Ignacio Vidal-Folch. Amigos que no he vuelto a ver.

agosto 27, 2005

VidalFolchAmigos
Anagrama, 1997. 182 págs.

Desencuentros

Lo primero que leí de Vidal-Folch fue el libro de relatos ‘El arte no paga’, algunos de los cuales ya los había leído en la revista ‘Star’. Un libro tan corrosivo y divertido que me convirtió automáticamente en fan del autor. Leí su novela ‘La libertad’, y como recientemente a sacado la novela ‘Turistas del ideal’ decidí ponerme al día.

‘Amigos..’ es también una colección de relatos, pero no encontraremos aquí el humor ácido de ‘El arte no paga’. Aunque de tanto en tanto la sonrisa se asome en nuestra cara, la nostalgia y la melancolía son los colores dominantes. Una galería de retratos, de amigos desaparecidos, o muertos, o simplemente desencontrados. Desde el vecino y doctor en letras Arenís, hasta los compañeros de tertulia de Praga. Entre medio, un amigo oportunista, un ‘artista’ yonki, un admirador de McCartney, un moribundo Onetti…

Empecé a leerlo cuando me metí en la cama, y no me dormí hasta que no lo hube acabado. Cuando me desperté, lo primero que me vino a la cabeza fue el recuerdo del libro; como si hubiera sido un extraño y sentimental sueño.

En uno de los relatos el autor nos cuenta como en un cementerio se encontró con la tumba de un rabino con fama de santo donde la gente escribía sus peticiones en papeles que dejaban en los resquicios de la cripta. pero en vez de colocar su petición consiguió que los que limpiaban de tanto en tanto la tumba le guardasen los papeles. Además de recomendar la lectura de este libro me gustaría, como también le gustó a Vidal-Folch, compartir con ustedes el contenido de los mismos. Aquí están:

«Querido rabino Loeb, dame un novio fuerte y alto.»
«Venerado rabino, quiero un novio que sea guapo y dulce y quiera tener hijos.»
«Una máquina de coser alemana. Un novio fijo. Que papá de repente odie la cerveza.»
«Que esta misma noche le dé un cólico a Husak.»
(Gustav Husak fue el último presidente de la Checoslovaquia comunista.)
«El año que viene en Jerusalén.»
«Rabino, quiero acostarme una noche con Monika en el jardín de su primo.»
«Quiero viajar a Río de Janeiro y ligar con dos mulatas riquísimas que me mantengan a todo tren a cambio de mi sexo.»
«Rabino Loeb, oblígales a concederme el visado y creeré en ti.»
«Querido rabino, quiero ser más graciosa y más lista porque así como soy los chicos se cansan de mí.»
«Quiero que Lenka me quiera.»
«Quiero que Monika se enamore de mí.»
«Que Gabriela me quiera.»
«Quiero casarme con Walter y que tengamos una vida fácil.»
«Quiero ser muy feliz cada día a partir de hoy.»
«Rabino Loeb, por el poder que tienes, cúrale.»
«Hombre Santo: haz que la chica del tranvía 6 me sonría y me coja de la mano y me diga algo; de lo demás ya me encargo yo.»
«Permíteme morir antes que mi mujer. Que sea una muerte dulce. En sueños.»
«Rabino, por este papel te conjuro a que Monika se enamore de mí.»
«Ser millonaria. Amor y salud. Una finca en Kutna Hora. Un Mercedes.»
«Que Jean-Pierre se quede a vivir en Praga y siga enamorado de mí, y nos casemos, y seamos felices.»
«Que seamos muy felices.»
«Que seamos felices.»
«Que seamos felices.»
Ojalá el rabino Loeb o el azar o el destino haya cumplido todos esos deseos, porque sólo se vive una vez y los cementerios se remueven.

Ojalá, Ignacio. Ojalá.

(Un día, un libro 138/365)
Escuchando: A eme O. Andrea Echeverri.

6 comentarios

  • Cristina agosto 29, 2005en12:04 pm

    Precisamente me leí todo lo que escribía en El País, don Ignacio este verano, así que me apunto el libro. Suena Bien… El trocito que has puesto es tan lindo y tannn tiernoo…

  • Vigo agosto 29, 2005en2:19 pm

    Rabino, no dejes que Monika se enamore de mi vecino, yo también quiero acostarme una noche con Monika en el jardín de su primo.

  • Tenebris agosto 30, 2005en1:00 am

    Parece que su lectura puede ser interesante. Me la apunto Palimp, a ver si voy esta semana a Bilbao y me agencio el libro.
    Un abrazo y gracias por la reseña.

  • Magda agosto 30, 2005en2:33 am

    Me ha gustado el fragmento que compartes, Palimp. Que bien suena eso de: ««Ser millonaria. Amor y salud. Una finca en Kutna Hora. Un Mercedes.»» :))

  • The happy butcher agosto 31, 2005en10:05 am

    Hay un estudio psicológico que se refiere a los deseos de la gente si no existiera una autoridad que les castigara, fuese lo que fuese… La gente alcanzaba cotas de criminalidad que no alcanzaba la población reclusa ni de lejos.

    Me sorprende que, entre estas peticiones, sólo se encuentre un «Que esta misma noche le dé un cólico a Husak.» Si bien se trata de deseos más personales… no sé… se me hace raro… lo que no se me hace raro es que todo el mundo quiera una pareja y/o sexo…

  • Palimp septiembre 2, 2005en11:15 am

    Cris, es tierno como yo 🙂

    Vigo, eso es porque no conoces a Monika. Te lo digo yo 😉

    Espero que te guste, Tenebris.

    Pues ya sabes, Magda, a pedir al rabino…

    Happy, ten en cuenta que las peticiones son a un rabino, un hombre santo que seguro que no ve con buenos ojos que le pidas que se muera fulanito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.