Dulce obligación

enero 6, 2007

Hay obligaciones que se realizan con gusto. Felicitar a la única vecina bloguera de la que conozco el cumpleaños es una de ellas. Ahí va (click para agrandar):

Final

(Texto: ¡Esconded los cuadros! ¡Viene Vailima con las tijeras para preparar otra «La parte por el todo»!)

Felicidades.

6 comentarios

  • Gabriel enero 8, 2007en11:46 am

    Como no tengo tu correo queda aquí mi nueva dirección de Blog para que lo actualices en tu lista. Ya figuras entre los míos. Un abrazo de un desaparecido aparecido. http://www.gabrielabril.blogspot.com

  • Vailima enero 9, 2007en8:53 am

    Querido Palimp: el regalo, como siempre, fabuloso. Si te he de ser sincera lo esperaba (no dejo de ser una niña) y me llena de ilusión comprobar que te has acordado y además, que te has pegado un curro magnífico con el fotoshop que algunas modelos ya quisieran…
    gracias, amigo. con el corazón (jeje, sé que te encantan los sentimentalismos)
    un abrazo

  • Magda enero 11, 2007en7:09 am

    ¡Qué maravilla de regalo, Palimp! Está precioooooooso. Felicidades a Vailimia, que cumpla muchos años más y siempre feliz.

    (Te haré saber el día de mi cumpleaños, aunque ya lo he dicho y no lo has apuntado 🙁 )

  • Palimp enero 11, 2007en1:35 pm

    Gracias Gabriel, en cuanto pueda haré los cambios.

    De nada Vailima, como dice mi madre, es mejor regalar que recibir. La ilusión es mía.

    Magda, ¿Quién te ha dicho que no lo he apuntado? Cuando lo dijiste yo estaba en el hospital y no pude felicitarte como merecías, pero la fecha queda anotada. Otra cosa es que yo sea un desastre con las fechas; si me acuerdo de la de Vailima es por ser noche de reyes.

  • Magda enero 12, 2007en1:28 am

    ohhhhhhh 🙂

    Yo también soy desastre para las fechas, pero ya averiguaré cuando es tu cumpleaños 😉

  • Palimp enero 13, 2007en1:25 pm

    Je, je… no mucho más tarde que el tuyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.