Peter Handke. El miedo del portero al penalty.
Novela / octubre 25, 2019

Alfaguara, 2006. 140 páginas. Tit. Or. Die Angst des Tormanns beim Elfmeter. Trad. Pilar Fernández-Galiano. El protagonista de la novela cree ser despedido e inicia un vagabundeo sin un rumbo definido motivado por circunstancias que no conocemos y que incluyen algunos hechos terribles que pasan sin motivo ninguno. La lectura de este libro deja una sensación muy extraña. Típico libro que odias o amas y que yo, como siempre, me situo en un punto intermedio. Se trata de una narración en primera persona sin la primera persona. Como si el personaje tuviera una cámara encima del hombro que nos describiera desde su punto de vista una serie de sucesos anodinos. Las pocas veces que entramos en su cabeza es para darnos cuenta de que la realidad es inasible para él, como si sufriera algún tipo de enfermedad disociativa. El ambiente del relato refuerza esa impresión. Pero todo esto hace que, como lectores, no tengamos ningún hilo al que agarrarnos. Ni al lenguaje, totalmente neutro y alejado de florituras estilísticas, ni a la trama inexistente, si a las sensaciones que no conocemos. Como una película en la que nadie hablara y de la que no sabemos por qué la gente actúa…

Peter Handke. El momento de la sensación verdadera.
Novela / octubre 8, 2019

Alfaguara, 2006. 168 páginas. Tit. or. Die Stunde der Wahren Emfindung. Trad. Genoveva Dieterich. El protagonista tiene un sueño en el que es un asesino, y la sombra de las sensaciones que ha tenido trastocarán la visión que tiene del mundo. Lo que sería un día de rutina más es observado como una sucesión de cosas sin mucho sentido. No es tan experimental como El miedo del portero al penalti y por ese lado es más asequible, se lee con mucha más facilidad, aunque se sigue manteniendo la sensación de extrañamiento del individuo ante una realidad que es así pero no sabemos por qué. Intuimos su falta de significado pero la costumbre nos mantiene en nuestro sitio. Salvo que suceda algo que nos agriete la existencia. Los dos libros que he leído me han gustado, pero viendo que este libro es un poco más de lo mismo que el anterior no sé si seguiré leyendo más del autor. Por lo demás, tampoco me han emocionado. Interesante. No dejó que se le notara nada. En un primer momento le había desconcertado que Beatrice, en efecto, le reconociera inmediatamente. De pronto tuvo miedo de no reconocerla la próxima vez e intentó grabar…