Blanca Álvarez. Caracoles, pendientes y mariposas.

marzo 3, 2012

Blanca Álvarez, Caracoles, pendientes y mariposas
Luis Vives, 2002. 148 páginas.

Empiezo a leer libros infantiles/juveniles que ve recomendados para ir seleccionado autores para los peques.

Idoia tiene un secreto que le está amargando la existencia, y los caracoles la persiguen y atormentan. Mientras, sus padres ya no son los mismos y su casa no es un hogar. Pero su abuela consegiurá sacarla del pozo con la ayuda de Lise, sus pendientes de azabache y sus mariposas verdes y amarillas.

Tengo sentimientos encontrados; me ha gustado mucho su lenguaje y la presencia omnipresente y no dulcificada de la muerte. Pero las ideas del destino, del lugar de cada cual en el mundo me repatean el hígado.

En la contraportada se hace un chiste involuntario: Blanca Álvarez[…] quiso ser pirata, pero como le dejaron, estudió Derecho[…]

Calificación: Casi bueno.

Un día, un libro (185/365)

Extracto:
Aquella tarde, después de una comida tensa en silencio, se levantó un viento extraño, cálido y dulzón, que alzaba las faldas de las mujeres y acariciaba las sábanas tendidas.
—Voy a dormir un rato —dijo Idoia después de recoger la mesa.
—¿Te encuentras bien?
—Sí, abuela, pero estoy cansada del viaje.
—Descansa, hija.
Es fácil entender el cansancio después de los viajes, pero cuesta entender que los niños están cansados porque pasan los días evitando pisar caracoles. Por eso los niños aprenden pronto a decir mentiras piadosas, para tranquilizar a los mayores.

Un comentario

  • Heimdall marzo 3, 2012en9:58 am

    Sí, la verdad es que el extracto que has puesto chirría un poco con la tónica habitual de los libros infantiles/juveniles. Esa reflexión sobre las mentiras piadosas…en fin.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.