François Rabelais. Gargantúa y Pantagruel.
Novela / septiembre 2, 2019

Acantilado, 2011. 1508 páginas. Tit. Or. Gargantua et Pantagruel. Trad. Gabriel de Hormaechea Arenaza. Excelente edición y traducción de los cinco libros que componen el Gargantúa y Pantagruel, libro muy conocido y que ha pasado a la cultura popular, pero que imagino que es poco leído. Y no es para menos, puesto que son 1500 páginas en total. Se mantienen juegos de palabras y para evitar anotaciones de pie de página que entorpezcan la lectura todos los capítulos están precedidos por un pequeño prólogo que ilumina los conceptos que se tratarán, y explica las referencias para que cuando empecemos a leer tengamos los datos en la mano. Si se compara esta edición con otras que circulan por ahí la diferencia es notable. Cierto es que muchos de los chistes ya no nos dicen nada. Una crítica a Carlos V nos es tan lejana como le será a un lector del siglo XXV los chistes sobre Trump. Pero gran parte del humor es escatológico, y eso nunca caduca. Otros, como las parodias de las leyes, el hermetismo de los intelectuales, la inutilidad de cierto tipo de educación siguen estando de actualidad. Los chistes sobre sexo y cornudos siempre estarán a la…

Chateaubriand. Memorias de ultratumba.
Ensayo / junio 3, 2019

Acantilado, 2004. 2724 páginas. Tit. Or. Memoires d’outre-tombe. Trad. José Ramón Monreal. Impresionante edición en dos tomos bastante cómodos de manejar de un texto que alcanza casi las 3000 páginas de una visión muy particular de un momento clave de la historia de Francia y, por la magnitud, mundial. Chateaubriand fue testigo de excepción de varios momentos claves de la historia de Europa: la revolución francesa, el ascenso de Napoleón y la restauración monárquica. Y no vio los toros desde la barrera sino que estaba ahí, en el centro de los acontecimientos, siendo historia él mismo. Lo que cuenta lo sabe de primera mano. Pese a haber vivido lo que se podría definir como el inicio del fin de las monarquías, él era profundamente monárquico, defendiendo el derecho de los reyes en momentos en los que lo mejor hubiera sido callarse. Admiró a Napoleón aunque estuviera en su contra -y uno se imagina que, de haberse dado la circunstancia de que Napoleón hubiera sido rey, lo hubiera defendido hasta la muerte. No soy yo el más adecuado para indicar el valor de estas memorias como documento histórico. Como lector de a pie me he encontrado un relato vibrante, muy alejado…

Gérard de Nerval. Sylvie.
Novela / mayo 8, 2019

Acantilado, 2002. 80 páginas. Tit. Or. Sylvie. Trad. Luis María Todó. Novela de amores perdidos, donde el protagonista evoca desde París como su corazón se debatía entre dos muchachas. Sucesivas vueltas al pueblo le permiten, a la vez, evocar los tiempos pasados y reencontrarse con los tiempo presentes. Escrito con una prosa delicada y poética, con una estructura narrativa bastante moderna y libre, deja muy buen sabor de boca. No me ha dejado trastornado como a Eco y a Proust pero me ha gustado mucho. Otra reseña: Sylvie Recomendable. — ¡Mira quién está ahí, el parisino!—me dijo el tío Dodu—. ¿Vienes a pervertir a nuestras jóvenes? —¿Yo, tío Dodu? —¿Las llevas al bosque cuando el lobo no está? —Tío Dodu, usted sí que es un lobo. —Lo fui mientras encontré ovejas; ahora sólo encuentro cabras, ¡y que saben defenderse muy bien! Pero vosotros los de París sois muy tunos. Jean-Jacques tenía mucha razón cuando decía: «El hombre se corrompe en el aire emponzoñado de las ciudades.» —Tío Dodu, usted sabe muy bien que el hombre se corrompe en todas partes. El Tío Dodu empezó a entonar una canción de taberna; en vano quisieron detenerle cuando llegó a una estrofa escabrosa…

Guido Ceronetti. El monóculo melancólico.
Ensayo / marzo 29, 2019

Acantilado, 2013. 204 páginas. Tit. Or. L’occhiale malinconico. Recopilación de ensayos que tratan temas que van desde el Cristo de Grünewald hasta la guerra civil española. Del presidente de China ante el cuadro de la maja desnuda hasta el tema de la mujer. Una mitad no la he entendido. Guido no sólo es críptico -como ya lo dice de sí mismo en el texto- también maneja muchas referencias que se me escapan. Que uno es culto pero no tanto como el autor. En la mitad que he entendido hay de todo: cosas que me han parecido geniales, algunas que me han divertido y otras que, sinceramente, no hay por donde cogerlas. Por poner un ejemplo en un momento dado dice la frase: Teatro de Lorca, de una imbecilidad insufrible Con la que no puedo estar menos de acuerdo en el fondo y en la forma. Otros como Dolor-tiempo-tanatos tiene un enfoque de lo femenino que huele un poco a rancio. En conjunto no me ha gustado demasiado; quizás a alguien más inteligente que yo le parezca lo contrario. En las ciudades, los gallos ya no cantan, por eso la noche ya no tiene fin. Cuando se transita por el camino…

Michel de Montaigne. Los ensayos.
Ensayo / marzo 12, 2019

Acantilado. 1800 páginas. Todo bien: la edición, impecable; la traducción, magnífica; el contenido, un clásico. Si hoy en día llamamos ensayos a los ensayos es por este libro. Y tienen ese nombre porque no son un tratado, sino una simple prueba, reflexiones de un esritor que no tiene ninguna intención de sentar cátedra. Parten de la humildad y llegan a la cumbre. Montaigne no es un pensador, no crea un sistema como Descartes o intenta acotar el pensamiento como Kant. Pero es muy inteligente, divertido, erudito y cercano. Pensaba que me aburriría con tantas páginas de hace tanto tiempo, pero no. SIempre hay anécdotas divertidas, reflexiones interesantes, comentarios acertados. Lo he sentido muy cercano. Casi como un amigo con el que conversar. Un amigo con cosas que decir, lo que en estos tiempos de tanta tontería y pensamientos imbéciles disfrazados de profundidad es refrescante. ¡Tenemos que ir a leer cosas nuevas en textos de hace 500 años! Los clásicos no son clásicos porque una junta de sabios así lo ha decidido, sino porque lectores de cualquier época sacan provecho de lo que contiene. La edición no puede ser mejor: abundantes notas a pie de página, un prefijo (a,b,c) para indicar…

Predrag Matvejevic. Nuestro pan de cada día.
Ensayo / febrero 20, 2019

Acantilado, 2013. 197 páginas. Tit. Or. Kruh nas. Trad. Luisa Fernanda Garrido y Tihomir Pistelek. Recorrido en siete capítulos -que no son por casualidad- acerca de la historia, etimología, significado apariciones y demás milagro de un alimento tan básico como el pan. Desde su presencia en diferentes culturas como alimento básico a su papel en muchas de las religiones. Desde el humilde pan, a veces duro como una piedra, que llevaban los soldados hasta las exquisiteces del pan creado con agua de arroyo y harina de calidad. Desde el pan de las épocas de escasez, construido con poco pan y mucho serrín, que destroza el estómago, hasta el pan ácimo de la eucaristía que estuvo en la base de un cisma. La erudición que despliega el autor es impresionante y no siempre ha jugado a favor mientras lo leía. El lenguaje es muy poético, alejado del estilo habitual de libros de divulgación. Más parece una historia sentimental que historiográfico. El epílogo, dónde el autor desnuda su alma y explica los motivos que le llevaron a escribir este libro -él también comió el pan miserable de los años peores- sirve de justificación a todo el libro. Me recordó a otro escritor…

Bernard Quiriny. Cuentos carnívoros.
Cuentos / enero 14, 2019

Acantilado, 2010. 220 páginas. Tit. or. Contes carnivores. Trad. Marcelo Cohen. Incluye los siguientes relatos: Sanguina El episcopado de Argentina Qui habet aures… Unos cuantos escritores, todos muertos Quidproquopolis {De cómo hablan los yapus) Mareas negras Mezclas amorosas Crónicas musicales de Europa y otros lugares La invención de Gaudí (Bélgica, 1930) Haciendo bramar la torre (Francia, 1962) La dificultad no es nada (Argentina, 1945) La música que flota en el aire (Columbia Británica, 1965) Sinestesia (Alemania, 1987) Noticias tristes de Eicher (Francia, 2006) Recuerdos de un asesino a sueldo I. El aburrimiento II. El asunto Yavorov III. Dylan iv. Autorretrato v. Dos pequeñas infidelidades El cuaderno Extraordinario Pierre Gould El pájaro raro Una borrachera perpetua I. Una bibliografía pobre II. Notas sobre mi padre III. El manuscrito IV. Una borrachera perpetua Cuento carnívoro El primer relato es magnífico, tanto en lo increíble de la situación (un hombre encuentra a una mujer naranja y lo que sucede a continuación le sorprenderá) como en el cierre, del todo prosaico y con un humor negro muy fino. La misma retranca tenemos en Mareas negras, donde una asociación de críticos de derrames petrolíferos se lamentan de la desgracia que supone una catástrofe de tal…

Jaume Vallcorba. De la primavera al paraíso.
Ensayo / noviembre 20, 2018

Acantilado, 2013. 104 páginas. El libro nace como conferencia para el ingreso del autor en la Real Academia de Doctores de Cataluña, luego expandida para tomar forma de libro. Analiza la evolución del concepto de amor desde los trovadores a Dante. En los trovadores nos encontramos con el amor cortés, un amor que busca con afán el encuentro de los amados pero con la certeza de que éste no se realizará jamás. Los fragmentos incluidos de los poemas de trovadores son deliciosos. Con todo ese amor eternamente insatisfecho tiene una buena parte de lo que ahora llamaríamos pose: nadie se mataba por culpa de ese amor. Con Dante el amor toma otro sentido más profundo, inspirado por el cristianismo. Bastante recomendable, sobre todo si te interesa el tema. Y como anhelo a la más perfecta de las mujeres, tanto mi obra como yo mismo hemos de adecuarnos a ella con precisión. Recordemos el poema de Arnaut Daniel, citado al principio: e doñeas ieu, qu’en la gensor entendí, deifar chanso sobre totz de tal obra que no-i ata motfals ni rim’estrampa. Es así, pues, como la canción es objetivación artística de una forma superior de cortesía, concreción literaria de las virtudes…

Peter Stamm. En jardines ajenos.
Cuentos / octubre 10, 2018

Acantilado, 2006. 150 páginas. Tit. Or. In fremden Gärten. Trad. María Esperanza Romero. Incluye los siguientes relatos: La visita La pared en llamas En jardines ajenos Toda la noche Como una niña, como un ángel Fado Todo lo que falta La parada Deep furrows El experimento, el beso Como estoy escribiendo esto más de dos años después de leer el libro maldita sea si me acuerdo de algo. Sólo una cosa, no me gustó demasiado y pensé que la fama de Stamm -que me venía muy recomendado- no era para tanto. Si quieren saber de qué va el libro aquí: En jardines ajenos. Si quieren una crítica elogiosa aquí: En jardines ajenos. Y si quieren ver lo que yo pienso aquí: Literatura de descansillo. Al principio los hijos aún tenían las llaves de casa. Regina casi había tenido que obligarlos a coger aquellas llaves grandes y viejas. Consideraba normal que las tuvieran. Pero, con los años, uno a uno fueron devolviéndoselas. Que temían perderlas, dijeron, que al fin y al cabo estaba el timbre y ella no se movía de casa. ¿Y si pasaba algo? Sabían perfectamente dónde estaba escondida la llave del sótano. Pero en una ocasión sí se…

Ogai Mori. El ganso salvaje.
Novela / mayo 11, 2018

Acantilado, 2009. 160 páginas. Tit. Or. 雁 Trad. Lourdes Porta. Suezô es un conserje de universidad que además de las funciones de su cargo se dedica a prestar dinero a los estudiantes. Gracias a las ganancias que obtiene puede vestir bien, como es su gusto y, con el tiempo, puede permitirse el lujo de tener una mantenida. La bella Otama es cedida por su padre para paliar su pobreza y es alojada en una casa desde donde verá pasear al joven estudiante Okama. Una posible historia de amor. Novela de sentimientos contenidos, en la que todo transcurre plácidamente, contada desde diferentes puntos de vista (el conserje, la mantenida, la mujer, el estudiante, el amigo del estudiante que es finalmente el narrador). Agradable de leer por la buena prosa y el dibujo de los personajes. Y muy moderno para la época en que fue escrito. Recomendable. Otra reseña: EL ganso salvaje Cuando su esposa lo importunaba al respecto, Suezó solía decirle: —¡ No digas tonterías, mujer! Tu caso es distinto al mío. Yo me visto bien porque tengo que tratar con gente—y se la sacaba de encima. Sólo después de que los préstamos le produjeran pingües beneficios, empezó a acudir a…