Gianni Rodari. El pastís caigut del cel.

marzo 3, 2009

La Galera, 1985. 124 páginas.
Tit. Or. La torta in cielo. Trad. Àlvar Valls.

Gianni Rodari, El pastís caigut del cel
Objeto Volante Sabrosamente Identificado

Leyendo los libros de este magnífico escritor que es Rodari echo en falta en mi biblioteca su Gramática de la fantasía. No sé si es que lo he traspapelado o si me imaginé que lo tenía.

En el cielo de un barrio de Roma aparece un misterioso objeto circular. Parece el inicio de una invasión extraterrestre, pero Paolo y Rita, dos niños, descubren pronto la verdad. El OVNI es un pastel gigante, aunque no lograrán convencer a los adultos…

Imaginación no le falta a Rodari para dar la vuelta a las convenciones, y esta historia se basa en una de sus premisas más divertidas y fecundas ¿Qué pasaría si…?. La imagen de un pastel gigante es una tentación para personas de todas las edades, y las situaciones son muy divertidas -como la discusión entre los científicos sobre la salubridad del pastel. El final, todo un canto a la esperanza.

Para grandes y chicos.

Descárgalo gratis (no es este libro, sino la Gramática de la fantasía):

Rodari, Gianni – Gramática de la fantasía.pdf

(Te hará falta el programa EMule)


Extracto:[-]

AQUELL MATÍ AL TRULLO

Un matí d’abril, cap a les sis, al Trullo, els vianants que esperaven el primer autobús per anar al centre, en alçar la vista per consultar el temps que feia, van veure el cel del seu barri gairebé del tot ocupat per un enorme objecte circular de color fosc, que s’estava en el lloc dels núvols, immòbil, a un miler de metres per sobre el nivell dels teulats. Hi va haver alguns «Oh!», alguns «Ah!», i després es va sentir un crit:

— Els marcians!

Va ser com un senyal, un mot d’ordre. La gent van començar a cridar i a córrer per totes bandes. Es van obrir finestres, més gent s’hi van abocar a tafanejar, esperant veure el típic accident de circulació, després van mirar amunt, i aleshores tot van ser trucades i petament de portes, des-cargolament de persianes i trepitjadissa per les escales i pels patis de les cases.

— Els marcians!

— Un plat volador!

— Vinga, deu ser un eclipsi.

La «cosa», efectivament, semblava un gran forat negre instal·lat al cel, i tenia tot al seu voltant una neta corona blava.

— Quin eclipsi? Això és la fi del món.

4 comentarios

  • LetrasNegras marzo 4, 2009en2:30 pm

    Gianni Rodari, qué recuerdos…

  • Palimp marzo 4, 2009en6:56 pm

    Supongo que para muchos sí… para mí ha sido un descubrimiento moderno.

  • Adela marzo 21, 2009en12:41 am

    Tanto me gusta Rodari y tanto he trabajado con su obra que hace poco le dediqué un post. Creí saberlo todo y ahora tú me sorprendes con este libro. Mil gracias, ojalá estuviéramos cerca para ofrecerte mi Gramática de la fantasía… pero estoy en Cuba.
    Un saludo, volveré por este sitio. Me gustó.
    ADE

  • Palimp marzo 21, 2009en12:12 pm

    Lo leí -el post-, gracias por el ofrecimiento, lo tengo en formato electrónico y seguro que la edición en papel está escondida en algún lugar de la casa. Lo que no se llevan los ratones aparece en los rincones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.