San Juan

junio 24, 2009

La noche de San Juan es mi preferida del año, aunque la costumbre aquí es tirar petardos, creando un estruendo que no para hasta bien entrada la noche. No hace mucho acabo de leer el libro Herejes de Chesterton y entresaco el siguiente fragmento:

Hay una sola cosa en el mundo moderno que ha estado cara a cara con el paganismo; hay una sola cosa en el mundo moderno que en ese sentido sabe algo sobre el paganismo, y eso es el cristianismo. Ese hecho es en realidad el punto débil de todo ese neopaganismo hedonístico del que he hablado. Todo lo que queda realmente de los antiguos himnos o las antiguas danzas de Europa, todo lo que verdaderamente ha llegado hasta nosotros de los festivales de Febo o de Pan, se puede encontrar en las festividades de la Iglesia católica. Si alguien quiere coger el extremo de una cadena que realmente se remonte a los misterios paganos, más vale que coja una guirnalda de flores en Pascua o una ristra de salchichas en Navidad. Todo lo demás en el mundo moderno es de origen cristiano, incluyendo todo lo que parece más anticristiano. La Revolución francesa es de origen cristiano. El periódico es de origen cristiano. Los anarquistas son de origen cristiano. La ciencia física es de origen cristiano. El ataque al cristianismo es de origen cristiano. En el mundo de hoy existe solamente una cosa, una única cosa, que se puede afirmar con algún tipo de exactitud que es de origen pagano, y es el cristianismo.

El solsticio de verano, la noche más corta -o el día más largo- no necesita de ningún santo para ser festejada. La iglesia católica tuvo muy buen ojo. Así que, religión al margen, feliz san juan.

7 comentarios

  • Seikilos junio 24, 2009en2:39 pm

    Como siempre, Chesterton está algo equivocado, pero qué elocuencia. Es una pena que nosotros aquí en el sur estemos en invierno, y San Juan esté ocupado con el caluroso norte. Siempre es bueno tener otra fiesta 🙂

  • Apostillas literarias junio 24, 2009en3:42 pm

    Al tomar de los griegos casi todo lo que se le ocurrió, el cristianismo hizo llegar toda su talega a través de las festividades de la Iglesia católica. Y bien dices, lo hizo con buen ojo.

    Acá el día de San Juan te mojan. Antes era mucho más arraigada la costumbre esta de que te echaran agua o tu eches. Como la mayoría de las costumbres tradicionales se ha ido perdiendo. Cuando era niña me encantaba que llegara este día para hacer de las mias 😀

  • Palimp junio 24, 2009en9:02 pm

    Seikilos, Chesterton siempre tiene razón, aunque a veces llegue a las conclusiones equivocadas. Cualquier momento es bueno para una fiesta, y el verano es la ocasión más propicia.

    Magda, es increíble que allí celebren San Juan mopjando; aquí se celebra con hogueras. Agua y fuego… ¿tendrá algo que ver? Te he envíado un correo postal, espero que lo recibas.

  • Seikilos junio 24, 2009en11:23 pm

    Es verdad que Chesterton siempre tiene razón, en el sentido de que siempre ha optado por pensar y deducir, en abierta contradicción con su apasionado «cristianismo ortodoxo», en sus propias palabras. Pero se ha equivocado de cabo a rabo negando la evolución de Darwin, la teoría de la relatividad de Einstein, la profecía del ADN que hizo Edison, y no agrego a Freud para no discutir 🙂 Pero estas equivocaciones siempre han estado condimentadas, como bien decís, por el uso de la razón y la elocuencia. Chesterton es, innegablemente, un grande.

  • Palimp junio 26, 2009en8:44 am

    La prueba está en que se aprende más de los errores de Chesterton que de los aciertos de mucha gente. Debía ser un interlocutor magnífico y ya que no podemos conversar ocn él, nos queda el consuelo de hacerlo con sus obras.

  • Eleder junio 30, 2009en10:54 am

    ¡Hola!

    Disculpad la intromisión (he llegado aquí por Twitter). Pero muchas gracias por vuestras palabras sobre Chesterton, más aún por no provenir de su «mismo lado». Incluss los que creemos que en el fondo sí tiene razón nos asombramos de lo mismo que vosotros: de que, donde otros sólo repiten argumentos, él sabe dar razones de sentido común. Porque su «paradoja» principal es precisamente ésa, la de demostrar que por medio de «pensar y deducir» es posible también llegar a ese «cristianismo ortodoxo» que algunos creen (en ambos lados) que sólo puede defenderse por medio de imposiciones mentales.

    Sólo un detalle… Seikilos, creo recordar algún artículo de Chesterton donde defendía la teoría de la evolución de Darwin en su sentido biológico (y no recuerdo haberle leído criticarla). Sobre Einstein no lo sé, pero me extraña que se metiera en esos temas. Lo miraré, de todos modos.

    ¡Gracias de nuevo!

  • Seikilos julio 1, 2009en4:54 pm

    Eleder, no estoy seguro de entender el primer párrafo: ¿los dos lados son el ateo y el cristiano?
    Ambos textos, el que denosta a Darwin y el que dice que las teorías de Einstein nunca iban a tener realidad, están en el libro «De todo un poco» de Ediciones del Pórtico, pero no recuerdo exactamente en qué ensayos están.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.