Zeina Abirached. El juego de las golondrinas.
Cómic / julio 28, 2017

Sins entido, 2009. 188 páginas. Tit. or. Mourir partir revenir. Le jeu des hirondelles. Trad. Lucía Bermúdez Carballo. Cuando el primer libro que lees de una autora te enamora de una manera especial tienes ansia de leer otras cosas suyas y miedo de que la primera joya sólo fuera una casualidad. Así encaraba la lectura de este juego de las golondrinas después de mi deslumbramiento con El piano oriental. Beirut está en guerra. Sólo un pequeño cuarto de un piso del bloque de edificios es el sitio más seguro cuando están bombardeando la ciudad. Allí, mientras dos niños esperan a sus padres, se van juntando los vecinos de la escalera, hablando, recordando historias, conjurando a la muerte. Si el piano era bueno, estas golondrinas son aún mejores. Suman a la gran calidad gráfica de la autora, a su talento para contar historias, a su ternura desbordante, un trasfondo trágico que logra asomar incluso a través de las ilustraciones de trazo naif de la autora. Corran a leer algo de Abirached, no tarden tanto como yo en descubrirla.

Arne Bellstorf. Baby’s in black.
Cómic / febrero 17, 2015

Sins entido, 2011. 212 páginas. No sabía nada ni del autor ni de la historia, pero gracias a su lectura me he enterado de que existió un quinto beatle, Stuart Sutcliffe. Amigo de John Lenon era más pintor que músico, pero cuando vendió un cuadro John le convenció para que comprara un bajo y les acompañara en su gira por Hamburgo. A veces tocaba de espaldas para que la gente no viera lo mal que tocaba. En Hamburgo conoce a la fotógrafa Astrid Kirchherr, que fue la que hizo las primeras fotos profesionales de los Beatles, y que siempre le ha perseguido la anécdota -falsa, según ella- de ser la inventora del corte de pelo del grupo. Stuart se enamora de Astrid y se queda con ella en Hamburgo, obteniendo una beca en una escuela de diseño y dejando al grupo, quedándose Paul a cargo del bajo. Como pintor prometía mucho pero por desgracia murió un año después de un derrame cerebral. Esta es, básicamente, la historia que cuenta el cómic. Muy bien contada y dibujada aunque, si se me permite ser un poco gañán, las caras que dibuja Arne me resultan todas iguales y me era difícil distinguir quién…

Brecht Evens. Un lugar equivocado.
Cómic / febrero 2, 2015

Sins Entido, 2011. Acaba de coger éste y otros cómics en la biblioteca cuando se lo enseñé a una amiga. Sus palabras fueron ¡Si parece un cuadro! Y es el aspecto gráfico es, además de novedoso, de primera categoría. La historia gira alrededor de Robbie, un seductor nato que es el alma de todas las fiestas. Se convoca una reunión de antiguos amigos y la gente va por si viene Robbie. En una discoteca de moda la gente se anima si Robbie está en la fiesta. Hay otro protagonista, Gary, que no es precisamente un triunfador pero su amistad con Robbie lo ensalza a los ojos de la gente. Lo curioso es que este Robbie es presentado en la historia como alguien perfectamente superficial y sus virtudes brillan por su ausencia, algo que no creo que sea por casualidad. Así es requerido en una orquesta, pero para tocar el triángulo. Una de sus habilidades es dibujar un fantasma mientras mea en la pared. Y anima el baile de la discoteca haciendo los espaguetis, un juego de baile para niños que muchos monitores conocerán. Pero más allá de la historia el dibujo es impactante, con escenas -como la de cuando hacen…

Igort. 5 el número perfecto.
Cómic / noviembre 24, 2014

Sinse Ntido, 2002. Impresionante álbum dibujado a tres tintas con un grafismo espectacular al servicio de una historia de camorristas crepusculares. El hombre no es como come ni como caga, sino como mata. Consejo de padre a un hijo que va a realizar un encargo. Pero las cosas se complicarán y el padre, aunque mayor, se verá envuelto en una guerra que no ha buscado. Hay incluso una aparición mariana. Lo que más me ha sorprendido es el dibujo, blanco, negro y azul, y la composición de las viñetas, que acompañan a la perfección el ritmo narrativo. Pocas reseñas hay de un cómic que las merece todas: 5 el número perfecto y 5 el número perfecto. Una entrevista al autor: Entrevista con Igort. Calificación: Muy bueno.

Posy Simmonds. Tamara Drewe.
Cómic / octubre 3, 2014

Sins Entido, 2009. 136 páginas. Fue un cómic por entregas publicado en forma de álbum. En una especie de casas rurales para escritores, situadas en una granja alejados del mundanal ruido (y es una idea de negocio bastante buena, tomen nota), aparece Tamara Drewe, guapa, joven, columnista de moda y ciclón que revolucionará la calma chicha. Se mezclan páginas de dibujo con abundante texto, supuestas noticias de diario e incluso arranques de las columnas de Tamara. Pero ahí se acaba la experimentación, el dibujo es bastante clásico y formal. La historia es entretenida pero tampoco para tirar cohetes. Se lee con gusto pero no emociona. Lo venden como retrato social, en especial del mundo literario, pero se queda muy corto. En mi opinión sus principales virtudes son las secundarias, ciertos pensamientos de los protagonistas (la mujer del escritor protagonista que cree compartir autoría, el gambito del escritor frente a Tamara). Me ha costado encontrar críticas en la red porque hay adaptación al cine y se come las búsquedas. Las que he visto tampoco son entusiastas: Cómic: Tamara Drewe, de Possy Simmonds. y [Crítica] Tamara Drewe, de Posy Simmonds, aunque curiosamente todos criticamos cosas diferentes. Calificación: Se deja leer.

Nicolas Mahler. La teoría del arte versus la señora Goldgruber
Cómic / abril 9, 2014

Sins entido, 2012. 128 páginas. Un autor completamente desconocio para mí y que me ha encantado. Por desgracia no hay nada más publicado de él… a ver si cambia la cosa. Es una recopilación de historias sobre diferentes temas, empezando por el tema del título ¿Qué es arte? La pregunta es muy compleja filosóficamente, pero tiene consecuencias a efectos prácticos; aduaneros, temas de impuestos en hacienda, subvenciones. Por este flanco nos cuenta Mahler algunas de sus experiencias. Nos cuenta también sus experiencias en diferentes salones del cómic y la historia de su corto animado Flaschko (que pueden ver pinchando en el enlace). Sobre este corto se añade un epílogo que les reproduzco al final pero que cuento brevemente: Para realizar ese corto recibió una subvención, y el ministerio le pidió datos de difusión. Como había sido emitido durante dos años antes de muchas películas el número de espectadores (168 millones) les parecía inverosímil. Al adjuntar la documentación de la distribuidora y comprobar que los datos son ciertos le contestaron que no podían poner esos datos al lado de otras películas con más presupuesto y con prácticamente ningún espectador. Otras reseñas aquí: La teoría del arte versus la señora Goldgruber (Mahler)…

David Mazzucchelli. Asterios Polyp.
Novela / noviembre 13, 2013

Me venía recomendado por varias fuentes, y está a la altura de las recomendaciones. Biografía de un arquitecto teórico que tras romper consu pareja emprende un viaje para reencontrase consigo mismo. Llega a un pueblo perfectamente vulgar donde se irá recomponiendo entre el recuerdo de como ha llegado aquí. La historia es buena, aunque coincido con La cárcel de papel cuando dice: No es la obra maestra que muchos esperaban, pero es sin duda uno de los mejores libros que se podrán leer este año. Sus puntos fuertes son lo bien que acompaña el grafismo a la historia, tanto en la presentación de arquitectura y obras de arte como situaciones cotidianas y estados de ánimo de los protagonistas. También la galería de personajes, algunos extravagantes, otros tiernos, encabezados por la pareja protagonista. Asterios, aunque es un pedante egocéntrico, nos cae simpático. Su pareja Hana nos enamora con sus ojos y su manera de ser y su talento a la sombra. Por eso también coincido con esta otra crítica: Que grande es el cómic; Podría seguir horas escribiendo acerca de esta obra, pero sería en vano: espero que el lector de estas líneas haya leído lo suficiento como para estar deseando…

Enrique Martínez Peñaranda. Vázquez.
Ensayo / julio 21, 2005

Ed. sins entido, 2004. 78 pág. Un genio de los tebeos En una entrada reciente de su blog Francisco Herrera comentaba que tebeos como Maus de Art Spiegelmann pueden aspirar a la categoría de ‘Novela’ con más méritos que muchos de los superventas (y no miro a nadie). Mi padre es un gran amante de los tebeos, y a él le debemos mi hermano y yo esta afición que tantos placeres nos ha dado. Si hay un dibujante de comics que puede entrar en la categoría de mito, éste es Vázquez. No sólo por la cantidad y calidad de su trabajo, sino por la multitud de leyendas -o no tanto- que se dicen sobre su persona (cómo, por ejemplo, que era tan moroso como su personaje de Los cuentos del tío Vázquez). En este enlace pueden leer una biografía, y aquí pueden leer la entradilla del libro: Fue mucho más que su propio personaje. Un creador efervescente; un observador y un cronista meticuloso, terrible; un poeta de lo efímero, un enamorado de la vida. Un soñador, pero también un tremendo pragmático. Un creador, ya se ha dicho; pero hay que repetirlo. Rico, rápido, agrio, despiadado testigo de una época también…