Manuel de las Rivas. La salida del tunel.
Poesía / septiembre 15, 2022

AMG editor, 1994. 58 páginas. Uno de los poetas más conocidos de Logroño, que falleció el año pasado a los 85 años. Poemas de lenguaje trabajado, con abundancia de cultismos y piruetas verbales, en ocasiones con temas filosóficos o elogio de los clásicos. Me ha gustado la defensa de Jovellanos o Libertad con ira, del que dejo muestra. Bueno. LIBERTAD CON IRA I Desde esta pústula de odio jerarquizado y crónico con la piel encabritada de sendas y de hachazos ávido del olor de las camelias he venido a decir que no hay poema Toda la vida parpadea como un vómito al sol tantos años tragando baba y aspirina dorando cornucopias de sombra en el asfalto de las negaciones desvirgando bilis con la dentera putrefacta Y ahora quieren hacernos doncellas de azucena en ristre o pálidos monagos de hornacina cromática ahora quieren empujar los exilios al cubo de la basura recolectar novenas pacifistas en el sacro recinto del yermo Yo no puedo cantar las flores a María en el incienso de mi infancia capada ni argumentar deliquios horteriles en la cálida castidad empavonada de una juventud horra y amarilla Yo no puedo esgrimir perlas de pésame contrito frente a los…

Manuel de las Rivas. 20 canciones de agosto y un epitalamio escéptico.
Poesía / marzo 11, 2011

Cuadernos de la selva profunda, 1999. 64 páginas. Adios Si leo poca poesía, al menos que sea de paisanos. Manuel de las rivas (no confundir con Manuel Rivas) nacio en Logroño en 1936 y es bien conocido en mi tierra, aunque quizá no tanto fuera. Creo que hasta un gañán como yo puede desentrañar el significado de este poemario. Tras vivir 20 años con su amada la historia se acaba. De ahí las 20 canciones de amor y el epitalamio final, a modo de despedida. Algunos versos que me han llamado la atención: Negaré lo que he visto si lo he visto porque el amor de Grecia ya era ciego pero no necesito amar en griego para que sepas que en amor existo Otros: no soy un perdedor aunque te fueras a las vidas mejores que te ofrece ese mundo de flores que yo no supe darte aunque me pisotees la nostalgia alguna tarde de nervios tensos y angustia occidental sin compromisos aunque lamentes las perturbaciones equinocciales de mis muchas y oscuras impotencias no soy un perdedor he arrancado a la tierra espúrea veinte agostos contigo prietos y redondos y no los cambio por la eternidad amor larga es la…