José María Merino. La glorieta de los fugitivos.

febrero 14, 2011

Páginas de espuma, 2007. 234 páginas.

José María Merino, La glorieta de los fugitivos
Disparos certeros

Si comentando el libro Cuentos de los días raros afirmé que era decepcionante ahora me toca envainármela y reconocer que esta Glorieta de los fugitivos me ha encantado.

No pongo la lista habitual porque al ser cuentos muy breves sería casi interminable. Pero su corta extensión está compensada con su excelente calidad. No se si la diferencia entre aquel libro y éste se debe al tamaño de los cuentos, pero si es así hay que reconocer que Merino fabrica unas excelentes minificciones.

Algunas son realmente excepcionales. Crudas como otra historia navideña, nostálgicas como Caracola, rotundas como Historia de Don Quijote.

Lleno de joyas.


Extracto:[-]

CARACOLA

EN LA NIÑEZ creía que ese rumor que suena dentro de las caracolas era el eco del mar. Lo re-cuerda muchos años después, cuando pone junto a su oído la enorme caracola. Y, en efecto, oye el ruido del mar, ese sordo bramar del oleaje lejano, pero también escucha graznidos de gaviotas que pasan, la sirena de un barco, y por fin una voz que canta, eran muy jóvenes, brillaba el sol del verano, paseaban por la playa cogidos de la mano y ella cantaba esa misma canción, una canción que habla de lo que guardan las caracolas, esta caracola que resuena en su oído mientras el chamarilero contempla con aire suspicaz al hombre mayor que lleva ya más de veinte minutos con los ojos cerrados y una de las viejas caracolas de su tienda apoyada en la oreja derecha.

HISTORIA DE DON QUIJOTE
EN UN LUGAR de La Mancha vivió un ingenioso hidalgo y caballero que estuvo a punto de derrotar a la Realidad.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.