Librerías de viejo en Milán

julio 12, 2008

Por motivos de trabajo estuve un par de días en Milán y tuve la suerte de poder hacer turismo unas horitas. No tenía cámara de fotos, pero los móviles de ahora te sacan de un apuro.

En la Galería Vittorio Emmanuelle, entre tanta tienda de ropa, se esconde una librería especializada en arte que tiene ofertas a partir de un euro:

Imagen014
Imagen018
(La estatua que se ve al fondo es la de Leonardo Da Vinci, y enfrente está La Scala, aunque por fuera es un poco decepcionante.

Caminando por la ciudad me encontré estos dos quioscos llenos de libros:

Imagen049
Imagen048

Parecidos a los que hay detrás de la universidad de Barcelona, pero en funcionamiento y sin revistas porno. Pueden hacer la comparación visitando este enlace: Pavellons Antoni Palau.

Más fotos en el álbum de flickr: Milán, aunque seguro que hay por ahí mejores fotos que las mías. Lo bueno de internet es que se puede ser pesado con las fotos de las vacaciones sin serlo. Si no quieres verlas, basta con no pinchar.

4 comentarios

  • Vigo julio 15, 2008en3:11 pm

    Bonito trabajo de campo. La próxima vez puedes intentar trabajar en las playas de Cancún que también molan ;D.
    Los puestos de libros de la calle Diputación creo que ya están en proceso de desaparición. Siempre que pasaba por allí, intentaba comprar algún libro (no especialmente para adultos) porque veía que no tenían demasiadas ventas, y me parecía que era ayudarles un poquito a la subsistencia. Pero el ayuntamiento no está por la labor, y creo que planea erradicarlos de allí. La última vez que pasé por allí, apenas quedaban un par de puestos en funcionamiento.
    Personalmente, aunque quizás sea ley de vida y siguiendo algún tipo de directrices urbanísticas, me da una cierta tristeza que se cierre cualquier tipo de librería.

  • Toronaga julio 16, 2008en1:25 pm

    Donde paso mejores momentos es en las librerías de viejo, el día que desaparezcan no se lo que haré……

  • Palimp julio 16, 2008en3:54 pm

    Si me pagas el viaje 🙂

    A mí también me da tristeza, pero cuando un puesto ya no cumple su función, no tiene sentido su existencia. Supongo que antes tenían un público con los estudiantes, que ahora deben comprar menos.

    Toronaga, no creo que desaparezcan nunca.

  • Gonzalo Ramos Aranda mayo 20, 2015en1:11 am

    LIBRERIA DE VIEJO

    “Se vuelve lo más deseado, el hallazgo . . . inesperado.”

    Librería de viejo,
    la de aroma añejo,
    librería de usado,
    del tiempo pasado.

    Frecuentes visitas,
    todas exquisitas,
    lugar fascinante,
    misterio constante.

    Pisar laberinto
    del saber, . . . recinto,
    encapsulamiento
    del conocimiento.

    Como en docta gruta,
    emprender la ruta,
    seguir el camino
    de nuestro destino.

    Andar callejones,
    recorrer secciones,
    vagar por pasillos,
    estrechos corrillos.

    Vivencia, existir,
    mundano sentir,
    vitrinas, estantes,
    sorpresas bastantes.

    Mirar ejemplares,
    goces oculares,
    bellos empastados,
    folletos gastados.

    Observar impresos,
    volúmenes viejos,
    textos incunables,
    todos invaluables.

    Colecciones serias,
    las enciclopedias,
    ex libris, cultura,
    el arte es ventura.

    Curioseando vibro,
    ¡bendito es el libro!,
    en manos delicia,
    táctil la caricia.

    Hojeando las obras,
    la vida recobras,
    nostalgia, emoción,
    late el corazón.

    Clásico adorado,
    descatalogado,
    revistas añosas,
    esperan ansiosas.

    ¿Estudiar tú gustas
    las biblias vetustas?,
    esas más antiguas,
    hoy, están exiguas.

    Leyendo, no pecas,
    joyas, bibliotecas,
    de papel alhajas.
    tu ser agasajas.

    Precio, poco importa,
    su edición te aporta,
    sapiencia, instrucción,
    sabia educación.

    Librero anticuario,
    arca, relicario,
    que asilas los saldos,
    opacados, gualdos.

    Bodegas, tapanco,
    Cliente digno, franco,
    de segunda mano,
    Mercader, hermano.

    Repudio a lo injusto,
    el trato más justo.
    alma reconcilia,
    tomos, bibliofilia.

    Preservar el rito,
    lo demás . . . es mito,
    ¡hábito, fiel tradición,
    el hallazgo de ocasión!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 14 de marzo del 2006
    Dedicado al Sr. Fermín López Casillas
    Reg. SEP Indautor No. 03-2007-082112003600-14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.