Martin Amis. La guerra contra el cliché.

julio 19, 2005

AmisGuerraCliche
Ed. Anagrama, 2003. 511 pág.
Tit. Or. The war against cliché. Trad. Francesc Roca.

¡Esto es reseñar!

Este libro fue mi regalo de San Jordi y poco tardé en empezar su lectura. Martin Amis es uno de mis escritores favoritos; el primer libro que leí de él fue también el que primero escribió; ‘El libro de Rachel’. Con ‘Dinero’ terminó de conquistarme. Todo lo que he leído de él me ha gustado, y alguno me ha maravillado: en ‘La flecha del tiempo’ consigue escribir toda una novela en la que el sentido del tiempo está invertido, va de atrás adelante, sin que parezca ciencia-ficción o realismo mágico.

Con tales antecedentes, al descubrir que Anagrama había publicado un libro exclusivamente de reseñas literarias los ojos empezaron a brillarme. Apenas he podido aguantar a que me lo regalaran, y de paso aproveché para regalarme el libro ‘Entre paréntesis’ de Bolaño, de similar temática.

Resumir el libro es tarea vana. Es una selección de reseñas que abarcan desde los primeros tiempos del escritor hasta las más recientes. Amis es honesto; no nos maquilla ninguna aunque su opinión cambie con el tiempo (así con Ballard, del que empieza diciendo pestes y acaba siendo un admirador). Nos descubre sus filias (Nabokov, Bellow) y sus fobias (‘El Quijote’, espero que no le convoquen en ningún acto del centenario). Y en todo momento nos deleita con unas reseñas bien escritas y mejor pensadas.

Para aquellos que se sorprenden de que acabe libros que no me gustan, valga esta pequeña cita:

Y, con todo, al libro no le falta viveza ni animación. Lo leí dos veces y, aunque mi sensación de desaprobación fue constante en ambas, su lectura nunca dejó de resultarme interesante y placentera.

Esto al final de una reseña bastante desfavorable sobre ‘Mi vida como hombre’ de Philip Roth. Lo lee con desaprobación, pero lo vuelve a leer y lo sigue desaprobando. Y con todo la experiencia le resulta interesante. Si señor.

No todo van a ser alabanzas; en ocasiones las reseñas de libros desconocidos no nos dicen demasiado. Otras veces la prosa de Amis se retuerce de tal manera que uno no sabe si está a favor o en contra del escritor (¿quizá todo a la vez?). Y no siempre estamos de acuerdo con la opinión del autor, o con su argumentación. En cualquier caso, la profesionalidad y la calidad están fuera de toda duda. Debo recomendarlo aunque me arriesge a que, por comparación, pierda a mis escasos lectores. Lo confieso: de mayor quiero reseñar como él.

(Un día, un libro 99/365)
Escuchando: ‘Y tú no estás’, El señor Antipirina

4 comentarios

  • Cristina julio 19, 2005en10:15 pm

    Jo-der! No tenía ni puta idea de la existencia de este libro y pese a los peros que le pones lo apunto en mis libros para comprar…me apetece. Y si encima critica al Quijote, pues mejor aún (que hay que probar de todo!)

    Mooooooooooola!

  • Palimp julio 22, 2005en7:53 am

    Los peros son peretes, el libro es muy bueno y extenso (que cuando se trata de un libro bueno es una virtud). Yo creo que me enteré de su existencia en la revista Letras Libres donde hacían hincapié en una frase de Amis que me gustaría destacar:

    El arma del reseñador es la cita

    Que es la que asegura que el autor ha hecho los deberes y se ha leído el libro. La impresión general de todas las reseñas es de profesionalidad; para lo bueno y para lo malo. Me gustaron más las del libro ‘Entre paréntesis’ de Bolaño -y no digamos las de Azúa-, eran más frescas.

    Tengo en la pila de pendientes otro libro de reseñas; Trayecto. Un recorrido crítico por la reciente narrativa española que me recomendó el lector a la sombra y que estoy guardando para un momento especial.

  • nick julio 19, 2006en6:55 pm

    no sabia de la existencia de estos putos libros igual me ll

  • Palimp julio 23, 2006en4:46 pm

    Pues ahora ya lo sabes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.