Ednodio Quintero. El amor es más frío que la muerte.
Novela / enero 14, 2020

Candaya, 2017. 222 páginas. El protagonista huye del hospital donde estaba siendo atendido, en un futuro distópico donde una epidemia de peste amenaza a la humanidad y en su huída recala en un páramo yermo que activa los mecanismos de su memoria buceando atrás en el tiempo. El primer capítulo me dio mala espina: creía que se venía un libro del estilo de La ciénaga definitiva, experimentación del lenguaje estéril como el páramo donde descansa el autor. Pero es todo lo contrario. Tras esa breve excusa el protagonista empieza a evocar aventuras del pasado, llenas de humor y sexo, de abundancia de referencias cultas y populares mezcladas en una ensalada sabrosa y picante. Un despliegue de erudición increíble al servicio del juego lúdico, del placer y la sonrisa. Si otros autores pasean su infierno personal alardeando de haber leído a Handke, Ednodio nos describe un ejercicio masturbatorio mientras ve un partido de fútbol intentando postergar el momento de la sensación verdadera. Sería difícil describir lo mucho que he disfrutado de este Rabelais moderno (y no digo posmoderno por no insultar a un texto genial). Me lo recomendaron en la genial página Devaneos: el amor es más frío que la muerte…

Carlos Vitale. Descortesía del suicida.
Cuentos / septiembre 26, 2017

Candaya, 2008. 116 páginas. Recopilación de microrrelatos, habitualmente no más extensos de cuatro líneas. Algunos bordeando más el aforismo o la anécdota sencilla que la ficción. El suicida descortés del título es el que se tira en la línea del metro y nos fastidia a los demás el transporte. Para decirlo corto no me ha gustado. Me ha parecido un conjunto muy flojo y algunos cuentos verdaderamente malos. No he encontrado ninguno destacable, y no sabía si poner como fragmento los que me han parecido más decentes o algunos de los peores, les dejo uno de cada. Aquí tienen otra selección: CARLOS VITALE: ALGUNOS MINICUENTOS UN CRITICO DE ALTURA Andaba por la calle leyendo una elogiosa nota sobre mi poesía aparecida en una revista italiana, cuando una paloma me cagó la página. EL TIEMPO DETENIDO En el reloj de la esquina del correo son siempre las doce. A veces es demasiado temprano y a veces demasiado tarde.

Sergio Chejfec. La experiencia dramática.
Novela / septiembre 11, 2017

Candaya, 2013. 172 páginas. Féliz y Rose caminan y hablan por las calles de una ciudad que una percibe como una climatología y otro como una cartografía precisa. Ella es actriz y tiene que preparar un ejercicio en el que debe buscar la experiencia dramática. Tiene un marido que se ha ido apartando del contacto con la gente. Él no tiene esposa pero finge que la tiene. Caminan hablando y pensando sin rumbo fijo, una vez a la semana. Cuando no entras, no entras. Y no es que el libro carezca de atractivos. El ambiente irreal, las relaciones entre los protagonistas basadas en un intercambio de pareceres inertes. Lo que no se cuenta pero se adivina, los momentos poéticos. Pero hay tan poca sustancia narrativa que cuesta avanzar entre el bosque de palabras. No es que yo sea un lector que quiera trama, es que los soliloquios mentales me dan mucha pereza de leer. Dejo aquí un par de reseñas: La experiencia dramática, de Sergio Chejfec y La experiencia dramática (Sergio Chejfec) donde ha gustado más que a mí. También, como a Portnoy, me ha resultado curioso que al marido de Rose se le llame en tres o cuatro ocasiones…

Matías Candeira. Fiebre.
Novela / julio 6, 2016

Candaya, 2015. 350 páginas. Más de una vez he escrito en esta bitácora mi admiración por el Candeira cuentista. Tenía ganas de ver como era su primera novela. El padre de Caníbal está a las puertas de la muerte. Su reencuentro después de muchos años de ausencia trastocará por completo su existencia. La prosa tiene la calidad habitual en Candeira. La historia es densa y se permite el lujo de hacer una elipsis que es un verdadero salto al vacío y aumenta la profundidad de la trama. Los personajes excelentemente construidos. Queremos más. Reseña-entrevista: Fiebre El pensamiento me atravesó en un momento de enorme felicidad. A lo largo de mi vida lo he tenido otras veces. He aprendido cómo protegerme de él, y hasta lo he usado en mi beneficio. Sólo esa primera vez se reveló con todo su hielo y su terror. Para más detalles, yo tenía la mano bien metida en los pantalones vaqueros de Isabel D. Me extasiaba moverla despacio, dentro de esa humedad dulzona, y decirle al oído su nombre completo con su apellido. Isabel D., haz el favor de estrecharte contra el rincón de este urinario repugnante. Casi no cabíamos. Isabel D, hoy estás guapísima….

Miguel Serrano Larraz. Órbita.
Cuentos / diciembre 4, 2015

Candaya. ¿Qué hago leyendo este libro si Autopsia no me gustó nada? Hay que dar segundas oportunidades, y además el autor tiene cara de buena persona. Un libro de relatos que incluye los siguientes: Órbita Perspectivas Shaman’s Blues Y sólo del amor queda el veneno Estrategia del aplauso Y así sucesivamente Cuerpo y alma Zaragoza, a 8 de noviembre de 2002 (Segundo Premio) Ultimas señales Me ha gustado más que la novela aunque no me acaba de gustar -que ya sabemos que los gustos son relativos. Incluye un prólogo extremadamente elogioso de mi admirado Vilas que lo compara con la genereación nocilla y los grandes (Cortázar, Bolaño) en lo que viene siendo el equívoco habitual de las solapas- No pongan el listón tan alto que luego vienen las decepciones. No, Miguel Serrano no es Cortázar, aunque el cuento Estrategia del aplauso tenga su estilo. Tampoco es un nocillero o un mutante. Por suerte. En general está bien escrito y hay cuentos bastante buenos (el antedicho Estrategia del aplauso, dos amigos trolls que se divierten epatando, Shaman’s Blues, historia de una cuadrilla de amigos y sus incorporaciones -que si no me equivoco vuelve a aparecer en Autopsia). Pero sigo pensando que…

Miguel Serrano Larraz. Autopsia.
Novela / febrero 11, 2015

Candaya, 2013. 400 páginas. Mal, muy mal. Nos empeñamos en exagerar las virtudes de los libros para venderlos y luego, cuando no están a la altura, nos parecen peor de lo que son. En la contraportada se afirma sin rubor que es el heredero de la chupa de Bolaño. Pues va a ser que no. El protagonista del libro se llama como el autor, vive en Zaragoza como el autor y ha escrito los mismos libros que el autor, pero según afirma en una entrevista no es el autor. Narra vivencias de su niñez y juventud, que giran principalmente alrededor de unos pocos ejes. Una paliza que le dieron unos skins y a partir de la cual escribió un poema por el que le premiaron. La culpabilidad por lo que le hizo a una niña en el colegio. La figura de Hans Cartop, un dj famoso que salía en crónicas marcianas y que lo admite en su círculo de amigos. Poco más. El resto, hasta completar las 400 páginas del libro, es barroquismo verbal y no del mejor (tampoco del malo insoportable, pero sí algo cansino). Me he reconocido en algunas anécdotas cotidianas pero ¿para qué contarlas si no tienen…

Varios autores. Bolaño salvaje.
Ensayo / enero 6, 2012

Candaya, 2008. 502 páginas. Homenaje Una recopilación de ensayos sobre la figura y la obra de Roberto Bolaño, a cargo de varios autores entre los que se encuentran plumas tan ilustres como las de Ignacio Echevarría, Juan Villoro, Iwasaki, Rodrigo Fresán o Vila-Matas. Dentro de tanta variedad hay de todo, pero a la espera de libros más exhaustivos y coherentes cumplió cuando lo leí su función a la perfección: recordar la figura de uno de los mejores escritores del siglo XX. Como curiosidad, al recuperar el ejemplar para hacer esta reseña me di cuenta de que tenía un documental que se me había pasado por alto. Calificación: Bueno. Un día, un libro (128/365) Extractos: Pero lo que al comienzo era una exploración del continente en un momento específico, en los años finales de Bolaño se generaliza al siglo XX, al mundo, a la condición humana. En 2666, la ciudad de Santa Teresa es un «cráter», el agujero negro del crimen múltiple sin solución. En un texto sobre Huesos en el desierto, del periodista mexicano Sergio González Rodríguez, al que reconoce su ayuda «técnica» y de investigación para la escritura de 2666 (y al que, de paso, convierte en personaje de…

Agustín Fernández Mallo. Nocilla Dream.
Novela / junio 4, 2008

Editorial Candaya, 2007. 220 páginas. ¡Que merendilla! Hay libros que arman tanto revuelo mediático, que no queda más remedio que leerlos. Aunque el mismo ruido generado impide realizar una lectura virgen del texto. En general, todo han sido elogios para Nocilla Dream, salvo esta entrada en el lamento de Portnoy, y estas reflexiones de Antonio Jiménez Morato sobre la generación Nocilla. En la carretera entre Ely y Carson City, más o menos a mitad de camino, hay un álamo. De sus ramas cuelgan, atados por los cordones, innumerables zapatos. Alrededor de este árbol se teje una red de microhistorias levemente conectadas, donde los ancianos chinos pueden revelarse como excelentes surfistas y algunas personas son ciudadanos de micronaciones. Ahora toca dar la opinión. El libro me ha gustado. La mezcla de elementos reales y ficticios -docuficción, lo llaman- y el estilo fragmentado -como un blog, dicen-, combina bien con el aire poético -poesía postpoética, afirman-. Además las historias son interesantes. Pero ¿tiene razón de ser tanto revuelo? Eso es lo que no entiendo. El libro no es especialmente novedoso ni en el fondo ni en la forma. Se arriesga, sí, y se aparta de lo que va siendo típico en la…