Roald Dahl. Matilda.

marzo 26, 2009

Editorial Empúries, 1988,1989,1990,1991,1992,1993,1994,1995,1996,2001,2002,2003. 238 páginas.
Tit. Or. Matilda . Trad. Ramón Barnils.

Roald Dahl, Matilda
Supercerebro al ataque

Cuando leía los picantes cuentos del tio Oswald en la colección contraseñas de Anagrama no me imaginaba que el autor era un reconocido escritor de cuentos infantiles, ni que era el autor de la famosa Charlie y la fábrica de chocolate o que en 1943 había escrito Los gremlins.

En este libro nos cuenta la historia de Matilda, una niña superdotada que ha nacido en una familia que no se preocupa por ella, la deja sola por las tardes y cuyo padre no es precisamente trigo limpio. Pero gracias a su inteligencia consigue vengarse de las barrabasadas de sus padres y, en la escuela, podrá utilizar su talento para ayudar a alguien más.

Debe ser muy frustrante para un niño inteligente estar en un entorno en el que se minusvalore sus capacidades. O tener una sensibilidad especial y que tus padres se rían por ello. Cuando Matilda empieza a ir a la biblioteca y se refugia en los libros uno imagina a millares de niños confortados y pensando soy como ella. Al final incluyo un fragmento en el que se hace un elogio sentido de la lectura.

Pero todo libro para niños debe tener cosas divertidas, y en este no podían faltar. Mi escena favorita es cuando la odiosa señora Trunchbull castiga a un niño a comerse un pastel entero. No les contaré como acaba, tendrán que leer el libro, pero les aseguro que te dan ganas de aplaudir como un niño.

Un libro para niños, si es bueno, te hace sentir como tal. Sólo por eso deberíamos incluir en nuestra dieta unos cuantos al año. Hay cosas que no deben perderse nunca.


Extracto:[-]

—Un bon escriptor et farà tenir sempre aquesta sensació —va dir la senyora Phelps—. I no hi pateixis, per les miques que no entens. Fes-te enrere i deixa que les paraules et submergeixin, com si fos música.

—Ho faré, ho faré.

—Ho sabies —li va dir la senyora Phelps—, que les biblioteques públiques, com ara aquesta, et deixen llibres en préstec i que te’ls enduguis a casa?

—No ho sabia —va dir Matilda-—. A mi també?

—És clar que sí —va dir la senyora Phelps—. Quan hagis triat el llibre que vulguis, porta-me’l per omplir la fitxa i llavors el pots tenir durant quinze dies. I si ho vols te’n pots endur més d’un.

D’aleshores endavant, Matilda anava a la biblioteca només un cop la setmana per endur-se més llibres i tornar-hi els que s’havia endut. La seva cambreta es va convertir en la seva sala de lectura i allà s’estava llegint gran part de les tardes, sovint amb una tassa de xocolata calenta al costat. No era encara prou alta per abastar tots els estris de la cuina, però tenia amagada una caixa fora de casa, que quan calia entrava i s’hi enfilava per abastar el que volia. Gairebé sempre es feia xocolata desfeta, escalfant la llet en una cassola que posava damunt l’estufa abans de barrejar-la amb la xocolata en pols. De tant en tant es feia una sopa bovril, o bé ovaltina. Era agradable de pujar-se una beguda calenta a l’habitació i de tenir-la al costat mentre seia a la silenciosa cambra llegint en la casa buida, a les tardes. Els llibres la transportaven a raons nous i li presentaven gent impressionant que vivien vides excitants. Va navegar en vells vaixells de vela amb Joseph Conrad. Va anar a l’Àfrica amb Ernest Hemingway i a l’índia amb Rudyard Kipling. Va viatjar arreu del món asseguda estant a la seva cambreta d’un poble anglès.

5 comentarios

  • ericz marzo 29, 2009en8:19 pm

    Muy lindo. Suscribo todo lo dicho.

  • Palimp marzo 30, 2009en10:33 am

    Gracias.

  • Adela abril 11, 2009en4:24 pm

    Matilda es de mis libros preferidos, me alegré mucho cuando lo vi en tu sitio. Estoy de acuerdo contigo, hay libros infantiles mil veces mejores que los archifamosos best seller. Esa dieta es justamente la mía, claro que es parte de mi trabajo, pero aunque no lo fuera, siempre que me cae algo de literatura para pequeños, que no menor, me lo leo. Mil gracias. ¿podría hacer un biblioenlace a tu blog?
    Un abrazo desde Mi Librería
    ADE

  • Palimp abril 15, 2009en5:31 pm

    ¿Cual es exactamente tu trabajo, que te permite esa estupenda dieta? Puedes poner y tomar de este blog lo que quieras.

    Un abrazo.

  • VICKY VELASQUEZ abril 22, 2009en6:13 pm

    HOLA FEA GABRIELA Y ORRIBLE DE LA ELIZABETH LA UNICA BONITA SOY YO Y LA ELIZABETH SE CREE Y ES MAS FEA Y LA gabi es gordita
    fea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.