Haruki Murakami. Crónica del pájaro que da cuerda al mundo.

enero 17, 2007

Editorial Tusquets, 2001. 685 páginas.
Tit. Or. Nejimaki-dori Kuronikuru. Trad. Lourdes Porta y Junichi Matsuura.

Haruki Murakami, Cronica del pájaro que da cuerda al mundo
Confianza mágica

Este fue el primer libro que leí de Murakami, hace ya unos años. Me gustó. Tanto que en su momento ya lo apunté como pendiente de relectura. Lo presté mucho, también, aunque a nadie pareció hacerle la misma gracia que a mí. Cuando empecé el esclavo lector pensé que era hora de volver a leerlo.

Tooru Okada está en el paro. Ha dejado su trabajo en un bufete de abogados y no parece tener prisa por buscar un nuevo trabajo. Un día recibe la llamada de una mujer misteriosa que parece proponerle sexo telefónico. Y a partir de ese momento su vida cambiará. Desaparecerá su gato y, más tarde, su mujer. Aparecerán extraños personajes en su vida, algunos con poderes mágicos, a veces en sueños particularmente realistas. Todo parece estar relacionado con el-pájaro-que-da-cuerda, un pájaro que emite un sonido como de dar cuerda al mundo, y que sólo unos pocos parecen oir.

Releí este libro en medio de una gripe especialmente virulenta, lo que contribuyó a acentuar aún más la extraña mezcla de realidad y fantasía de sus páginas. Al igual que en La caza del carnero salvaje la realidad no es lo que parece; poderes ocultos parecen estar sueltos por el mundo y hay gente que son sus depositarios.

El protagonista quiere recuperar a su mujer, y tendrá que recorrer un largo y extraño camino para conseguirlo. Pero confía en ella y en sí mismo, poca cosa en comparación con los enemigos a los que se enfrenta. La primera vez que lo leí me impresionó tanto la fuerza de la confianza del protagonista que hizo que me replanteara mi actitud ante determinadas cosas. Mejor que un libro de autoayuda.

Murakami tiene muy buena mano describiendo treintañeros sin proyecto vital, aparentemente inanes, que repentinamente parecen tener mejor temple que el acero. Y también destaca describiendo el mal que parece dominar a ciertas personas y que parece venir de otro mundo, un mundo inhóspito y terrible, porque más terrible sería si ese mal es sencillamente humano.

Un libro que merece la pena. Yo ya lo he leído dos veces. Por algo será.

Escuchando: El Fabricante de alas de Mariposa. El Niño Gusano.


Extracto:[-]
En las casas antiguas, por el contrario, apenas se apreciaba algún signo de vida. En el seto, a modo de biombo, se distribuían con habilidad diferentes tipos de arbustos y por los intersticios podían verse amplios jardines bien cuidados.

En el rincón de un patio trasero había un solitario árbol de Navidad, seco y de color marrón. En otro jardín se amontonaban juguetes infantiles, revelación de infancias ya pasadas de varias personas. Un triciclo, un juego de aros, una espada de plástico, una pelota de goma, una tortuga de juguete, un pequeño bate de béisbol… Había un jardín donde habían instalado una canasta de baloncesto, otro con unas preciosas sillas de jardín alrededor de una mesa de cerámica. Aquellas sillas blancas llevaban aparentemente meses (quizás años) sin usarse y estaban cubiertas de tierra. Encima de la mesa, arrastrados y adheridos por la lluvia, unos pétalos de magnolia de color carmesí.

En otra casa, a través de una puerta corredera con el marco de aluminio, podía verse de una sola mirada toda la sala de estar. Había un tresillo de cuero, un televisor de grandes dimensiones, un aparador (y encima una pecera con peces tropicales y dos trofeos) y una lámpara de pie de diseño. Parecía el decorado de una telenovela. También había un jardín con una caseta enorme para un perro grande, pero el perro no se veía por ningún lado y la puerta estaba abierta de par en par. La tela metálica de la puerta estaba abombada, como si alguien llevara meses descargando todo su peso contra ella desde el interior.

La casa abandonada de la que hablaba Kumiko se encontraba un poco más allá de la casa de la perrera. Comprendí al primer golpe de vista que la casa estaba deshabitada. Y que no llevaba vacía precisamente unos dos o tres meses. Era una casa de dos plantas bastante moderna, pero los cerrojos de las contraventanas, cerradas a cal y canto, estaban oxidados y sobre la barandilla de las ventanas del primer piso se extendía una pátina de herrumbre rojiza. En el pequeño jardín se erguía una estatua de piedra de un pájaro con las alas extendidas. La estatua se apoyaba sobre un pedestal que de alto alcanzaba el pecho de una persona, a su alrededor crecían frondosos los hierbajos, y las puntas de los

tallos de vara de oro que eran especialmente altos llegaban a tocar los pies del pájaro. Éste -aunque no sé qué tipo de pájaro debía de ser-aparecía con las alas desplegadas como si, de un momento a otro, fuera a levantar el vuelo en aquel jardín inhóspito. Aparte de aquella estatua no había otro adorno en el jardín. Frente a la casa se amontonaban algunas sillas de plástico de aspecto anticuado y, a su lado, una azalea mostraba sus flores de un brillante color rojo extrañamente irreal. Y hierbajos.

Me apoyé contra la verja que me llegaba hasta el pecho y contemplé el jardín unos instantes. Era en efecto el tipo de jardín que gusta a los gatos, pero no se veía ninguno por ninguna parte. Encima del tejado, una paloma posada en la antena de televisión proyectaba su arrullo monótono sobre aquella escena. La sombra del pájaro de piedra caía sobre los hierbajos que crecían exuberantes a su alrededor.

Saqué un caramelo de limón del bolsillo, lo desenvolví y me lo metí en la boca. Había aprovechado la ocasión de dejar el trabajo como pretexto para dejar de fumar y, desde entonces, a cambio, no podía vivir sin tener a mano un caramelo de limón. «Eres un caramelo-adicto», me decía mi mujer. «Se te van a llenar los dientes de caries.» Pero yo no podía dejar de chupar caramelos de limón. Mientras contemplaba el jardín, la paloma siguió posada en la antena arrullando en un idéntico tono regular, como un oficinista que fuera estampando un número en cada una de las hojas de un talonario. No sé cuánto tiempo estuve apoyado contra la verja. Recuerdo haber tirado el caramelo al suelo a medio chupar, cuando ya había dejado todo su dulzor en mi boca. Dirigí de nuevo la mirada hacia el lugar donde se proyectaba la sombra del pájaro de piedra. Y entonces me pareció oír una voz a mis espaldas que me llamaba.

Al volverme vi a una jovencita de pie en el patio trasero de la casa de enfrente. Era baja de estatura e iba peinada con una coleta. Llevaba gafas de sol oscuras con la montura de color caramelo y vestía una camisa sin mangas de color azul celeste. Pese a no haber terminado aún la estación de las lluvias, sus delgados brazos desnudos mostraban un bronceado uniforme y bonito. Tenía una mano metida en el bolsillo de los pantalones cortos y la otra apoyada sobre el portillo de bambú que le llegaba hasta la cintura, manteniendo de este modo un precario equilibrio. Entre ella y yo había una distancia de aproximadamente un metro.

-¡Uf! ¡Qué calor! -exclamó la chica.

-Sí, desde luego -dije yo.

61 comentarios

  • ericz enero 17, 2007en3:11 pm

    Para la playa está bien.

  • Palimp enero 17, 2007en4:29 pm

    Tú eres un exigente 🙂

    Que no se me olvide decirte que he leído dos novelas de Aira que son tal como cuentas en tu blog: malas.

  • solodelibros enero 17, 2007en8:38 pm

    El primer libro de Murakami que leí. Y el mejor de los suyos, para mi gusto. Todo lo demás no es más que repetirse a sí mismo. Pero este ‘Pájaro..’ me fascinó. Aunque al final pincha.

  • ericz enero 18, 2007en2:46 am

    Eso me dice mi mujer 🙂
    Este es el 1º de Murakami que leo, y recién; ya veré de postear algo…o no.

  • La Otra Chilanga enero 18, 2007en11:33 am

    «Un sonido como de dar cuerda al mundo»; se entiende que sólo unos pocos puedan oirlo… buscaré al autor, que hasta ahora me era desconocido, y postearé algo luego. Lo dicho.

  • takikardiko enero 18, 2007en1:20 pm

    Buenas.
    Te propongo un intercambio de votos; yo te voto a ti a diario y tu me votas a mi
    tambien a diario como MEJOR BLOG DE DEPORTES a traves de este link

    http://www.20minutos.es/premios_20_blogs/busqueda/sistemalay/

    Votandonos en categorias en la que no coincidamos nos podemos beneficiar mutuamente
    y subir puestos,aspirando a algun premio.

    Si estas de acuerdo con mi propuesta hazmelo saber escribiendome a mi mail
    TAKIKARDIKO@GMAIL.COM diciendome en que categoria quieres que te vote y a ser posible poniendome el link para votar tu blog
    para que yo lo agregue directamente a favoritos para votarte diariamente si aceptas esta propuesta.

    Mi blog —->
    http://sistemalay.blogspot.com

    sALUDOS Y SUERTE!

  • Palimp enero 19, 2007en2:28 pm

    Solodelibros, tienes razón, no cierra muy bien el libro.

    Ericz, espero ese post. 🙂

    La otra Chilanga, espero que te guste.

  • La Otra Chilanga enero 20, 2007en7:53 am

    Yo también lo espero Palimp; igual que el próximo tiliche de letras que suba a este su cuchitril, cada vez más entreñable, y extrañable. Lo dicho, le refrendo mi voto diario; las puertas virtuales de La Otra Chilanga están abiertas para usted (en realidad para todxs, pero usted está invitado).

  • Clandestinna enero 20, 2007en5:04 pm

    Yo sólo he leido «La caza del Carnero Salvaje» gracias a la maravillosa página de Bookcrosing, y me gusto mucho el autor por lo original de su historia, e inmediatamente pense en que tenía que buscar y leer el resto de sus libros, pero leyendo el argumento de este, me temo que es uno de esos autores que se repiten bastante en sus novelas.
    Por ejemplo, en «La Caza del Carnero Salvaje» el protagonista también se ve sumido en la incertidumbre laboral que no parece importarle, también es abandonado por su mujer, conoce a una misteriosa nueva amiga, aparece una gato mascota, y en este caso, en vez de girar todo en torno a el misterioso pájaro que le da cuerda al mundo, todo gira en torno a un también misterioso carnero salvaje.
    Como no, hay sueños subrealistas y personajes la mar de extraños, y además es curioso, pero aparece incluso una especial referencia al sentido del oido, más concretado en unas especiales orejas.
    Espero que se salga de ese patrón en alguna de sus novelas.

  • elprinciperana enero 21, 2007en12:01 am

    Escasean los blogs de literatura. Te dejo mi voto.

  • La Otra Chilanga enero 21, 2007en12:09 pm

    Sólo para avisar que a partir de hoy cuentas con una link desde La Otra Chilanga.

  • Palimp enero 23, 2007en8:36 pm

    Clandestinna, aúna puntaría más:la presencia del mal y la capacidad de una persona para luchar contra él también está presente en los dos libros. Aún así son muy diferentes.

    Elprinciperana, gracias.

    La otra Chilanga, lo mismo digo.

  • pegasus enero 26, 2007en1:10 pm

    Bueno, pues yo no sabia si leerlo o no, pero con vuestros comentarios creo que me animaré. Un saludo.

  • Palimp enero 27, 2007en7:46 pm

    Espero que te guste

  • gaston febrero 7, 2007en2:09 am

    me gusto muchisimo este espacio…es mas vuelvo y vuelvo…
    envio un saludo enorme
    agradezco por todos los datos que me nutre de aca…

    chau

  • Palimp febrero 7, 2007en9:50 am

    Gracias por tus visitas, encantado de que le guste el sitio.

  • julio febrero 10, 2007en12:36 am

    Yo he leido 2 libros de Murakami Tokio Blues y Sputnik mi amor, y ambos son una maravilla, aca no hay gatos ni pajaros ni carneros en común, lo que sí personajes solitarios con grandes historias. Se parecen en algo si, pero a la vez son diferentes, lo que atrae del autor es la pasión que se nota en su escritura, los bellos versos, te llega al alma y los personajes que son muy especiales, espero tener el de crónica que da… y el último Kakfa on the shore, ojalá un amigo que viaja para España me los traiga.

  • Palimp febrero 16, 2007en10:33 am

    Ojalá los consigas y espero que te gusten

  • Durandarte mayo 19, 2007en7:49 am

    Estoy en el sexto capítulo de ese «Pájaro» y la verdad creo que está lleno de poesía, magia y angustia. Angustia por tratar de darle un sentido a ese mundo que a diario no parece tener ninguno.
    Nota aparte: El tal Tooru Okada es un «mandilón fatal», lamento tener que admitir que me siento identificado.

  • Palimp mayo 19, 2007en5:43 pm

    «Mandilón fatal» ¿Podías explicar que significa?

  • Carlos julio 3, 2007en5:43 am

    Para mí, el final fue perfecto, yo aún sigo recordando el hielo rompiéndose en los zapatos de May y Tooru, el mirar al cielo, la ciudad solitaria, la ausente gente-pato, el aroma del invierno. Los dos se pertenecían, no en algo sexual, sino algo más íntimo, al igual, que Tooru y el teniente Mamiya, al igual que Tooru y Cinnamon, en realidad, todos nos pertenecemos, llevamos algo del otro. La otra vez estuve leyendo que alguien decía que el libro tenía capítulos que no valían la pena, pero para mí, todos forman una parte sumamente importante del libro. Mi parte favorita es cuando hablan por medio de la computadora. Y tengo una pequeña teoría, siento que en realidad Cinnamon, en su mundo interior, un día, escribió una novela, una novela que se llamaba «Crónica del pájaro que da cuerda», y en esa historia quiso incluirse a él, y así inventó a varios personajes y a su protagonista lo llamaría Tooru Okada. Saludos desde Tampico, México.

  • kumiko julio 13, 2007en8:44 pm

    Para mi MURAKAMI es uno de mis escritores favoritos he leido AL SUR DE LA FRONTERA AL ESTE DEL SOL, TOKIO BLUES, Y CRONICA DEL PAJARO QUE DA CUERDA al momento estoy leyendo SPUTNIK MI AMOR y puedo decir que me encanta, me gusta mucho la manera como aborda las relaciones actuales con mucha magia, porque el amor en este siglo no es nada parecido a las grandes historias de amor del pasado, ademas de el lenguaje poetico que utiliza y como describe los paisajes yo hasta creo conocer japon!!!. La obra que mas me gusto fue TOKIO BLUES me gusto toda de principio a fin y en CRONICA DEL PAJARO no me gusto el final, me gusto mucho la trama pero me dejo muy mal sabor q el quedara solo esperando a su esposa. Me considero una fanatica de MURAKAMI y he iniciado a muchos a conocer su obra y es muy grato encontrar personas que aprecien su literatura. Este es mi correo me encantaria poder comentar con otros sobre mi autor favorito bluemoon_1077@hotmail.com

  • julio julio 24, 2007en6:33 pm

    Murakami es como dice Rodrigo Fresán ¡ADICTIVO! he leido Tokio Blues y Sputnik mi amor, ambas tienen algún parecido, ahora estoy en plena lectura de Kafka en la orilla del mar y me esta reventando el cerebro, que tal imaginación, que tal narrativa y la forma de enlazar situaciones y personajes, ufff aún no la termino (voy más de la mitad) pero cuando lo haga les cuento. NO consigo aún La Cronica este libro se acabó en mi pais. Saludos jhurlos@hotmail.com

  • Luis octubre 19, 2007en9:25 am

    termino de leer este libro y miro alrededor lleno sorpresa, esa sensación de realidad irreal de dedos lejanos y ojos agridulces parece que me persigue, quizá Haruki nos hace personajes mas que lectores…

  • Brángel febrero 17, 2008en8:14 am

    «…hizo que me replanteara mi actitud ante determinadas cosas. Mejor que un libro de autoayuda».

    Pues si, eso fue para mi. Amén de que me fascinó por muchas razones, lo más fuerte para mi fue ver la relación de pareja entre Tooru y Kumiko. Tan real, tan irreal, tan lo que quiero para mi, no en la parte irreal porque sería como decir que quiero que llegué el principe con su caballo blanco, si no la parte real que contiene peleas causadas por los klinex y la ternera con pimientos, pero a la vez contiene a dos personas que deciden construir una vida juntos. Y así, así es justo como yo lo quisiera. Y me obliga a desplazarme.

  • Asier abril 1, 2008en6:54 pm

    Ayer me acabé el libro, y debo decir que aunque me gustó mucho no supera a tokyo blues. Ya que me apasionó su lectura mucho mas.
    Un saludo y seguid leyendo, en los libros esta la verdad.

  • Bandua julio 20, 2008en1:14 pm

    Ayer terminé de leer Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. No conocía a este autor, pero ha sido todo un descubrimiento. Entré en su mundo onírico desde el principio, e incluso, algunos personajes me recordaron a personas que he conocido. Sin duda, acaba sumergiéndote, de tal manera en su mundo, que cuando te das cuenta, ya estás dentro del pozo con el protagonista, compartiendo su sueño en la habitación 208. Es un libro muy recomendable para aquellos que no teman abrir su mente y crean que todo es posible.

  • Juan Carlos agosto 7, 2008en5:54 pm

    Acabo de terminar Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. En realidad, lo mío ha sido una inmersión en toda regla en Murakami. He leído «Tokio blues», «Al sur de la frontera, al este del sol», «Kafka en la orilla» y «Sauce ciego, mujer dormida». No me había pasado con ningún otro autor, ha sido como un intento de desentrañar el misterio de sus historias, encontrar la clave que respira en el fondo de todas ellas. Aunque ahora estoy agotado y voy a dejar de leerlo durante una temporada, tengo que decir que para mí es un autor hipnótico, extraño. Dueño de un mundo fascinante.

  • juan manuel h diciembre 3, 2008en2:33 am

    espero que sigan leyendo de la misma manera. hace un minutop que acaban de convencer que murakami es como una especie de Paul auster, pero distinto,.
    espero sigan leyendo a los escritores contemporáneos, con la misma mirada que Dostoievski. saludos desde cali colombia

  • silvana enero 5, 2009en10:01 pm

    Creo que Murakami tiene en todas las obras que leí, un modo de narrar con una cadencia que suspende nuestras mentes y que tiene la sutileza de un haiku o de una pintura japonesa tradicional.Es definitivamente distinto y un placer para lectores exigentes.

  • Antonio Velázquez enero 13, 2009en9:08 pm

    Creo que Murakami si es adictivo como dicen por ahí, comienzas a leer un libro y te atrapa con una prosa tan elegante que desaparece la escritura en sus libros para convertirse en historia sin más, maestro del lenguaje escribe con estilo narrativo tan bueno y fluido como el de Stephen King, solo que en vez de contar memeces cuenta historias de vidas y cosas interesantes.

  • Luc enero 20, 2009en9:33 am

    Yo me lo acabo de terminar anoche 🙂 Me ha encantado. Me había leído ya todos los suyos y tenía éste pendiente.

    Me parece increíble cómo narra. Piensas que llega un punto del que no va a poder salir narrativamente y siempre te sorprende. Aprendes que cuando una historia está bien contada te lo puedes creer todo. Como si estuvieras hipnotizado.

    Alucinante!

  • V ermileon febrero 20, 2009en9:37 pm

    Recientemente terminé la lectura de “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”, he esperado unos días antes de hacer mi comentario, lo suficiente para que su efecto pudiera salir de mi organismo, aún así solo puedo calificarla de asombrosa y genial.
    Es curioso como llegué a este libro. Todo comenzó en una visita rápida a la librería, buscando algo nuevo que leer( y con nuevo me refiero a literatura contemporánea ya que todos mis otros libros pendientes eran clásicos) me encontré con Tokio Blues( Norwegian Wood) de Haruki Murakami. A pesar de no conocer ni libro, ni autor, me hizo gracia y me lo compré, me lo llevé y lo devoré. Rápidamente se convirtió en mi favorito. Normalmente no tengo mucho tiempo para leer debido al trabajo, pero no me duró ni una semana. Al terminarlo no pude contenerme y lo volví a leer de nuevo en 3 días. Su estilo de narrar, lleno de referencias a la cultura popular y descripciones concisas de actos banales y cotidianos, te envuelve lentamente hasta que te sientes enganchado a sus personajes y angustiado por cual será su destino. Normalmente adivino por donde va a ir la trama de un libro, lo cual me lo estropea un poco, pero con Murakami nunca puedes estar seguro de lo que pasará después, o de cómo pasará. Y no es porque se trate de personajes desequilibrados o estrafalarios, que los hay, sino que, al igual que en el mundo real, uno no puede predecir hacia donde te llevará la suerte y que además hay cosas que escapan a nuestro control. No sé, me sentí agradecido de que alguien hubiera escrito algo así.
    En consecuencia volví a ir a la librería y me compre todos los libros que tenían allí de Murakami, me los llevé a casa y los dejé apilados en mi estantería de lectura pendiente. Un autor tan bueno hay que dosificarlo, pensé. Y así quedó la cosa.
    Algún tiempo después estaba yo de compras por otras cosas, cuando al pasar por otra librería me encontré con un nuevo libro de este autor, “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” y me lo compré. Un libro más de Murakami no me matará, me dije.
    A diferencia de los otros libros este lo coloqué en el cajón de mi mesilla, a falta de otro sitio. Una noche esperando a que me viniera el sueño quise leer un poco y no teniendo a mano el libro del que me ocupaba esos días agarré este. Leí tres capítulos y me interesó, así que decidí turnarme, durante los ratos del día leería otros libros y a este le dedicaría las noches. Su estructura en capítulos cortos y diferenciados( fue publicado originalmente por entregas) lo facilitaba. Además tenía unas 900 paginas, había lectura para rato.
    O eso creí. Sin darme cuenta las noches me cundían más que los días. Al ver que había superado la mitad del libro mi idea inicial se convirtió en norma. Me obligué a mí mismo a leer otros libros, noté que me estaba obsesionando, siempre quería leer otro capítulo más, no era sano. Esa historia ficticia despertaba en mi todo tipo de emociones, como no me había pasado nunca con un libro. No sé si me identificaba con el personaje protagonista o con todos a la vez. El caso es que cuando me quedaban unas 50 páginas me encontraba en una tensión enorme, tanto era así que me resistía a acabarlo. Temía que el autor no fuera capaz de terminar toda la historia en el trozo que faltaba, que no le hubiera puesto un final o que hubiese elegido uno abrupto o facilón. Tras un par de días de vacilación me decidí, casi puedo decir que me temblaban las manos mientras lo acababa y me vi tentado de lanzarlo por el aire un par de veces. Lo único que puedo añadir es que para bien o para mal el libro tiene el final que debía tener. Y esta es una ilusión que se consigue crear cuando una historia esta bien contada.
    No voy a resumir el libro, si os interesa seguro que encontrareis una buena sinopsis por hay. Como ayudita diré que el libro se inicia con una misteriosa llamada de teléfono de una mujer desconocida a nuestro protagonista, Toru Okada. Luego nos enteramos de que Toru está en paro, o mejor dicho ha dejado su trabajo y no sabe que quiere hacer con su vida. Su mujer le mantiene. La familia de su mujer con la que no mantienen buenas relaciones es rica y poderosa. El matrimonio tiene otro problema, han perdido a su gato, el cual representa mucho para la mujer. Mientras Toru lo busca por el barrio su mujer decide recurrir a una especie de médium. Y esto es solo el principio…

    Por supuesto recomiendo el libro a cualquiera, pero no soy muy objetivo al respecto, me temo que me he convertido en un fan del maestro Murakami. Comprendo que haya quien crea que la emoción que me produjo fuera fruto de mi propia predisposición o imaginación y no mérito del libro. Asimismo señalar que hay muchas referencias a hechos que cabe definir como paranormales y una continua corriente entre el mundo onírico y la realidad. Si estas dos cosas te asustan tal vez el libro no es para ti.
    Personalmente me parece que el libro pega un bajón en la tercera parte, supongo que mantener la tensión sería imposible, pero se recupera con la inclusión de un nuevo personaje( Ushikawa) hasta derivar en el mencionado emocionante final.

  • alberto julio 25, 2009en6:11 am

    Hola, me llamo alberto y lo acabo de terminar, me encantó el libro. Leyendo uno de los comentarios anteriores vi que mencionaron a Stephen King comparando su técnica para escribir, pero no se si alguno de ustedes haya leido también Un Saco de Huesos de King y haya encontrado algunas similitudes con este libro de Murakami; no me refiero a la forma en que narra, ni al lenguaje sino a la historia en sí. Hubo partes como cuando el señor Okada se queda en el pozo en que pareciera que estoy leyendo el mismo libro…

    Si alguien desea contestar o aportar algo le ruego que me lo mande a mi correo albert903@hotmail.com, ya que casi no paso por este lugar.

  • Creta julio 26, 2009en9:48 pm

    Acabo de terminar «crónica del pajaro que da cuerda al mundo». Ha sido una lectura pausada, digerida poco a poco, a capitulos, que me ha tomado un año (ya que había dejado el libro deliberadamente en otra casa y sólo lo leía las noches que me quedaba allí a dormir)y ahora, tengo cierta sensación de vacío, de orfandad, no sé que otro libro ocupará ese lugar tan especial que le había otorgado al de Murakami. Poco que añadir a todos los comentarios que he leído. Es un libro fascinante, de los más interesantes de Murakami ,junto a Tokio Blues, con el que ya os imagináis todo lo que he podido disfrutar. Soy una declarada admiradora de este autor, leerle me produce un gran placer y una inmensa tranquilidad, a pesar de esas gentes malvadas o esas otras dimensiones amenazantes que aperecen en sus novelas.

  • Bety octubre 23, 2009en8:58 am

    Estoy de acuerdo con que Murakami es muy bueno y que te atrapa de entrada, pero tambien con quienes dicen que no les gusto mucho el final y que siento que algunos capitulos sobran. O personajes. Tal vez estoy equivocada, pero lo del teniente Mamiya a veces aburre, o me lo pueden explicar? A mi en lo personal me gusto mas el de Al sur de la frontera, mas corto y preciso. Pero ya ven que en gustos se rompen generos… Si vale la pena leerlo, lo recomiendo ampliamente.
    P>D> A veces creemos que sobra algo. Hubo quien dijo que a pesar de ser muy buena, a 100 años de soledad le sobraron 50. Y creo que fue Borges…

  • Alice diciembre 2, 2009en1:21 pm

    Hace casi un año decidimos empezar a construir con Cosme Fulanito un blog(http://cosmevsalice.wordpress.com/) también acerca de como vamos viviendo los libros que nos eligen. Ayer Cosme publicó una reseña acerca de Tokio Blues y su fascinación por Murakami, para él uno de los mejores autores que ha leido.
    Es bueno que los que amamos los libros y su mundo, visitemos otras ciudades como esta de lepisma para compartir opiniones y espacios.
    Leyendo tanto ésta como la de Cosme, ya integré a mis pendientes Murakami.Siempre me he sentido sumamente atraída por los relojes y el tema del tiempo, cuando buscando más detalles sobre Haruki me topé con este lugar y esa pecular referencia a un pájaro que da cuerda al mundo, ya quedé completamente enganchada.

  • Palimp diciembre 11, 2009en7:45 pm

    Gracias por la visita y por la referencia al blog, que seguiremos encantados.

  • Reikaze enero 2, 2010en6:41 am

    Hace poco hice esta interpretación sobre el pájaro que da cuerda. Me interesa que opinan otras personas sobre esto… http://reikaze.blogspot.com/2009/12/la-cronica-del-pajaro-que-da-cuerda-al.html

    Sobre el libro…

    Es el primero que leo de Haruki Murakami…
    Se me hizo innecesariamente extenso, aunque comprendo la razón de existir de sus capítulos (aunque en algunos… realmente solo pienso que están para darle un poco volumen, crear pequeñas columnas para soportar el universo que crea murakami, y aumentar el desarrollo de algún personaje… tal vez cosas «importantes» pero que creo innecesariamente extenso.
    Y tampoco me agradó del todo el final, me hubiera gustado más que le diera cierre a otras cosas, y explicado ligeramente algunas cosas que sucedieron y demasiado abiertas a su interpretación.

    Tal vez tenga que leerlo otra vez… pero no será pronto.

  • Centli mayo 13, 2010en10:51 pm

    a mi me gusto mucho, por cierto tambien me gusto la página un saludo

  • Palimp mayo 14, 2010en12:38 pm

    Gracias por tu comentario y tu buena crítica de la página.

  • Crotalón julio 11, 2010en5:41 pm

    Bueno, yo también he terminado este libro hace escasos días, y hacía tiempo que quería leerlo porque hace menos de un año, cayó en mis manos otra obra de este autor llamada «Tokio blues (Norwegian wood)», que fue mi primera toma de contacto con este autor. Esta primera lectura de Murakami me hizo descubrir un autor que a través de una prosa amena, reflexiva e intima, propia de una buena novela construida en primera persona, desvelaba una historia con la que jamás me vi tan bien reflejado en un personaje y unos hechos que me resultaron cercanos y perfectamente comprensibles. Puedo decir que «Tokio blues» fue una novela que me hizo volver a vivir una comunión infranqueable entre lector y texto después de muchos años, algo que la literatura no siempre logra.

    En lo que respecta a «Crónica del pájaro que da cuerda al mundo», he de decir que no me ha decepcionado porque es una novela bien construida y cuya estructura caótica acaba guardando una cohesión del desarrollo argumental. Es brillante por sus diferentes historias de diferentes personajes que pertenecen a la obra, todos ellos girando en torno a un ser abandonado al que le ocurren una serie de hechos inexplicables que escapan a la razón y la lógica. Murakami consigue con gran acierto que un lector como yo, que juzga la literatura como aquello que nosotros los lectores dotamos de realidad y no al revés, sienta emociones personales por algunos personajes, tales como May Kasahara o Noboru Wataya.

    No obstante, en el caso concreto de esta obra, existen lagunas argumentales y algunas intra-historias que no acaban de resolverse y no tienen explicación, lo cual es comprensible si tenemos en cuenta que el autor es seguidor de una serie que guarda paralelismos estructurales como es LOST (Perdidos). Por ello, personalmente me dio la sensación de que la obra tenía una importante intención de ser comercializada y destinada hacia el perfil del lector que busca ser deleitado únicamente por una trama rocambolesca y no por la belleza estilística del texto. También estoy de acuerdo con lo dicho más arriba al respecto de la tercera parte, pues es cierto que el cambio de estructura y el desarrollo argumental en sí, no guardan una cohesión ni una coherencia y da la sensación de que Murakami busca confundir al lector porque él como autor también lo está.

    En líneas generales, he disfrutado leyendo esta Crónica por su variedad de historias que confluyen dentro de una misma, por la crítica hacia la insensiblidad sin escrúpulos, el reflejo de la desesperanza en la guerra y en la paz, la crueldad humana o los estados de confusión propios de los comportamientos adolescentes, la soledad o el abandono.

  • Carlos julio 25, 2010en5:26 pm

    Sé que Murakami es un seguidor de la serie Lost, pero la concepción de la estructura de su novela, en la que existen paralelismos que entrelazan inesperadamente las vidas de sus personajes, no guarda relación con aquélla simplemente porque el libro se publicó mucho antes de la puesta en escena de Lost. Fuera de la mención de este detalle, coincido en que el autor, quien posee grandes dotes literarias a pesar de que se le cataolgue injustamente como un escritor corriente, de moda, digo que a pesar de su talento, es incapaz de unificar los argumentos de la trama y hacer que ésta discurra por un punto, visible a los ojos del lector, y proporcionarnos un final verosímil dentro de su atractivo mundo inverosímil, lleno de peripecias impensables, como todo parecía apuntar al principio o al menos hasta la mitad del libro. Igual que Cinnamon, parece haber perdido la voz en los momentos álgidos de su proceso creativo. Sea como fuere, estoy en deuda con el libro: me he entretenido muchísimo. Fue mi compañero asiduo en las horas de reposo hogareñas y en el transporte colectivo de la ciudad de México.

  • Gabo agosto 2, 2010en5:44 pm

    En realidad Murakami logrò devolverme por completo al vìcio vehemente de la lectura. Ahora me veo a mì mismo buscando como desesperado libros y libros para devorar; me sorprendo sintièndome triste por que terminè de leer un libro sin comprar otro antes. En fin, esa es la influencia que tiene Murakami, que ha hecho que leer sea algo sumamente entretenido y emocionalmente nutritivo. Ha logrado que pase la noche en vela pensando en los sucesos ficticios que, bajo el manto de nostalgia, se pasean por mi estòmago hasta lograr abrir el màs profundo de los abismos.
    De paso les recomiendo un libro que leì hace como 2 meses que se llama El ùltimo lector, de David Toscana. Tiene el estilo de Saramago y un humor tan mordàz y sorpresivo que resulta inevitable reìrse ante ciertas cotidianeidades. Saludos

  • asdasd agosto 11, 2010en1:28 am

    Acabo de terminar el libro, ya habia leido kafka en la orilla, pero este es mucho mejor! me dejo, al = que el otro, ciertamente colgada, dandalo vueltas al temita, como cuano vi el ultimo capitulo de lost y no pude dormir pensando en porque habian pasado tantas cosas, y, sin embargo, me dejo esa tremenda sensacion de saciedad que consigo con tan pocas cosas…en fin, que es un libro muy bueno, algo complejo, no c por k no dejo de pensar que los hombres/personajes de murakami siempre son tan anodinos, no cambian en nada a lo largo de la historia (pareciera, pero me parace que no es asi al final de cuentas), algo desesperantes y EMOs, pero aun asi, geniales.

  • 382 agosto 17, 2010en3:28 am

    WOW! ES EL PEOR BLOG CON EN EL Q ME HE ENCONTRADO!!!!!
    QUE MANERA TAN ESTUPIDA DE DESCRIBIR UN LIBRO
    Y AKI…PUROS IDIOTAS
    ME TOME LA MOLESTA EN ESCRIBIRLES POR KE DE VERDAD ME PARECE QUE NO LEEN NADA
    NO PRETENDAN QUE LO HACEN HAHAHAHA

  • guillermo septiembre 13, 2010en8:07 pm

    necesito saber como descargarlo para leerlo.gracias

  • ventanas de aluminio octubre 23, 2010en1:09 am

    muy buen trabajo, os sigo desde hace tiempo

  • selma diciembre 19, 2010en11:26 pm

    Hoy terminè de leer el libro y me ha dejado pensando. Es el 3ero de Murakami que leo y lo caratulè como el mejor hasta ahora. También me pasó eso de recomendar al autor y que no le simpatice a la gente.Las temáticas de Murakami suelen «frecuentarse» más que repetirse, pero eso no es algo del otro mundo: acaso en Borges no se frecuentan los espejos y las bibliotecas? no tiene Dotoiesvsky personajes acomplejados que sufren de amor y de odio? No creo que por tener gatos y gente de paro en varios de sus escritos sea un mal autor. Concluyo con que es un buen libro. Lo recomiendo.

  • selma diciembre 19, 2010en11:29 pm

    Gabo: me pasó algo muy parecido con Murakami! me ha devuelto el instinto de devorar libros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.