Manuel Vilas. El luminoso regalo.
Novela / Julio 13, 2016

Alfaguara, 2013. 388 páginas. Extravagante, exuberante, excesiva, exagerada, excelente… y más palabras con ‘ex’, como sexo, porque ese es el eje de la novela. En un momento dado una estudiante afirma que en la literatura española actual hay poco sexo, y parece que Vilas quiere arreglar la media. Me hizo gracia la faja, que afirma que el autor se pasa al realismo. Si el choque entre una mujer nacida para el sexo capaz de seducir a cualquiera y un moderno don Juan que se acuesta con todo lo que se encuentra es realismo me gustaría saber cómo es el día a día de quien escribió el comentario. Personalmente me ha dado la impresión de un ajuste de cuentas muy pasado de vueltas. He disfrutado cada una de las páginas. —He pedido que nos suban la comida —dijiste. Fuiste al cuarto de baño porque querías ponerte colonia, más colonia, la locura de la colonia, porque mezclaste tres marcas de colonia, Loewe, Kenzo y 212, porque crees en la alquimia de las combinaciones y tú mismo diseñas nuevos perfumes de hombre a base de mezclas fantásticas que se te ocurren en el laboratorio de tu olfato, tu gran olfato, el sentido más…