ido creciendo literariamente con el paso de los años, esta su tercera novela contiene ya los ingredientes más destacados de su estilo. El protagonista, un médico viudo llamado Geoffrey Braithwaite, ha leído la obra completa de su autor favorito, Gustave Flaubert, y también la bibliografía escrita sobre él. Solo le queda, pues, conocer el entorno del escritor de Madame Bovary e indagar así, directamente, en su proceso de creación, en su vida amorosa… y en el loro que da título a la novela. El viaje de Braithwaite es entonces tam­bién nuestro viaje a lo que ha dado en llamarse metaliteratura, en cuya tradición cabe situar a Cervantes, Borges o Italo Calvino. Una apuesta literaria que otorga a la ficción ese tinte de ensayo tan barnesiano. Lo he puesto como novela pero está a medio camino entre la ficción y…

Gordon Burn. Felices como asesinos.
Ensayo / junio 4, 2020

Anagrama, 2000. 424 páginas. Tit. Or. Happy like murderers. Trad. Antonio Resines y Herminia Beria. Creo que llegué a este libro a través de Martin Amis, cuya prima fue asesinada por Fred y Rose West. Su hija había desaparecido y sospecharon de sus padres. Excavaron el el jardín y se encontraron una cantidad enorme de huesos, todos de las víctimas de la pareja. Eran unos asesinos en serie. El libro nos habla de la vida de la pareja, sus trabajos, lo que se sabe de los crímenes, todo con abundante documentación. Ya son varios libros y artículos en los que me encuentro de que la frase típica de ‘siempre saludaba’ el asesino en serie que parece una persona normal pero luego esconde en su interior a un asesino es mentira. A muchos psicópatas se les ve venir de lejos. Pienso en la figura del solitario del que los vecinos decían que era un hombre violento. También lo eran Fred y Rose, sólo que nadie le dio la mayor importancia. Se compara el libro con ‘A sangre fría’ y nada que ver. Aquí no hay pulso narrativo, se detiene en detalles irrelevantes y aburridos, la narración más que avanzar se arrastra…

John Banville. Los infinitos.
Novela / junio 1, 2020

Anagrama, 2010. 292 páginas. Tit. Or. The inifinities. Trad. Benito Gómez Ibáñez. La acción abarca una sola jornada y gira en torno a Adam, un matemático genial que yace en coma esperando la muerte. A su alrededor danzan el dolor de su esposa Ursula, la desquiciada sensibilidad de su hija Petra, la belleza de su nuera, varios amigos y sirvientes, la lealtad de su perro Rex y dioses como Hermes, Zeus o Pan. Como ven, asistimos a una especie de Arriba y Abajo metafísico en el que tiene una especial importancia el hijo de Adam, que se llama igual y “tiene un secreto, que no revelará a nadie, ni siquiera a su mujer, por miedo al ridículo. Cree firmemente en la posibilidad del bien”. Una novela excelentemente escrita en la que se mezclan sin rozaduras asuntos humanos y dioses griegos porque la existencia y la muerte nos atenaza a todos por igual. Lenguaje depuradísimo, tanto que cuando he leído un libro con el pseudónimo que utiliza para escribir novela negra me quedé sorprendido de la diferencia enorme de calidad. Aquí una excelente reseña de donde he copiado el extracto: Los infinitos y otra más: Los infinitos. Muy recomendable. El padre…

Julian Barnes. La mesa limón.
Cuentos / mayo 1, 2020

Anagrama 2005, 2007. 236 páginas. Tit. Or. The lemon table. Trad. Jaime Zulaika. Incluye los siguientes cuentos: Una breve historia de la peluquería La historia de Mats Israelson La de cosas que sabes Higiene El reestreno Vigilancia Corteza Saber francés Apetito La jaula para frutas El silencio Que giran en su mayor parte alrededor de la vejez y la muerte. Con Barnes voy teniendo mis encuentros y desencuentros pero, a pesar de que se prodiga poco en el relato, es posiblemente su libro que más me ha gustado. Especialmente Apetito, con su libro en el congelador y el último, El silencio sobre el compositor Sibelius. Otras reseñas aquí: La mesa limón y La mesa limón . Muy recomendable. En años posteriores, cuando Gertrud le reprendía, cuando el aquavit hacía efecto, cuando miradas corteses le decían que, verdaderamente, se había convertido en un pelmazo, cuando el lago se congelaba por los bordes y la carrera de patines hasta Ráttvik podía celebrarse, cuando su hija salió de la iglesia como una mujer casada y él vio en sus ojos más esperanza de la que sabía que existía, cuando empezaron las largas noches y su corazón parecía cerrarse para hibernar, cuando su caballo…

J.A. González Sainz. Ojos que no ven.
Novela / abril 28, 2020

Anagrama, 2010. 156 páginas. Historia de un padre cuyo hijo es simpatizante e incluso participante en los asuntos de una banda armada, que aunque no se nombra en el texto, uno imagina de manera clara que se trata de ETA. El texto me pareció excesivamente maniqueo, no hace falta resaltar lo malo que es el terrorismo porque ya lo sabemos todos y fuera del círculo propio sería muy difícil encontrar a nadie que simpatice con el movimiento. Dentro de la trama, sin embargo, me gustó especialmente la página que transcribo aquí, que fija -acertadamente- el límite de cualquier ideología, de cualquier fanatismo, en tomar el derecho de acabar con la vida de alguien. Aquí una reseña con la que coincido mucho: Ojos que no ven Se deja leer. Y sé también, por mucha burla que me hagas, que unas cosas son verdaderamente nobles y otras verdaderas y colosales engañifas, que unas son dignas y otras cochambrosa y repugnantemente indignas, las unas hacederas y las otras imposibles y engañosas, y unas convenientes para la mayor parte y otras, a la corta o a la larga, contraproducentes para casi todos, inclusive para quienes más están dando todo el santo día la lata…

Patrick Modiano. El horizonte.
Novela / abril 24, 2020

Anagrama, 2010. 160 páginas. Tit. Or. L’horizon. Trad. María Teresa Gallego. Jean Bosmans intenta reconstruir una breve relación que tuvo con Margaret Le Coz hace bastantes años mediante retazos de un pasado que le vienen a la memoria de forma poco concreta, fragmentos de episodios y alguna nota que permanece a su alcance. Margaret vive en los barrios más alejados escondiéndose de una amenaza difusa pero enérgica. En su revivir Bosmans va concretando aquellos días casi olvidados en una búsqueda de sí mismo y de las incógnitas de aquella relación que quedó incomprensiblemente cortada y que ha permanecido olvidada en un rincón hasta este momento. De El horizonte Modiano siempre Modiano con algunos tics que delatan cambios, ligeras variaciones que mantienen la estructura, el juego con el lector, la época y, por supuesto, el París de todos sus libros ambientados en la “Ciudad de la Luz”, al que tiñe de una pátina de gris y sombras perpetuas. La memoria, frágil, huidiza, existencial y literaria sigue presente. Los antihéroes, las heroínas necesitadas de ayuda y los paseos, a pie o en metro, siguen siendo los componentes esenciales de El horizonte. De El horizonte Modiano construye un ambiente típicamente suyo, melancólico, en…