Vanessa G. Medina. Todas las cosas que nos tienen hasta el coño.

junio 23, 2022

Vanessa G Medina, Todas las cosas que nos tienen hasta el coño
Penguin Random House, 2021. 160 páginas.

Diferentes temas que tienen a muchas mujeres hasta el coño, con una breve introducción y unas entradas en formato diario que reflexionan acerca de estos problemas. Un catálogo de situaciones en las que cualquier mujer se sentirá reconocida.

Un amigo mío me decía el otro día Yo no considero que por ser hombre haya tenido ninguna ventaja en esta vida. Mi amigo es una buena persona, empática, inteligente, no es un machirulo y aún así era incapaz de ver todas las ocasiones del día a día en las que una mujer lo va a tener más complicado sólo por el hecho de serlo. Libros como este serían de lectura obligada para esas personas que no lo ven si no fuera por que nunca van a leerlo.

El tabú de la menstruación, el desconocimiento del clítoris (que cualquiera diría que está escondido o de camuflaje), la gordofobia, el arreglarse porque sí, la depilación, la soltería, el reloj biológico, que te llamen feminazi a las primeras de cambio… un montón de quejas que hay que reivindicar y evitar. Evitar entre nosotros, los hombres, que somos los que las cometemos. Y no hace falta decir que no todos, por favor. Un poquito de empatía.

Bueno.

P.D. Para todos aquellos que creen que estas cosas son exageradas. Mirando comentarios en goodreads sobre este libro me encuentro perlas como ‘Libro escrito desde la perspectiva de una mujer feminista’ porque parece que nadie sabe que todos tenemos que ser feministas. También me he encontrado un perfil dedicado exclusivamente a poner una estrella a un montón de libros que hablan de feminismo. En fin…

«Hijxde puta»
hay que decirlo menos
Cada vez que veo una noticia sobre violencia machista, lo primero que me viene a la boca es decir: «Menudo hijo de puta». Luego rectifico. La madre no tenía la culpa, y las putas tampoco.
No puedo ni insultar a gusto porque el 80 % de los insultos de nuestro vocabulario son machistas. Que ya me dirás tú qué hicieron las perras, las zorras, las ratas, las pájaras, las gallinas, las lobas, las cotorras, las lagartas y todas las hembras de cada especie de la Tierra para que tengan tan mala fama.
Lo del lenguaje inclusivo es jodido. Y no solo por la equis, la e, los miembros y las miembros. Es jodido porque el machismo está tan enraizado en nuestra lengua que hasta las palabras y expresiones más comunes tienen un origen o connotación machista.
De hecho, al escribir justo ahora la palabra «jodido» he pensado: ¿quiénes son por definición las personas «jodidas»? Según el diccionario de la RAÉ, sería alguien «sexualmente poseído» por otro alguien, y en esta sociedad patriarcal sabemos que lo de poseer se hace con un pene. O sea, otra palabra con una connotación machista.
El caso es que hay veces en las que me parece una tarea imposible sacar el machismo del lenguaje. Y más cuando te das
cuenta de que los máximos jetazos (y las seis jefazas que hay ahora) de la lengua española son unos señoras que están bien a gusto con una lengua profundamente machista.
Que dicen ellos que el lenguaje es perfectamente inclusivo cuando se habla en masculino. ¡JA! Y además hacen como si el problema no fuera con ellos. Como si no hubiera ya millones de personas hablando con la equis o con la e.
Porque esa es otra: entre tanto dilema, ya no sabemos cómo hablar ni nosotras, ni nosotros, ni nosotres, ni nosotrxs, ni nosotr@s.
No sé, señoras, igual va siendo hora de abrir este melón y ver qué se hace, porque el problema no va a desaparecer solo porque digáis que a vosotros os parece bien tal y como está el asunto.
Y mientras tanto, un onvre se ofende cada vez que utilizamos el femenino para dirigirnos a un público mayoritariamente femenino. Si me dieran un euro por cada vez que me han escrito por Instagram para preguntarme por qué me dirijo siempre en femenino en mis publicaciones, en la web o en la tienda, mañana me iría de vacaciones a Ibiza a gastos pagados.
Os voy a contar por qué lo hago: además de porque el 96 % del público de mi perfil @hastaelco_es femenino, también es por reivindicación. Pocos espacios hay en los que se hable solo en femenino y, porque a mí me sale del coño, quiero que mi cuenta sea uno de ellos.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.