Alicia Giménez Bartlett. Ritos de muerte.
Novela / enero 19, 2015

Tenía ganas de encontrarme con la inspectora Petra Delicado. En su momento evité con mucho cuidado ver algún fragmento de la adaptación televisiva, por mucho que aprecie a Ana Belén y Santiago Segura. Lo acabé de leer en los jardines de Salvador Espriu. La inspectora Petra trabaja en el servicio de documentación pero le piden que se encargue de un caso de violación. Le asistirá el veterano Fermín Garzón. En la policia no tienen excesiva confianza en las cualidades de ninguno de los dos, pero aunque el caso se complica consiguen sacarlo adelante. Una de las mejores bazas es el contraste entre los dos investigadores, entre los que surge la química contra todo pronóstico. Otra es como van creciendo como investigadores, ya que cuando empiezan están muy verdes. Y la fauna de alrededor. Seguiremos con las aventuras de Petra. Más reseñas: Ritos de muerte de Alicia Giménez Bartlett y Ritos de muerte de Alicia Giménez Bartlett . Calificación: Bueno. Extractos: —Estoy segura de que lo superará. Lo superó, y comió con enorme apetito: aguacates rellenos de gambas y chuletitas de cordero lechal. Pedí una botella de cava que, antes de que hubieran servido el postre, se acabó. Encargué otra sin…

Varias autoras. Damas del crimen.
Cuentos / febrero 9, 2012

Comunicación y Publicaciones, 1998. 126 páginas. Una recopilación de relatos de género negro escritos por mujeres. La lista es la siguiente: Modelados en barro, Alicia Giménez-Bartlett Casi humanos, Ruth Rendell Testigo de cargo, Agatha Christie Lo que trajo el gato, Patricia Highsmith El asesinato de Santa Claus, P.D. James El de Alicia me anima a leer alguna novela de Petra Delicado, el de Ruth Rendell me encantó, Patricia Highsmith me confirma su gran talento y el de Agatha Christie y P.D. James son simpáticos. Una buena selección. Calificación: Bueno. Un día, un libro (162/365) Extracto: Lo más cerca que había estado Garzón de un modelo de alta costura fue el día que lució su traje de Primera Comunión. Mi caso no era muy diferente; claro que, al menos, yo conocía la existencia de pasarelas, diseñadores, colecciones de invierno y hasta había oído hablar de Yves Saint-Laurent. El subinspector, no. Lo de colección le sonaba a sellos, la pasarela a puente y a Saint-Laurent hubiera podido confundirlo con un mártir francés. Puede que fuera debido a ese obvio desconocimiento de la materia por lo que levantó ampollas nuestra designación. Todos los compañeros acusaron al comisario Coronas de injusticia: «¿Por qué ellos…