[*] Manuel Buil. Los sueños del Canciller.

septiembre 23, 2005

Ed. Libros en red. 182 pág.

Aragón en el espacio

Yo no tengo ninguna vena mística. Pero hay ocasiones en las que crees que debe de existir la justicia divina. Que lo del ‘equilibrio cósmico’ igual es hasta verdad.

Porque después de leerme la bazofia de ‘El sol y la luna’, he tenido la suerte de leer ‘Los Sueños del Canciller’, que me ha quitado de golpe todo el mal sabor de boca que me dejó aquella.

Y no vayan a pensar que fue algo premeditado. Si tengo el libro es porque me lo regaló el autor a través de (o gracias a) la bitácora. Yo soy optimista, y pensaba que el libro estaría bien, aunque reconozco que cuando lo empecé a imprimir se me pasó por la cabeza ¿y si es un peñazo?. Pues no, me quede corto como optimista: el libro no está bien, está de maravilla.

Veamos; ciencia ficción hispana, primera novela del autor, publicado en una editorial ‘virtual’ ¿Y está bien? ¿No será que te han untado para hacer buena publicidad? Nada de eso. He disfrutado como un enano con la lectura. El autor la definía como ‘una obra de ciencia ficción con algo de mala leche’. Yo la definiré como ‘una obra de ciencia ficción desternillante’.

La tierra está devastada por culpa de varios desastres; un meteorito, una guerra mundial y un bombardeo nuclear desde el espacio. Pero la humanidad sobrevive en los asteroides, la luna, y las estaciones orbitales. Bel XVI, canciller del Gran Aragón’ deberá descubrir a los causantes de una misteriosa conspiración que provoca una serie de enfermedades neurológicas en el ser humano. Para ello contará con la ayuda del coronel Barrachina, su brazo derecho, el robot Kan, que ha alcanzado la conciencia y supera cualquier test de Turing, Shirley Temple, la mejor neuróloga del espacio, mercenarios chimpancés, imágenes informáticas de seres humanos, y, como no, de todos los aragoneses. Si lo consigue, el Gran Aragón recuperará el estatus de gran potencia mundial, y si no, la vida del Canciller está condenada.

Desde el sueño del comienzo, hasta la apoteosis final, la novela no deja de ser divertida. A mí me ha arrancado verdaderas carcajadas mientras la leía (algo que no consiguió, por ejemplo, Pratchett), y tiene momentos verdaderamente memorables, como la escena de los pollos:

«Ciudadanos del anillo»-rugieron los altavoces-«Les habla la policia. Esta manifestación no es legal. Disuélvanse inmediatamente, o de lo contrario nos veremos obligados a intervenir»

Numerosas personas entonces, se volvieron hacia los antidisturbios y comenzaron a gritarles «Hijos de puta», «queremos nuestros pollos» o «no al trasvase»

-Pero ¿que dicen? – preguntaba el oficial a su segundo.
-No lo sé, mi capitán. Creo que es algo ligado a su genotipo-contestó éste.

Muy bien escrita a pesar de ser una novela primeriza, no sólo es que esté repleta de situaciones graciosas, ni que describa mil y un detalles totalmente creíbles, es que la historia te atrapa desde el primer momento y no puedes dejar la lectura hasta que la has acabado (me la leí de un tirón), y es de estos libros que te da pena que se terminen. Los personajes están muy bien construidos, y enseguida les coges cariño a todos (el personaje del robot impagable), incluido al canciller.

Si eres aragones o de cerca, el libro todavía tendrá más gracia, pero si no, no se preocupen; los detalles localistas no impiden el disfrute de su lectura. Creo que soy un lector exigente, y esta novela me parece excepcional. La pueden comprar en Libros en red, tanto en versión electrónica, como en papel. Una verdadera joya; no se la pierdan.

P.D. Soy tan almendrón que no me acordaba que ya tenía la reseña del libro de la propia editorial, que reproduzco a continuación:

Manuel Buil nos presenta ‘Los sueños del Canciller’. Se trata de un relato de Ciencia-Ficción, con toques de humor ácido y sátira política.

LA NOVELA

Tras un impacto meteorítico devastador, los restos de la humanidad sobreviven en un puñado de colonias orbitales. La mayor parte de los evacuados, no llegó como personas de carne y hueso, sino como copias informáticas de sus mentes a bordo de soportes digitales.

Bel XVI, detestable excanciller de Aragón, ha descubierto la existencia de una secta que amenaza a la especie humana, remendada y cada vez menos humana. Él y los suyos protagonizan una carrera contrarreloj para desbaratar los objetivos de la secta y de paso, llevar a cabo planes no tan altruistas

A partir de este punto, no podemos adelantar más sin deshilvanar una trama que merece realmente leerse. Se trata de una apasionante historia de Ciencia-Ficción, bien escrita e inteligentemente armada, de la que no podrá despegarse.

(Un día, un libro 165/365)
Escuchando: ¡Ay! Caramba. Ariana Puello.

4 comentarios

  • MeZKaL septiembre 24, 2005en9:40 pm

    Recupero del antiguo cuchitril el comentario que puse después de comprarme y leerme el libro:

    He disfrutado mucho con la lectura de este libro. Como fan de la literatura de género con toque humorístico (pratchett, douglas adams) he de reconocer que tiene un nivel excelente.

    He de añadir que el autor envió un mail a todos lo compradores del libro dando las gracias y regalando un relato que había escrito.

  • Palimp septiembre 24, 2005en11:53 pm

    Tú lo tenías en papel ¿no? Pues ya me lo puedes dejar para releérmelo.

  • MeZKaL septiembre 25, 2005en10:49 am

    Oki, lo pongo en la pila junto con el «Tiempos Interesantes».

  • Palimp septiembre 26, 2005en2:16 pm

    ¡Yupi!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.