Print-o-matic

abril 22, 2005

Tenía ganas de escribir esto desde que leí en el blog de Francisco Herrera las dificultades de la distribución de libros. Al día siguiente leí en algún periódico la cantidad de libros que se destruyen al año porque no se han vendido. Las editoriales y los escritores no quieren sacarlos al mercado ‘al por mayor’ porque no quieren convertirse en autores ‘de saldo’. Creo que están en un error, yo he descubierto autores en los mercadillo que después he comprado en nuevas ediciones, y he encontrado obras geniales que ya están descatalogadas.

Me pregunto si las nuevas tecnologías cambiarán el panorama. El panorama musical ya lo están cambiando, aunque las productoras parece que no se han enterado. Las editoriales están tranquilas; existen multitud de libros en formato electrónico, pero no existe un aparato ‘lector’ que pueda, en justicia, hacer competencia al libro de papel. Yo mismo tengo algunos clásicos bajados de la biblioteca Cervantes pero para leerlos siempre me los imprimo.

Quizá las cosas cambiaran si se pudieran imprimir los libros como quien hace una fotocopia. Una serie de librerías que pudieran ‘descargar’ o tener almacenados en formato electrónico un extenso catálogo editorial y lo imprimirían a petición del cliente. Éste podría obtener libros más baratos, sin que editores ni autores vieran mermados sus beneficios. Un día cualquiera en una librería print-o-matic podría ser así…


Dependienta: Buenos días, señor ¿En que puedo ayudarle?
Cliente: Hola, quería un libro que no he encontrado en ningún sitio. La ‘Antología poética’ de Aristides Conocido. Es el poeta favorito de mi novia.
D: Vamos a ver… Sí es un libro de 1964, se imprimieron sólo 274 ejemplares, tirada limitada, totalmente descatalogado.
C:¿Entonces no lo tienen?
D:Nuestro catálogo es el más amplio del mercado. Compramos los derechos de esa editoral hace quince años y podemos imprimírselo. ¿Cómo lo quiere? ¿Edición pulga, bolsillo, tapa dura o de lujo?
C: De lujo, es para un regalo.
D: Con la edición de lujo regalamos una semblanza biográfica del autor y un prólogo a escoger: De Félix Mansura o de Martín Querriqué.
C: ¿Cual me recomienda?
D: El de Martín Querriqué es más profundo, pero el de Félix tiene un estilo más fresco e igual calidad.
C: Pues póngame el de Félix.
D: ¿Alguna dedicatoria? También está incluida en el precio.
C: Si, ponga ‘Para mi cacahuetín de su gorilosillo. Te quiero.’
D: ¿Desea algún formato especial? (En el mostrador aparecen diferentes estilos)
C: Mmm, este que parece medieval.
D: Muy bien. ¿Alguna cosa más?
C: Sí, quería el último libro de Daniel Marrón ‘El Código Stravinsky’, en bolsillo biodegradable.
D: Muy bien. ¿Alguna otra cosa?
C: Nada más, gracias.
D: Serán 18,35 €. Pagará en efectivo, SmartCard o iPay.
C: iPay. (Pasa un rectángulo por el mostrador)
D: ¿Puede mirar aquí, por favor?(El cliente mira a una pantalla que se pone de color verde). Muchas Gracias. Veo que tiene un iFlexBook. ¿Ha visitado nuestra sección de libros electrónicos en la web?
C: Alguna vez.
D: Con el número de esta ticket obtendrá un descuento del 10% en cualquier compra que realice este mes.(Le entrega el ticket)
C: Vaya, gracias.
D: Esperamos que la compra le agrade. Puede recoger su libro al final de este mostrador. Muchas gracias por su visita.
C: Gracias, hasta luego.

El cliente sale pensando ‘Una visita al disc-o-matic para prepararle una selección ‘romántica’ y ya tengo los regalos comprados. ¡Que bien voy a quedar! ¡Gracias Print-o-matic!

4 comentarios

  • mp abril 22, 2005en1:25 pm

    Sería la gran solución a la decadencia de las librerías «de fondo». Cada vez es más frecuente que si buscas un libro algo específico tengas que encargarlo.

  • Luis abril 22, 2005en2:41 pm

    ¿cada vez?
    Llevo años teniendo que encargar los libros que busco, no te digo nada si ya es algo técnico; vale que antes vivia en el extranjero, pero ahora es igual, y incluso con editoriales que son la misma ciudad….

    Todo lo que está fuera del mainstream esta cada vez mas complicado.

  • Palimp abril 24, 2005en9:05 am

    Las librerías cada vez van más a lo seguro -novedades, autores de éxito- y los libros se descatalogan enseguida. Espero que lleguemos a ver algo como lo descrito aquí.

  • MeZKaL abril 25, 2005en2:54 am

    Patentalo, que si no despues te arrepentirás XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.