Rubén Martínez, 47 ideas para una novela.
Cuentos / marzo 12, 2009

Palabras del candil, 2008. 70 páginas. Pequeños grandes cuentos Rubén Martínez Santana es un maestro. Todo el mundo puede ser profesor, pero pocos alcanzan la categoría de maestros. Rubén lo hace con la misma facilidad con la que en sus sesiones te lleva al mundo de los cuentos que está contando. Quien cuenta cuentos, los piensa, y muchas veces los escribe. Estas 47 ideas para una novela son 47 relatos pequeños, o microficciones, o como queramos llamarlos siempre que los llamemos con cariño. Porque calidad y ternura van de la mano en estas 47 piezas que nos hablan de libros curiosos, sapos encantadores, magos capaces de convertirse en la mujer de sus sueños y otros sucesos no tan menores. Al final les pongo dos de los que más me han gustado. Los edita Palabras del candil en su colección Escrito en el aire que publica cuentos de narradores orales. Estos cuentos, como ocurre con los buenos grupos de música, mejoran con el directo. Así que además de recomendarles que compren este libro -bueno, bonito y barato- les aconsejo que busquen las próximas actuaciones de Rubén y lo vean en persona. No se arrepentirán. Actualización: Si no encuentran el libro en…

Rubén Martínez Santana. Magos, ranas, puertas y sucesos menores.
Cuentos / octubre 8, 2008

Editorial Comala.com, 2000. 44 páginas. Breverías El desfase que existe entre que escribo una reseña y aparece en estas páginas suele ser de medio año. Así que aunque ahora esté empezando un taller de narración oral, cuando ustedes lean esto probablemente ya estaré por ahí contando cuentos. El profesor que imparte el curso es Rubén Martínez Santana, y además de su labor como educador tiene en su haber unos cuantos libros de cuentos. Éste es uno de ellos. Tal como indica el título encontramos cuentos sobre magos, ranas y sapos que no son lo que parecen, puertas difíciles de atravesar y sucesos menores pero extraordinarios. Son todos breves, tanto que apenas superan la página. Y ese es el único defecto del libro, su brevedad, porque cuando llegas al final tienes ganas de más. Sé que existe una edición ampliada y corregida que me encantaría conseguir; a ver si tengo suerte. Una pequeña delicia. Escuchando: Whirlwind In D Minor. Ed Harcourt. Extracto:[-] El Mago decidió retirarse definitivamente de la profesión el día que sintió un terrible halón de cabellos y, acto seguido, comenzó a salir de un enorme sombrero de copa, frente a un auditorio repleto de conejos blancos que aplaudían…