José María Merino. La glorieta de los fugitivos.
Cuentos / febrero 14, 2011

Páginas de espuma, 2007. 234 páginas. Disparos certeros Si comentando el libro Cuentos de los días raros afirmé que era decepcionante ahora me toca envainármela y reconocer que esta Glorieta de los fugitivos me ha encantado. No pongo la lista habitual porque al ser cuentos muy breves sería casi interminable. Pero su corta extensión está compensada con su excelente calidad. No se si la diferencia entre aquel libro y éste se debe al tamaño de los cuentos, pero si es así hay que reconocer que Merino fabrica unas excelentes minificciones. Algunas son realmente excepcionales. Crudas como otra historia navideña, nostálgicas como Caracola, rotundas como Historia de Don Quijote. Lleno de joyas. Extracto:[-] CARACOLA EN LA NIÑEZ creía que ese rumor que suena dentro de las caracolas era el eco del mar. Lo re-cuerda muchos años después, cuando pone junto a su oído la enorme caracola. Y, en efecto, oye el ruido del mar, ese sordo bramar del oleaje lejano, pero también escucha graznidos de gaviotas que pasan, la sirena de un barco, y por fin una voz que canta, eran muy jóvenes, brillaba el sol del verano, paseaban por la playa cogidos de la mano y ella cantaba esa misma…

Matías Candeira. Antes de las jirafas.
Cuentos / febrero 11, 2011

Páginas de espuma, 2011. 142 páginas. Bichos raros Mi primer objetivo al leer este libro era comprobar que su calidad estuviera a la altura de su predecesor. Hechas las comprobaciones oportunas respiro aliviado. Es aún mejor. Candeira se consolida como un escritor de oficio, con una voz propia y unas tramas de un surrealismo muy particular. La lista de relatos es la siguiente: El extraño Jimmy Unos ojos vacíos Manhattan Pulp Una voz en el umbral La dimensión del ojo Ese señor de ahí ¿Qué tal, cariño? La estirpe amarilla Asalto 99 Noche de bodas Exploradores La noche repetida Nuestro futuro Revolución Fractura En los que hay de todo, desde villanos que cumplen años en ciudades oscuras (Manhattan Pulp) hasta personas que se ganan honradamente el pan trabajando de percheros -con posibilidad de ascenso (Fractura). Sigue existiendo la voluntad de un lenguaje poético, pero aparece en muchos relatos el humor. Así hay que tomarse Jimmy aunque su protagonista sea un asesino. Noche de bodas llegó a arrancarme una carcajada. Otros apelan a los sentimientos: Unos ojos vacios, la ausencia del padre, La dimensión del ojo, la ausencia de uno mismo cuando puede conocer lo que no debiera. Incluso relatos que…

Ana María Shua. Temporada de fantasmas.
Cuentos / marzo 10, 2010

Páginas de espuma, 2004. 134 páginas. Breves apariciones La primera vez que leí a esta autora fue en alguna antología, y así ha seguido siendo hasta llegar a este libro. Gran error. Porque Ana María Shua es una artista del microcuento. Pondría la lista de microrelatos, pero es demasiado larga. Como compensación, al final tienen una buena selección. Ahora están de moda las distancias cortas, pero no todo el mundo tiene el pulso firme para subir y bajar una narración en un cuarto de página. Tener la idea feliz es una parte -y no todos la tienen, aunque lo crean. Saber darle cuerpo con breves trazos es la otra mitad de la ecuación. La autora lo consigue en estas breves piezas que casi siempre consiguen arrancar una sonrisa, una emoción o una sensación de nostalgia. No quiero excederme en halagos; el libro me ha gustado y basta. Al final tienen la oportunidad de opinar por si mismos. Si coinciden, afortunadamente, sus libros se pueden comprar en cualquier sitio. Extracto:[-] FILTRO DE AMOR PARA HACERSE QUERER, machacar en un mortero de plomo diez ojos de murciélago y una cabeza de mamba fresca hasta reducirlas a una pasta. Incorporar lentamente quince dientes…

Fernando Iwasaki. Helarte de amar.
Cuentos / mayo 29, 2009

Páginas de espuma, 2006. 152 páginas. Erotismo irrreverente Si ya me había gustado Ajuar Funerario buenas perspectivas tenía ante un libro que se titulaba Helarte de amar y otras historias de Ciencia Fricción. El título original iba a ser Fricciones pero permaneció -injustamente- inédito mucho tiempo y en ese intervalo se publicaron algunos libros con ese título. Una colección de lo siguientes relatos: En el batimóvil, con miss Graciela Las memorias de Madame Quiñónez Helarte de amar La española cuando besa Entre las piernas de Luciana Travesía estelar Fantasías textuales La mujer de arena Mírame cuando te ame Sobrecama Algunos ya se habían publicado, como Mírame cuando te ame, quizás uno de los mejores del volumen, por su mezcla de erotismo, ternura y nostalgia. El gamberrismo de La española cuando besa también mereció publicación aparte. Pero es sin duda el conjunto dónde la irreverencia y el buen humor de algunos relatos (Helarte de amar) se complementa con el tono desencantado de otros (La mujer de arena). Un libro cuya calidad lo lleva más allá del género. Escuchando: Pa Mi Genio. Carmen Paris. Extracto:[-] LA ESPAÑOLA DESDE QUE LLEGUÉ A NUEVA YORK presentí que sería testigo de maravillas, pero nada fue…

Fernando Iwasaki. Ajuar Funerario.
Cuentos / abril 22, 2009

Páginas de espuma, 2004, 2005. 128 páginas. Micromiedo No lo recuerdo muy bien, pero creo que accedí a este autor por la bitácora Masacre en los jardines, que le dedica esta -estupenda- reseña: Noventa ataúdes, por los noventa microrrelatos que componen el libro. No les pongo la lista, porque lo veo un poco innecesario. En tanta cantidad es inevitable encontrar diferencias de calidad, pero también variedad de estilo. Así, algunos cuentos buscan el efecto típico de las distancias cortas, con sorpresa final incluída -muchas veces intuída. Pero otros consiguen en pocas líneas crear algo diferente, un estado de ánimo, un dibujo completo con apenas una pincelada. La soledad, por ejemplo, reune las dos cosas. Final inesperado, pero con emoción subyacente. Papillas acaba con un giro cruel y cariñoso a un tiempo. Del diccionario infernal… arranca casi una carcajada. En Father and son y A mail in the life la muerte es menos importante que los sentimientos de los protagonistas. Los libros de relatos breves, si son buenos, enganchan. Este lo hace. Extracto:[-] CUANDO LA MADRE ANGELINES MURIÓ, las campanas del convento doblaron mientras un delicado perfume se esparcía por todo el claustro desde su celda. «Son las señales de su…