Tomás Eloy Martínez. Santa Evita.
Novela / julio 30, 2019

Alfaguara, 2002. 430 páginas. Historia de los últimas días de Evita y, sobre todo, lo que ocurrió tras su muerte y las peripecias de su cadáver y de quienes tuvieron que encargarse de él. El tópico de que la realidad supera a la ficción aquí es patente, porque ni las pasiones que despertó Evita, ni las idas y venidas de su cadáver embalsamado serían creíbles de no ser porque son ciertas. Enfrentado a eso el autor se refugia en una investigación exhaustiva y en meter autoficción y dar cuenta de sus labores detectivescas y de cómo le alcanzó, siquiera de refilón, la maldición de los que se ocuparon de su cadáver. Los hechos son comprobables aunque el autor cargue las tintas en los huecos en los que puede. Imprescindible como documental de una aventura increíble. Como novela le lastra un poco tanto hecho maravilloso. Quizás hubiera ganado si en vez de buscar el rigor se hubiera entregado al realismo mágico. Interesante. Algo parecido sucedió en octubre de 1976, cuando el cadáver fue trasladado desde la residencia presidencial de Olivos al cementerio de la Recoleta. Evita iba en una ambulancia azul del hospital militar de Buenos Aires, entre dos soldados con…

Thomas Bernhard. Trastorno.
Novela / junio 27, 2019

Alfaguara, 2002. 224 páginas. Tit. Or. Verstörung. Trad. Miguel Sáenz. Dos estupendas reseñas: Trastorno y Trastorno El libro pega un salto de la primera a la segunda parte en la que un narrador toma las riendas se aleja de narrativas tradicionales y encadena un discurso fresco, chispeante y rocambolesco que te marea como una copa de buen vino. La sonrisa de las mujeres que despiertan de su sueño y saben que no tienen salvación, cuando comprueban que todavía están en un mundo de sufrimientos, está hecha sólo de espanto. Pienso una y otra vez que estoy abandonado. Y siento esa idea como la más repugnante de las ideas: estar abandonado. La soledad es el camino de los hombres hacia la repugnancia. La vejez es una gran repugnancia. La juventud es un asco, pero la vejez es repugnante. Mis parientes deambulan como muertos y a veces tengo ganas de llamarlos y gritarles a la cara que dejen de estar muertos. «En la alta sociedad, la baja parece útil; en la baja, la alta parece inútil», dijo el príncipe, y luego: «los hombres, cada uno por sí solo, pueden concebirse muy bien como folletines que diariamente continúan, impresos en la Naturaleza. En…

Knut Hamsun. Trilogía del vagabundo.
Novela / octubre 30, 2018

Alfaguara 2005, 2006. 518 páginas. Trad: F.C., Pedro Camacho y Luis Molins. Nada conocía del autor antes de enfrentarme a la lectura de este texto, pero luego he seguido las vicisitudes de su vida (Knut Hamsun). Incluyendo una reunión con Hitler -era admirador de los nazis- que acabó como el rosario de la aurora. Son tres novelas que tienen como protagonista a un vagabundo -aunque no tanto en el sentido moderno- es alguien que ha dejado atrás su vida burguesa y se dedica a vivir a salto de mata, con los trabajos que le van saliendo y sin más objetivo en la vida que ver el día siguiente. Por el camino se retrata con una prosa excelente y una mirada certera la sociedad de su tiempo. El autor escribe muy, muy bien. No es prosa del XIX, es prosa intemporal, fresca como los arroyos del deshielo de los grandes montes, y tan poética como sus paisajes. La única razón para que no sea un autor más famoso imagino que se debe a sus filiaciones políticas. Un libro extremadamente recomendable. Otra reseña: Un vagabundo toca con sordina Cuando el sol se ponga, tal vez el somormujo entone sus melancólicos hurras desde…

Edmundo Paz Soldán. Los vivos y los muertos.
Novela / julio 18, 2018

Alfaguara, 2009. 208 páginas. El pueblo de Madison se ve conmocionado por una serie de trágicas muertes. Primero dos gemelos en accidente de tráfico, después unas jóvenes víctimas de un maníaco sexual. Narrado de forma coral vemos el impacto en la vida de sus habitantes. Esperaba más del libro por las recomendaciones que había recibido y por el planteamiento de entrada. No está mal escrito (no llega al nivel de planitud de aquella formas de mirar al agua) pero la prosa no es que destaque demasiado. Los sucesos que se narran son bastante fuertes, pero el libro apenas me ha conmovido. Un libro correcto que no es, como dice mi admirado Iwasaki, el boom de la literatura boliviana. Se deja leer. Hizo una sonrisa picara. Volví a ruborizarme. Debían ser más de las cinco. A lo lejos vimos a uno de los cuidadores regando las canchas de tenis. En la puerta principal se encontraba Peter Woodruff, el guardia de seguridad del que todas las alumnas de Madison High se enamoraban tarde o temprano, como si fuera un ritual. Era alto y corpulento, tenía hoyuelos en las mejillas y una sonrisa de niño travieso. Su físico intimidaba, pero su rostro proyectaba…

José Donoso. Historia personal del Boom.
Ensayo / junio 11, 2018

Alfaguara, 1999. 224 páginas. El boom fue una verdadera explosión de talento y de buenas novelas hispanoamericanas, pero en su momento fue muy criticado. Unos decían que era sólo una estrategia comercial, otros que una capillita que se daba autobombo entre ellos. Esto es lo que se deduce de la lectura de esta historia personal. Cuando todo estaba fresco Donoso defiende al boom de estúpidas acusaciones, y nos proporciona un punto de vista único, por su protagonismo en ese momento y porque ahora, con esos escritores ya canonizados, se hace difícil creer que pasaron penurias y envidias varias. Se complementa con un epílogo de su mujer repleto de jugosas anécdotas y un epílogo del propio autor poco después del premio Nobel a Gabriel García Márquez, cuando ya estaba claro que el boom había pasado a la historia. Muy recomendable. Tengo que repetir que no soy un crítico profesional; ni un estudioso que sabe salpicar su texto con citas en cursiva y con impresionantes asteriscos de llamadas eruditas; ni un teórico, dueño de un sistema monolítico que pretende explicar los fenómenos literarios: todo lo que digo es tentativo, anecdótico, testimonio personal, impresión, aproximación, y por lo tanto rebatible con otros testimonios,…

Julio LLamazares. Distintas formas de mirar el agua.
Novela / enero 24, 2018

Alfaguara, 2015. 192 páginas. Una familia depositan las cenizas del abuelo muerto en el pantano que cubre el pueblo en el cual vivió. Vemos los pensamientos de cada uno de ellos reflexionando sobre la vida y la muerte. Sólo hay algo peor que un libro malo. Un libro malo y aburrido. Éste, en concreto, se me caía de las manos. Y eso que yo he leído cosas malas. La estructura de los puntos de vista múltiples podía dar mucho juego. Se podía contar algún secreto familiar aportando diferentes versiones. Se podría hacer un juego de estilos contraponiendo lenguajes. Se podrían haber hecho muchas cosas, pero el autor no hace nada de nada. Todos los personajes hablan igual y todos cuentan lo mismo, reflexiones de peseta sobre los tiempos pasados y presentes. Algunas de vergüenza ajena. Sólo se dejan leer la primera historia, el punto de vista de la abuela y la última, el hijo discapacitado. El resto sobra por completo. Dicho esto la edición que tengo yo es la quinta, y no sé muy bien qué conclusión se puede sacar del hecho. Un tostón infumable. Quizá tendría que visitar más estas montañas. Quizá, ahora que el abuelo va a descansar…

Lucia Berlin. Manual para mujeres de la limpieza.
Cuentos / octubre 4, 2017

Alfaguara, 2016. 430 páginas. Trad. Eugenia Vázquez Nacarino. Incluye los siguientes relatos: Lavandería Ángel Doctor H. A. Moynihan Estrellas y santos Manual para mujeres de la limpieza Mi jockey ElTim Punto de vista Su primera desintoxicación Dolor fantasma Dentelladas de tigre Apuntes de la sala de urgencias, 1977 Temps Perdu Carpe Diem Toda luna, todo año Buenos y malos Melina Amigos Inmanejable Coche eléctrico, El Paso Atracción sexual Gamberro adolescente Paso Perdidos Penas Bonetes azules La vie en rose Macadán Querida Conchi Triste idiota Luto Panteón de Dolores Hasta la vista Una aventura amorosa A ver esa sonrisa Mamá Carmen Silencio Mijito 502 Y llegó el sábado B. F. y yo Espera un momento Volver al hogar He estado buscando y al menos en la base de datos del isbn no consta que se hubiera publicado antes ningún libro de Lucia Berlin ¿Por qué? ¿Cómo es posible que una autora de tanta calidad haya pasado tan desapercibida? Se ha montado un cierto revuelo con la publicación de este libro, y no es de extrañar. Son relatos oscuros, autobiográficos, contados desde el interior de un pozo oscuro. Hay que ir leyéndolos poco a poco, porque demasiados de golpe te deja el…

Juan Gabriel Vásquez. Las reputaciones.
Novela / mayo 31, 2017

Alfaguara, 2013. 140 páginas. La recepción de un homenaje al conjunto de su carrera activa la maquinaria de los recuerdos de Javier Mallarino, que dejó la carrera de pintor por la de caricaturista, y que con sus dibujos tenía el poder de hundir o elevar a los personajes públicos. Una lucha contra los abusos de autoridad que, en ocasiones, puede pecar de lo mismo que critica. Nada que objetar a la prosa y construcción de la novela, a la reflexión sobre cómo nos cambia el poder y lo que estamos dispuestos a responsabilizarnos de él. Buena, pero no memorable. «No se sabe todavía. Se sabe que se lo conceden, pero no se sabe adonde la mandan. No va a estar en Bogotá, eso sí es seguro. Pero la vamos a ver más.» «¿Por qué sabes?» «Porque ella me lo dijo. Me dijo que la íbamos a ver más. Me dijo: «Nos vamos a ver más». Me dijo que se sentía sola, que llevaba meses sintiéndose sola. Y también te lo hubiera dicho a ti, si tuvieras un computador.» Pero Mallarino se dio cuenta de que no era un reproche serio: era un juego, un guiño amistoso, un golpe de codo…

A. S. Byatt. El libro negro de los cuentos.
Cuentos / marzo 8, 2017

Alfaguara, 2007. 214 páginas. Tit. or.Little black book of stories. Trad. Susana Rodríguez-Vida. Incluye los siguientes cuentos: La cosa del bosque Arte corporal Una mujer de piedra Material en bruto La cinta rosa Más preocupada por el lenguaje y la construcción formal que por la historia subyacente. Me gustó mucho ‘Arte corporal’, por su retrato descarnado de la joven artista y su relación con el médico. También bueno el último, descripción del progresivo deterioro de la mente. Una buena reseña aquí: El libro negro de los cuentos —Estoy poniendo las cosas verdaderamente coloridas en el lado infeliz. —¿El lado infeliz? —El de las que ya no tienen esperanza. El de los bebés muertos y las trompas ligadas. Jodida suerte tener que estar ahí acostada y oír los chillidos de los crios de las otras durante toda la noche sin poder pegar ojo. Creo que sois muy crueles, si te interesa saberlo. —Nos faltan camas —contestó él. De súbito reapareció en ella el veneno que destilaba su pálida chifladura, y dijo: —Conozco bien todo esto. Muy bien. Los médicos están sobrecargados de trabajo, quieren tener cerca todos sus casos para hacerles la visita, los úteros enfermos cerca de los úteros sanos,…

Mia Couto. La confesión de la leona.
Novela / febrero 10, 2017

Alfaguara, 2016. 216 páginas. Tit. Or. A confissao da leoa. Trad. Rosa Martínez-Alfaro. Otra recomendación de los meetups literarios, muy acertada. En Kulumami están sufriendo ataques de leones. Para solucionarlo contratan a un cazador forastero. Pero el problema no son sólo los animales. Una reflexión acerca de la invisibilidad de las mujeres y su papel de víctimas en determinadas sociedades. Muy bien escrito, con frases de gran efecto, y contagiado del mundo mágico de la sabana africana. Se alternan los diarios de Mariamar, hermana de la última víctima y víctima ella misma y los de Arcángel Baleiro, cazador a la búsqueda de su propia identidad. Estuve ingresada un tiempo en la enfermería sin atisbo de mejora. La medicina había desistido de mí, pero no fue por eso por lo que no me llevaron de vuelta a Kulumani. En el hospital de Palma permanecí con menos vida y menos compañía aún. Solo después entendí el aplazamiento de mi regreso. Mi abuelo Adjiru había muerto esos días. No quisieron que estuviera presente. No para ahorrarme la despedida, sino para que esa despedida me durase la vida entera. *** En el primer aniversario de la muerte del abuelo, me llevaron a visitar su…