Hace veinte años que tengo veinte años

agosto 13, 2010

Fa vint anys que tinc vint anys.
Vint anys i encara tinc força,
i no tinc l’ànima morta,
i em sento bullir la sang.

Hace veinte años que tengo veinte años.
Veinte años y todavía tengo fuerza,
y no tengo el alma muerta,
y siento bullir mi sangre.

Hoy cumplo 40 años. Una fecha típica para pasar revista a la vida, hacer balance y entrar en crisis al ver que ninguno de tus sueños de infancia o adolescencia se ha cumplido. Llevo unas semanas pensando en ello. La mida por el baremo que la mida no se puede decir que tenga una vida de éxito. Ni soy famoso, ni millonario, ni un intelectual de prestigio. Mi vida es bastante normal y corriente. Doméstica.

Sin embargo, me siento como un triunfador. Si pudiera volver veinte años atrás y hablar conmigo mismo me daría un par de buenos consejos, pero principalmente le diría a ese jovencito Nos lo vamos a pasar en grande. No tengo ningún sueño incumplido, ninguna espinita clavada. He hecho más o menos lo que quería hacer y las cosas no me han ido nada mal.

Tengo la misma divisa que mi gran amigo Carlos, Omnia mea me cum porto, de Bías, uno de los siete sabios. Siempre me ha importado más el arte y el saber que las riquezas materiales y vivimos en una época en la que la mayor parte del conocimiento humano está al alcance de cualquiera que tenga una conexión a internet y un nivel de vida medio.

Mi madre lo expresa -como sólo saben hacer las madres- mucho mejor: Hijo, con lo raro que eres y lo poco que te preocupa el dinero ya te imaginaba siendo un tirado, pero mírate ahora. He tenido mucha suerte. Acabo de levantarme a hacerme un café -descafeinado, que el espíritu tiene veinte, pero el cuerpo cuarenta- y le he dado un beso a mi mujer, que estaba durmiendo al pequeñajo. En la habitación está echando una siesta la nena, a la que el otro día le preguntaron

-¿y tú de quién eres?
– Del papa.

El otro día estaba con ella en la piscina, tan felices que llegué a pensar ¿A ver si me he muerto y estoy en el paraíso?.

Ser padre era el único sueño que no dependía de mí por completo, y por diversas razones que no vienen al caso pensaba que llegaría a los cuarenta sin conseguirlo. A falta de mes y medio ya tenía la familia al completo. Además es algo que ha superado todas mis expectativas. Lo imaginaba maravilloso, pero es aún mejor. Mi hermano me dice estás moreno. He tenido que ser padre para que me diera el sol.

Muchos amigos no tengo, ni siquiera en el Facebook, pero los que tengo son muy buenos. Los que he conocido personalmente y los que me ha traído de regalo internet, que no por no poder verlos me han dado menos alegrías. El sábado me iré de fiesta con algunos de los mejores. ¿Se puede pedir más a la vida?

A los cuarenta años recapitulo y espero seguir así otros cuarenta, por lo menos. No quiero nada más; me basta con no perder lo que ya tengo*.

* No me importaría perder esos kilos que sobran (o al menos no ganar más) pero tengo que resignarme a ir perdiendo pelo.

21 comentarios

  • Kansible agosto 13, 2010en7:44 am

    Con la sinceridad de alguien que siempre deseó para si misma un padre que se expresara así, este post es lo mejor que he leido en mucho tiempo.

    Felicidades y enhorabuena. 😉

  • nosequé agosto 13, 2010en9:48 am

    ¡¡Felicidades!! 40 años y padre.
    Sólo tuve un sueño ser madre. Ahora soy abuela y muchas veces creo tener 20 años. Las risas de los mios junto a las mias, me lo hacen creer.

  • Mon agosto 13, 2010en11:03 am

    Hola Palimp.

    Comparto la forma y el contenido. Ha sido un post emotivo y de corazón te toca el alma.

    Felicidades, un abrazo y esperemos verte cumplir 50 igual de inquieto y equilibrado.

  • Seikilos agosto 13, 2010en2:34 pm

    Felicidades, y en esta época de tanto manoseo público de las intimidades, este texto honesto y humano es agua fresca. ¡A seguir cumpliendo años y sueños!

  • C.Martín agosto 13, 2010en8:23 pm

    Me asomo sólo para felicitarte, per molts anys, amic meu, y yo que lo vea 🙂

  • Pilar agosto 13, 2010en11:08 pm

    Muy buena entrada. Ha sido un gusto pasar por aquí.
    Pilar

  • Argénida Romero agosto 13, 2010en11:13 pm

    Felicidades y gracias por el privilegio de esta ventana de tu vida. Muy lindos tus bebos. Espero que la vida te regale unos muy buenos cuarenta años más.

    Abrazos caribeños.

  • Nacho agosto 14, 2010en2:05 pm

    ¡Felicidades por todo! (incluido el bronceado). Un abrazo.

  • ericz agosto 14, 2010en3:23 pm

    Felicidades. A seguir disfrutando.

  • manolito marquez agosto 14, 2010en6:49 pm

    Felicidades amigo, siento de corazón no poder asistir al evento, me ha gustado mucho el post, abrazos.

  • Adela agosto 15, 2010en1:51 am

    ¿Y en qué momento nació el segundo? ¿Dónde estaba yo, en la Luna de Valencia, como siempre? Ahora mismo voy a revisar tu blog completo a ver cuándo me perdí la llegada de este precioso bebé. Felicidades, amigo, que los virtuales también contamos, ¿verdad?
    Un beso a tu esposa que te ha dado tanta felicidad y te ha hecho un cuarentón pleno, digno, hermoso y feliz.
    Yo muy pronto, tendré un nietecito, y para ese entonces ya tendré mis cincuenta. Y ¿sabes qué? ¡Me siento como si tuviera veinte! Así que todavía te queda mucha felicidad por delante, te lo digo yo.
    Un beso
    AD.

  • panta agosto 18, 2010en10:40 pm

    Me estás incentivando para ir por el segundo XD
    Saludos y felicidades.

  • Anarquía disoluta agosto 22, 2010en12:09 am

    Un beso. La coyuntura

  • elveidedalt agosto 22, 2010en1:46 am

    40? Un pimpollo! Felicitats!

  • Ale agosto 22, 2010en1:14 pm

    ¿qué mayor éxito puede haber que sentirse triunfador? ¡felicidades! por los cuarenta,
    por sentirte de 20, tener una familia que amas -y te ama ¡mira la respuesta de tu hija!-
    y disfrutas lo que haces.
    ¡Que lleguen 40 más y sigas siendo feliz!

  • mcmendoza agosto 25, 2010en3:22 pm

    Uy, yo los cumplí este año también, y para nada tuve depresión ni bajón ni crisis ni nada. Al contrario, me sentí increíblemente contenta, y pensé en cuán privilegiada era por haber llegado hasta ese punto en relativo buen estado, y con casi todas las cosas que deseaba cumplidas.
    REalmente, tenemos que estar contentos, y disfrutar de estos momentos antes de que cambie el viento.
    YO no tengo mucho dinero, pero me da iguaaaaaaaal, ni siquiera tengo coche, pero como tú valoro más otras cosas y supongo que ese es el secreto.

  • ramiro padilla agosto 26, 2010en3:29 am

    Bueno Palimp, felicidades. Sigo tu bitácora desde San Diego Ca desde hace algunos años ya.

  • María José agosto 30, 2010en10:37 am

    Aunque con algo de atraso, muchas felicidades. Eres «un hombre como Dios manda» como diría mi madre. Es un placer tenerte como amigo.

  • Palimp septiembre 1, 2010en4:41 pm

    Gracias a todos… vuestros comentarios todavía me hacen más feliz (si cabe -que sí, que cabe :D-)

  • Libros septiembre 2, 2010en8:25 pm

    ¡Muy interesante! Va link en Lo mejor de la quincena de este domingo. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.