Lawrence M. Krauss. Historia de un átomo.
Ensayo / diciembre 13, 2018

Laetoli, 2005. 340 páginas. Trad. Francisco Páez de la Cadena. El autor coge un humilde átomo de oxígeno (hipotético) y nos cuenta su historia desde su creación en el Big Bang hasta el presente e incluso el futuro. Esto le da pie para explicar la creación del universo, de la materia, de las galaxias y estrellas. También el origen del sistema solar, la tierra, como se creó la vida y salió de los océanos y la historia de la evolución. El proyecto es ambicioso, pero se cumple con rigor. El autor ilustra la narración con múltiples anécdotas y citas de escritores y artistas. Pero el libro se me hizo aburrido, no sé si porque algunas cosas ya las sabía o porque no están contadas con mucho entusiasmo. Se deja leer. La propia palabra antimateria evoca visiones de extravagantes fantasías de ciencia ficción. Pero lo cierto es que la antimateria no es tan rara. La principal diferencia entre partículas y antipartículas es que, como un europeo frente a un lilliputiense, estamos acostumbrados a ver al primero, y no al segundo. Puede resultar chistoso apuntar que la antimateria no es menos normal que la materia, pero desde una perspectiva básica ése es…

Mario Bunge. La ciencia su método y su filosofía.
Ensayo / septiembre 16, 2016

Laetoli, 2013. 140 páginas. Definición y alcance de la ciencia. Este ha sido un libro de texto durante muchos años en las universidades latinoamericanas. Como tal está enfocado, lo que le resta interés al estar orientado más a la labor educativa que divulgativa. Otro problema es su antigüedad, está escrito en 1960 y se ha quedado algo desactualizado. Aunque cincuenta años después todavía sigue siendo escaso el estudio de los fundamentos de la ciencia. El capítulo más interesante es el último, añadido para esta edición, que se encarga de demoler los argumentos de la nueva sociología de la ciencia. Aquí sí que brilla el Bunge polémico y divulgador. 14) La ciencia es abierta: no reconoce barreras a priori que limiten el conocimiento. Si un conocimiento fáctico no es refutable en principio, entonces no pertenece a la ciencia sino a algún otro campo. Las nociones acerca de nuestro medio natural o social, o acerca del yo, no son finales: están todas en movimiento, todas son falibles. Siempre es concebible que pueda surgir una nueva situación (nuevas informaciones o nuevos trabajos teóricos) en que nuestras ideas, por firmemente establecidas que parezcan, resulten inadecuadas en algún sentido. La ciencia carece de axiomas evidentes;…

Javier Cavanilles. El tarot ¡Vaya timo!
Ensayo / octubre 9, 2015

Laetoli, 2009. 132 páginas. Pintan bastos La adivinación del futuro mediante la cartomancia es una de las que más solera tiene y mejor puesta en escena disfruta. Tanto es así que la baraja del Tarot se conoce en todo el mundo y no es extraño que en muchos cafés y bares de copas tengan a algún tarotista residente por horas. Hasta no hace mucho se podían ver en las Ramblas señoras con mesas plegables que te leían el futuro en las cartas. Pero ¿Tiene algún sentido? ¿Está escrito el destino en los naipes? Javier Cavanilles analiza los orígenes y difusión del Tarot y encuentra, como es habitual en esta colección, que la realidad es mucho menos misteriosa que la leyenda. Para empezar sus orígenes no se pierden en la noche de los tiempos, sino que nace en el siglo xV en Italia, como un juego. No fue hasta el siglo XVIII que Antoine Court de Gebelin empezó a afirmar que en las cartas se escondía un simbolismo que permitiera adivinar el futuro. No parece mucho pedigrí para tanto poder. No hace falta ningún estudio científico para saber que los que echan las cartas no aciertan mucho. Basta ver alguno de…

J.M. Mulet. Los productos naturales ¡Vaya timo!
Ensayo / marzo 13, 2013

La colección ¡Vaya timo! está dejando de lado el didactismo en sus últimos títulos y alcanzando madurez y personalidad propia. En este libro se analizan los llamados productos naturales con rigor y contundencia. Vivimos en una sociedad en que lo natural se considera equivalente a bueno. En un mundo mecanizado, alejado de la naturaleza, parecemos sentir añoranza por épocas más bucólicas, en las que comíamos lo que la madre tierra nos otorgaba, no existían los conservantes y dormíamos arrullados por los pajaritos. La realidad, sin embargo, es muy diferente. Cito del libro: Lo de la vuelta a la naturaleza y a la vida en el campo es un mito que, cuando se lo han apropiado determinados grupos políticos o religiosos, ha ido de lo pintoresco (los amish de Pensilvania) a lo trágico (Pol Pot en Camboya). Parte del equívoco surge de pensar que la naturaleza es algo amable que espera al hombre con los brazos abiertos para colmarle con sus bienes, cuando en realidad la naturaleza no es más que una competición por los recursos. Tratar de juzgarla con términos humanos nos induce a error, puesto que la naturaleza es la que es y pasa de nosotros, aunque los términos…

Luis R. González. Las abducciones ¡vaya timo!
Ensayo / junio 25, 2012

Editorial Laetoli, 2008. 160 páginas. Los nuevos duendes La colección ¡Vaya Timo! se dedica a dar argumentos racionales para desmontar creencias que suelen ser tan populares como falsas. Pero hay casos en los que es difícil tomarse en serio determinadas creencias. Que los extraterrestres hayan estado secuestrando e incluso teniendo relaciones sexuales con seres humanos es un plato difícil de tragar. Aún así hay gente que lo cree y muchos que viven de eso. Pero el autor tira por el lado más desmitificador, sin llegar a tomarse en serio las declaraciones de los abducidos. Consigue con esto un libro bastante más ameno que la media, gracias a la ausencia de didactismo que impregna otros libros de esta colección. ¿Debemos ignorar a los abducidos? No, claro está, pero no son los investigadores de lo paranormal los que tienen que dedicarse a sus casos, sino los psiquiatras. No hace falta tener dos dedos de frente para darse cuenta de que son personas que necesitan ayuda médica, y no ser pasto de los misteriólogos de turno. Como se puede apreciar en los fragmentos que reproduzco al final, sí que hay gente que se interesa en el tema desde un punto de vista serio….

Víctor-Javier Sanz. La homeopatía ¡Vaya timo!.
Ensayo / marzo 25, 2011

Editorial Laetoli, 2010. 160 páginas. Disuelto hasta desaparecer No hacía falta que me leyera este libro para saber que la eficacia de la homeopatía es nula. Pero siempre se descubren cosas nuevas en estos libros de la colección ¡Vaya timo!. Aunque divulgativos y centrados en un público joven son lo suficientemente rigurososo y documentados como para resultar interesantes. En este caso el autor hace un repaso desde los orígenes de la homeopatía con la revelación que tuvo su fundador Hahnemann al probar la quinina hasta el extraño éxito de recetas propias del medievo como el oscillococcinum. Explica muy bien los dos supuestos de la homeopatía, que lo similar cura lo similar y que las dosis infinitesimales son las más potentes y las desmonta con claridad. Excepcional es el apartado dedicado a los estudios clínicos realizados sobre la homeopatía, una de las partes más áridas pero sin duad necesaria para demostrar, hechos en mano, la ineficacia de esta medicina. Ahora que la homeopatía está tan de moda no estaría de más que los que la usan conocieran en que principios se basa para poder decidir con conocimiento de causa. Extracto:[-] Tenemos ya el origen del nuevo remedio, bautizado como oscillococcinum, que…

Carlos Chordá. El yeti y otros bichos ¡vaya timo!
Ensayo / septiembre 8, 2010

Editorial Laetoli, 2007. 134 páginas. Monstruos escondidos Otro número de la colección ¡Vaya timo! en este caso dedicado a la criptozoología, el mismo tema que Monstruos de Eduardo Angulo ya reseñado en este Cuchitril. Con este libro me pasó una cosa curiosa; a la mitad de la lectura lo perdí y tuve que pedírselo a un amigo para poder acabarlo. Una verdadera suerte (el amigo, claro). Como es habitual el autor, Carlos Chordá va desmontando uno a uno los mitos sobre monstruos misteriosos que todavía tienen seguidores. Es inevitable encontrase a los famosos Nessie y el Yeti, pero también tienen cabida animales más misteriosos como el hombre polilla, del que llegó a hacerse una película. Se critica también el método de los criptozoólogos que, al igual que otros vendedores de misterio, tienen poco de investigación y mucho de imaginación. Pero esa crítica es, a mi entender, un defecto en el libro. Ignoro por qué muchos libros de esta colección están escritos en segunda persona, como si fueran un amigo que te está escribiendo una carta. Utilizando ese estilo es muy difícil no sonar condescendiente. Pero en este caso el libro está dedicado a los vendedores de misterio, por lo que…

Ernesto Cármena. El Creacionismo ¡Vaya Timo!
Ensayo / mayo 28, 2008

Editorial Laetoli, 2006. 156 páginas. ¡Caña al mono! Imaginen que alguien les dice que la tierra es plana. Que el mito de Colón es una fábula, que lo de la gravedad es un invento de los científicos sin ninguna base y que las fotos de la tierra desde el espacio son un montaje. En defensa de su teoría sólo nos muestra algunos pasajes de la biblia. ¿Increíble, no? Sin embargo la Flat Earth Society sostuvo esas ideas hasta bien entrado el siglo XX. No nos hemos librado de teorías absurdas basadas en la interpretación de la biblia. En la actualidad todavía hay mucha gente que cree que animales y plantas fueron creados por un ser superior… y ahí está el libro del Génesis para probarlo. Ignorando la gran cantidad de pruebas que demuestran que la teoría de la evolución es verdadera se empeñan en defender lo indefendible con argumentos capciosos, tergiversaciones de la realidad, demagogia y mucho ruido. Hasta ahora pensaba que el creacionismo era algo típicamente estadounidense, pero no hace mucho desembarcaron los defensores del diseño inteligente en nuestras tierras. También en nuestro país hay mucha gente -hasta un 20% en extremadura- que cree que los seres humanos no…

Ricardo Campo. Los ovnis ¡vaya timo!
Ensayo / mayo 12, 2008

Editorial Laetoli, 2005. 135 páginas. Don’t Panic! Vivimos una época en la que por desgracia lo sobrenatural y lo mágico está de moda. Programas de radio y de televisión, revistas, tiendas que venden maravillosos amuletos e incluso curanderos africanos que se anuncian en las salidas del metro. Siempre he dicho que cada cual piense lo que quiera, pero cuando el pensamiento mágico empieza a invadir la esfera pública y se cuela en universidades o decretos oficiales la cosa empieza a ser grave. Pero no todo está perdido; todavía hay gente que lucha para restaurar el sentido común, y la colección ¡Vaya timo!, dedicada a desmontar supercherías es un gran paso en esa dirección. Está a cargo de la editoral Laetoli, dirigida por Javier Armentia y editada en colaboración con ARP-SAPC. En este libro se trata de uno de los temas estrellas del misterio: los ovnis ¡No se asuste! es la frase que aparece en la más famosa guía para autoestopistas: La guía del autoestopista galáctico. Es también la que podría servir como entradilla de este libro. Porque en contra de lo que nos quieren hacer creer los vendedores de misterios con sus historias de secuestros alienígenas y de visitas misteriosas…

Félix Ares. La sábana santa ¡Vaya Timo!
Ensayo / noviembre 26, 2007

Editorial Laetoli, 2006. 136 páginas. La sindone al descubierto Empecé la lectura del segundo volumen de la colección ¡Vaya timo! con un poco de precaución. Soy seguidor de la bitácora Escritos desde el páramo cuyo autor critica con toda solvencia a misteriólogos que intentan torcer la historia para sus fines. Y en esta bitácora se habían propinado palos a mansalva y se le había enmendado la plana a Félix en muchos aspectos. Concretamente tenía miedo por el siguiente extracto: «Lo de Filas y las monedas es sencillamente una bobada, pero muchos tontilocos con menos cerebro que un chorlito lo siguen repitiendo, y repitiendo.» (Pág. 66) Al hilo del cual comenta el autor de Escritos desde el páramo: Comencemos por el final. Creía que este libro más que dirigirse a los que ya consideramos que la Sábana Santa no fue nunca la mortaja de Jesús, se orientaba a los que piensan lo contrario pero, si ése es el caso, se me ocurre que tildar a los creyentes en el tema de las monedas de «tontilocos con menos cerebro que un chorlito» no es la mejor forma de exponer unos argumentos para que consideren si su creencia no es fruto de un…