Sergi Bellver (ed). Chéjov comentado.
Cuentos / enero 22, 2012

Nevsky Prospects, 2001. 312 páginas. Trad. James y Marian Womack. De lujo Este libro es la antítesis de lo que acostumbro, ediciones de clásicos de cualquier manera en baja calidad. Aquí encontramos una edición cuidada, portada de lujo, traducción impecable y acompañada de comentarios de los nuevos nombres de la narrativa actual. Chéjov sigue figurando como influencia principal en los escritores de cuentos, así que el libro funciona también como homenaje a una figura ilustre que tal vez no tiene toda la fama que se merece. La lista de cuentos es la siguiente (debajo el título del comentario y el autor): Las bellas (1888) Et uera incessu patuit dea, Luis Alberto de Cuenca El misterio (1887) Déjenme en paz, Ignacio Ferrando Casa con mezzanina (1896) Pinceladas o sílabas, Eloy Tizón Quiero dormir (1888) Niños jugando en el techo, Eduardo Halfon El hombre enfundado (1898) El veterinario Iván Ivánich, Salvador Luis El violín de Rothschild (1894) El alma de Yákov, Marta Rebón En Moscú (1891) Temblad, filisteos, Óscar Esquivias Tristeza (1886) La ciudad precipitada, Víctor García Antón Enemigos (1887) Apoteosis del conflicto, Ricardo Menéndez Salmón Desdicha (1885) Bajo la superficie, Jon Bilbao Incidente ocurrido a un médico (1898) La grandeza de…

Antón P. Chejov. Flores Tardias y otros cuentos.
Cuentos / febrero 18, 2009

Editorial Espasa-Calpe, 1975. 160 páginas. El origen de la modernidad La colección Austral tiene buenos títulos y en su momento a buenos precios. Pero si en las primeras ediciones las portadas se deshacían en las manos, en las nuevas -de hace 30 años- es el libro el que se desencuaderna. Casi podía leerlo en fascículos. Los cuentos incluidos en este relato son los siguientes: Flores tardías El gordo y el flaco Un caso en la rutina de los juzgados El preceptor En la casa de baños La lota El cazador El malhechor La tristeza La corista El invitado inquieto La bromita Ana colgada al cuello Una casa con buhardilla El Pechenega Retratos de personajes, situaciones y costumbres muy reales, que me han recordado en algunos momentos a Leopoldo Alas. Algunos ya los había leído en otras compilaciones, como La corista, dónde la catadura moral de la familia bien es bastante inferior a la de la corista. La melancolía de Flores tardías o lo crudo de La tristeza emociona pese -o a causa de- su naturalismo. Otros, como El Pechenega, te mantienen con una sonrisa en los labios. Relatos que no envejecen, conté en una sesión el cuento de Un caso…

Katchanka
Audiovisual / agosto 26, 2007

Para la tarde de domingo de hoy he seleccionado un documento que le gustará también a los más peques. ¿Se acuerdan de aquellas narraciones de Chejov de la colección Salvat? Pues en Radio Nacional tienen un programa que se llama el Cuenta Cuentos, y entre los muchos que han emitido se encuentra el del perrito Katchanka. La adaptación está muy bien hecha, preparada para que la escuche toda la familia. Aquí tienen las cinco partes: Si les gusta, en la dirección del programa hay muchos y variados cuentos.

Antón P. Chéjov. Un prometatge.
Audiovisual , Teatro / julio 1, 2007

No se encuentra mucho teatro representado en la red, y es una pena, prque a pesar de la mala calidad que una grabación casera nos ofrece es una oportunidad de ver montajes que pueden ser interesantes. El que aquí les ofrezco es el realizado por la compañía Noutitot sobre la farsa rusa Un prometatge (Una petición de mano) del gran escritor y dramaturgo >Antón P. Chéjov. No es una grabación muy buena, pero el montaje merece la pena. En catalán. P.D. El lunes, crónica de la Bitácoras y Libros

Anton Chejov. El loco y otros cuentos.
Cuentos / febrero 5, 2006

S.A: de Promoción y Ediciones, 1985. 282 páginas. Estampas rusas Ya me declaré en esta entrada admirador de Chejov. Como todos los clásicos, se encuentran en abundancia ediciones a bajo precio. La que acabo de comprar, con un papel que ya amarillea a pesar de no ser tan viejo tiene la ventaja de la tapa dura ‘imitación cuero’ que queda muy bien en la biblioteca. Los cuentos que recoge el volumen son: El loco Un crimen Campesinos El estudiante Maestra de escuela El beso El consejero secreto La cerilla sueca En el camino Ensueños No puedo darles información acerca de títulos originales o traductor, porque el libro no la contiene. Y no se extrañen si algún cuento no les suena; El loco es el que en la otra entrada se llamaba La sala número 6. También está repetido Un crimen que allí era Un asesinato. Destacables son Campesinos, retrato excepcional de la vida en el campo, con unos personajes que se pueden palpar y Maestra de escuela, exponente del genio de Chejov a la hora de hacer descripciones psicológicas. Inolvidable, en otro estilo, es La cerilla sueca, parodia en clave de humor de las novelas policiacas y verdadera obra maestra….

Anton P. Chejov. Narraciones.
Cuentos / junio 5, 2005

Biblioteca básica Salvat, 1970. 171 páginas. Traducción: José Laín Entralgo. Retrato del desengaño Otro libro de la colección Salvat y otro clásico de la literatura rusa. Libro que recuerdo haber leído a la tierna edad de 12 añitos aunque no entendiera mucho lo que leía. Como decía Vailima, a mí también me gustaba curiosear entre las estanterías de libros; solía escoger los de relatos porque me parecían más asequibles que las novelas. No sabía que un cuento puede condensar la misma intensidad que una novela. Los relatos de Chejov lo hacen. Si bien su fama se la debe al teatro (pese a que sus obras no tuvieron mucho éxito, hasta que llegó Stanislavsky), sus cuentos respiran el mismo ambiente sin esperanza. En el enfrentamiento entre sus personajes y la realidad esta última es siempre la vencedora. En el libro encontramos los relatos siguientes: «La sala número seis», «Vecinos», «Un asesinato», «Kashtanka», «Ladrones»,»Cirugía»,»El camaleón»,»La boticaria», «Una corista» y «Zinotchka». Leamos el comienzo de «La sala número seis»: En el patio del hospital hay un pequeño pabellón rodeado de un verdadero bosque de cardos, ortigas y cáñamo silvestre. Su techumbre está oxidada, la chimenea medio caída, los escalones de la entrada se…