Recibido: El laberinto de Noé

marzo 25, 2008

Esteban Guiérrez, El Laberintode Noé
Esteban Gutiérrez Gómez me ha enviado un ejemplar de su último libro, El laberinto de Noé, del que avisa en la contraportada y en la amable carta que me adjunta:

Martín regresa allí donde ha sido feliz. Una cascada de circunstancias adversas le hace volver. Piensa que es en ese lugar donde inició el camino equivocado. Pero lo que busca, ya no existe. Su abuelo, Noé, murió hace años. ¿Qué fue de él? Dicen que se volvió loco, como un Quijote, por la lectura de libros. A través de Julián, el único amigo de Noé, tratará de desentrañar aquellos últimos años de su abuelo. Su intención sólo es saber quién fue en realidad. Julián le descubrirá a todo un personaje capaz de impregnar su mensaje optimista más allá de su desaparición. Un personaje que admiraba al hombre y demonizaba la sociedad que el hombre había creado. Por eso buscó otro mundo dentro de los libros.

Un libro de relatos novelado. Una novela hilada con relatos. ¿Por qué las etiquetas? Algo singular, específicamente distinto y nada novedoso. ¿Qué es “El Quijote” si no un libro en el que relatos, novelas cortas y poesía conforman un puzzle perfecto? ¿Qué nos quiso mostrar Bernardo Atxaga con su “Obabakoak”? ¿Por qué Cortázar jugaba a experimentar en busca de lo disímil?Todo está inventado, pero todo puede ser diferente.

De entrada parece un libro que me puede gustar, así que ya pueden votar por él en el esclavo lector. Esteban, muchas gracias por el regalo.

4 comentarios

  • BACO marzo 25, 2008en3:34 pm

    De nada. A ver que te parece, no te cortes ni un pelo.

  • Palimp marzo 26, 2008en11:57 am

    Lo haré 🙂

  • Ofelia marzo 26, 2008en4:50 pm

    He leído este libro, y debo decir que no me ha dejado indiferente. Lo primero a destacar, es la voz del narrador. Una voz llena de matices que te guía desde las primeras páginas, a través de una estructura en espiga, nada convencional, pero con los recursos necesarios para hacerla fácil y asequible al lector. La intensidad va creciendo en los relatos de los que está compuesto este libro. Relatos magistrales, cada uno de ellos, medidos hasta sus últimas consecuencias. Finales insospechados e impactantes, que revocan para volver a ser saboreados en una segunda lectura. Lo recomiendo.

  • Palimp marzo 31, 2008en6:40 pm

    Pinta bien, que duda cabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.