Juan Cárdenas. Los estratos.
Novela / enero 11, 2019

Periférica, 2013. 202 páginas. Los recuerdos difusos de su pasado y un padre desaparecido atormentan al protagonista que ve deshacerse su vida sin que le importe demasiado. La empresa que heredó se va declarando en bancarrota y él irá en la búsqueda de la mujer que lo cuidó de pequeño en busca de respuestas. Para ello utilizará a un detective muy peculiar. Me ha gustado la desorientación vital del protagonista, los toques de irrealidad de su comportamiento y el de su mujer, la búsqueda como eje para dar sentido a su existencia y esa figura de un detective con métodos que rozan la magia. También como está escrita la novela. No tanto la ausencia de destino y el andar un poco como en círculos. Un paseo agradable de dar, por la oscuridad de un parque en cuyas sombras hay cosas oscuras, pero del que salimos igual que como hemos entrado. Recomendable. La psiquiatra vive en una casa enorme junto al río, una casa que parece no tener fondo, con tres patios, un jardín interior con techo de cristal, muchas piezas y varios gatos. Cuando abre la puerta me da un beso en la mejilla. Tiene ojeras, los pómulos muy marcados,…

David Ohle. Motorman.
Novela / mayo 2, 2018

Periférica, 2013. 158 páginas. Tit. Or. Motorman. Trad. Juan Sebastián Cárdenas. Extraña novela de culto. El protagonista vive en un ambiente que parece ser un extraño futuro en el que hay más de un sol, alguna luna de más, vive con dos corazones y un pulmon, está siendo observado por un tal Bunce, vigilado por los gelatestas. Su único aliado parece ser el doctor Burnheast y la trama va avanzando a través de llamadas telefónicas, cartas y extrañas conversaciones que no parecen conducir a ningún sitio. Completamente original, creadora de un ambiente irreal y poderoso, con un elenco de personajes de los que no llegamos a saber nada pero con una presencia innegable. Deja el buen sabor de una comida nueva y especiada. Pese a la contraportada no he sido capaz de encontrar la conexión con la guerra de Vietnam…pero no hace falta. El extraño universo en el que habita Moldeske se sotiene por si mismo. Recomendable. «No me digas. ¿Y si tú no estás seguro, cómo quieres que yo esté seguro? ¿Cómo vamos a hablar de esto? Cuéntame más, Dinky.» «Creo que abrí a una pareja de gelatestas de Bunce. Pero no estoy seguro.» «¿No estás seguro?» «No, había…

Vicente Valero. El arte de la fuga.
Cuentos / junio 30, 2017

Periférica, 2015. 104 páginas. Tres relatos con diferentes poetas como protagonistas. La muerte de San Juan de la Cruz, exhudando santidad. La peregrinación de Hölderlin a pie de Burdeos a Stuttgart y la noche en que Pessoa inventó a su primer heterónimo. Poético es también el lenguaje que usa el autor para describirnos las escenas y, aunque no es mi estilo, es muy destacable la calidad del lenguaje. Deja muy buen sabor de boca. El cirujano de Úbeda era un hombre joven y alto y se llamaba Ambrosio de Villarreal. Era temido por todos pero no tanto por su carácter enjuto y a veces desabrido como por sus cuchillas bien afiladas. Cómo vino a parar a esta ciudad nadie lo sabía con certeza, parece ser que había estado también en Granada y en Linares, y mucho antes en Valencia, donde pudo haber aprendido el oficio. Vivía cerca de la misión carmelitana, sobre la muralla de levante, desde donde podía verse el barrio de los gitanos y, a lo lejos, el macizo de la sierra de Cazorla. Tuvo amores, quizás, con una mora de ojos grandes y de esto también se hablaba en Úbeda. Lo que más temían sus vecinos, y…

Velibor Colic. Los bosnios.
Cuentos / enero 10, 2017

Periférica, 2013. 122 páginas. Tit. Or. Les Bosniaques. Trad. Laura Salas Rodríguez. Después de una lectura sobre el Holocausto engancho este catálogo de la brutalidad humana. Creíamos que el horror era cosa del pasado y Yugoslavia se convirtió en escenario de atrocidades. El autor vivió ese infierno y nos lo cuenta con una prosa escueta y eficaz. Nos habla de bosnios, serbios, croatas y sus ciudades. Un libro que deja mal cuerpo porque, aunque de lejos, lo vivimos y, lo que es peor, lo permitimos. Imprescindible. ALMA La llamábamos Alma, simplemente. Tenía siete años y vivía de la caridad, brutal y voluble, de los borrachos a los que vendía flores y su sonrisa de niña en los cafés. La primera bala que un francotirador disparó desde lo alto de las colinas alcanzó en plena garganta a esta abejita diligente y desenvuelta. Conseguimos enterrarla. En el parque, en las traseras de la mezquita de la ciudad, alguien escribió con un rotulador negro, sobre una delgada plancha de madera colocada ante el túmulo de tierra recién removida, estas sencillas palabras: ALMA(1985-1992). Cuando nos batimos en retirada, la misma mano anónima olvidó una rosa roja sobre la pequeña tumba. Modrica, Bosnia-Herzegovina, mayo de…

Rodolfo Enrique Fogwill, Los pichiciegos,
Novela / septiembre 12, 2016

Periférica, 2010. 218 páginas. En la guerra de las Malvinas un grupo de soldados se esconde en un refugio, desertando pero quedando prisioneros de su situación. Sobreviviendo a base de rapiñas e intercambio. Sorprendente primera novela con un lenguaje fresco lleno de localismos que dibuja un espacio imposible al margen de la realidad, onírico, en el contexto de una guerra terrible. El refugio se convierte en una tierra de nadie que llega a existir gracias a las grabaciones del narrador. Allí en las islas, las ovejas corren más que los perros y dan saltos. Saltan un alambrado así como así, ¡piad Suben en el aire y saltan. Y el humano, de lejos, mira la oveja y piensa: «¡Qué animal más boludo, lo único que sabe es rajar!» Y la sigue mirando un rato, por mirar algo, a falta de otro entretenimiento mientras espera que se haga oscuro para volver al refugio y de repente el fogonazo: ¡Pac! Sucedió que abajo de la oveja había una mina y al rozarla ella se hizo como si el sol saliera, una luz fuertísima. En ese momento se la ve completa todavía en el aire, a la oveja. En el aire encoge las patas,…

Fialho de Almeida. La Pelirroja.
Novela / octubre 31, 2007

Periférica, 2006. 156 páginas. Tit. Or. A Ruiva. Trad. Antonio Sáez Delgado. Mala vida Comenté en la entrada sobre Mark twain que seguro que se podía ganar dinero cogiendo libros sin derechos y editándolos de cualquier manera. Pero también se puede hace lo contrario. Buscar textos sin derechos pero desconocidos o no publicados en nuestro país y editarlos con cuidado y buen gusto. Esto es lo que ha hecho la editorial Periférica y no sé si ganarán dinero, pero su labor es de agradecer. La pelirroja es la hija de un enterrador, bastante guapa. Se amanceba con un muchacho gracias a una tercera, en parte por salir de la miseria, en parte por disfrutar del sexo. Pero como no tiene ni oficio ni beneficio la relación empieza a ir mal y Carolina, la pelirroja, va degradándose poco a poco. Su carga erótica pasa desapercibida en pleno siglo XXI, pero seguro que en el XIX escandalizó lo suyo. El libro es una delicia, tierno y a la vez crudo como la autopsia del cadáver que realiza el doctor. A destacar el ambiente sórdido, la descripción de los personajes y la ausencia de moralina -pese a ser la historia de una degradación….