Juan José Millás. Trilogía de la soledad.

mayo 26, 2005

El desorden de tu nombre. La soledad era esto. Volver a casa.
Alfaguara, 1996. 457 páginas.

Realidad desdibujada

Lo primero que leí de Millás fue su libro ‘Tonto, muerto, bastardo e invisible’. Desde entonces he leído todo lo que he podido de él, y viendo su producción en la página de club cultura veo que como mucho he leído la mitad. Encontré este libro en un puesto de segunda mano que me es muy querido. Cerca del mercado de la Boquería, en las Ramblas, en la calle de las Cabras pueden encontrar libros de segunda mano muy buenos a muy buen precio. Cinco euros me costó éste a mi, prácticamente nuevo y con tres novelas.

Me permitirán que copie la sinopsis, porque llevo hoy mucho escrito:

El desorden de tu nombre

Julio Orgaz, cuarentón divorciado que trabaja en una editorial, frecuenta al psiquiatra Carlos Rodó y conoce en un parque de Madrid a una mujer casada, Laura, en quien cree reconocer una reencarnación de su amante Teresa Zagro, muerta en accidente poco tiempo atrás. Su relación se consuma y la pasión les arrastra a la idea de matar al marido de Laura, que no es otro que el doctor Rodó.

La soledad era esto

Narra la historia de una mujer en crisis. Relata la pérdida de identidad propia de la protagonista, al tener ésta como único punto de referencia la soledad. En la obra va desapareciendo la figura del narrador en la medida en que la mujer toma conciencia de su propia existencia.

Volver a casa

Juan, el protagonista, está empeñado en conocerse a sí mismo, es decir, en saber quién es. Difícil lo tiene Juan, o José, que de las dos maneras puede ser nombrado, según sus cambios de identidad, si quiere alcanzar la unidad de su ser en la vida y en la muerte. En principio fue José, pero luego, tras la permuta con Juan, su hermano gemelo, cambió de nombre y de personalidad. Pasados los años opta por recuperar su filiación anterior.

De las tres me quedó con la primera, que tiene momentos excepcionales. La que menos me ha gustado ‘La soledad era esto’. Sin duda una buena recopilación de novelas de un buen escritor. Asómense a sus páginas, que no les decepcionará.

(Un día, un libro 45/365)

13 comentarios

  • mp mayo 26, 2005en9:59 am

    Gran sitio para encontrar cholletes literarios. 🙂

  • Vailima mayo 26, 2005en10:04 am

    qué suerte tenéis. Por aquí no hay nada de eso. Sólamente una librería con libros de segunda mano regentada por dos feministorras donde lo único que encuentras son libros sobre la mujer, la mujer, la mujer y la mujer.
    Un asco.

  • Palimp mayo 26, 2005en10:12 am

    El sitio es estupendo y lo regentan dos amigas mías. Tienen buenos libros, es barato, cerca de las ramblas ¿Que más se puede pedir?

    Vailima, si tenemos suerte. Cuando vivía en Donostia sólo podía comprar cuando era la feria del libro. Vivir en Barcelona es una fiesta para los amantes de los libros… ¿Cuándo decías que os pasabais por aquí?

  • Vailima mayo 27, 2005en1:50 pm

    Compartamos el trabajo sucio. Yo le suelto la idea de un viajecito a Tio Petros y tú te lo camelas como puedas…jejeje
    Me imagino, fuera ya de bromas, que hasta la vuelta del verano no podremos. Pero desde luego este año vamos fijo.
    Un saludete.

  • Palimp mayo 27, 2005en8:06 pm

    Eso está hecho. Y si tengo la suerte de poder ir yo en este verano, mejor que mejor.
    Un abrazo.

  • El lector a la sombra mayo 29, 2005en12:48 am

    Tal vez una de las mejores novelas, si no la mejor, de Millás sea Visión del ahogado.

  • Palimp mayo 30, 2005en9:39 pm

    Puede ser, pero yo le tendré siempre un especial cariño a ‘Tonto, muerto, bastardo e invisible’, por ser la primera obra que leí del autor, una de las primeras que leí recién llegado a Barcelona, y por la crítica del neoliberalismo que respira.

  • morenita octubre 4, 2008en6:38 pm

    Acabo de leer El mundo y lo he pasado en grande. Si lo quieres, aunque no eres el lector en quien pensaba, te lo regalo.

  • Palimp octubre 6, 2008en6:53 am

    Hombre ¿Cómo podría negarme?

  • morenita octubre 6, 2008en11:27 pm

    Poder, puedes. Estamos viviendo en Cerdanyola. Te lo guardo para el próximo festejo bitacorero en Barcelona, excusa para sacar la nariz (sólo la puntica) por ahí.

  • Palimp octubre 7, 2008en2:56 pm

    ¡Gracias! Aunque veremos cuando se monta la siguiente… corren malos tiempos para las juergas.

  • morenita octubre 7, 2008en4:51 pm

    Sí, ese bulo de los bancos y los mercados aventado por mucha «prensa seria» nos arrastra a todos. Pero nos encontraremos.

  • Palimp octubre 8, 2008en10:18 pm

    Hombre, yo más que por el tema bancos es por impedimentos paternales 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.