Julio Ramón Ribeyro. La palabra del mudo.
Cuentos / junio 19, 2020

Seix Barral, 2010. 1036 páginas. Antología de todos los cuentos de Ribeyro, dejo al final la lista detallada. Todos son una delicia, es un cuentista de primer nivel que toca diferentes estilos, desde un cuento de humor tan logrado como La insignia hasta historias de una crudeza tremenda como Al pie del acantilado. Un verdadero descubrimiento. Muy recomendable. Cuentos olvidados La vida gris La huella El cuarto sin numerar La careta La encrucijada El caudillo LOS GALLINAZOS SIN PLUMAS Los gallinazos sin plumas Interior «L» Mar afuera Mientras arde la vela En la comisaría La tela de araña El primer paso Junta de acreedores Cuentos de circunstancias La insignia El banquete Doblaje El libro en blanco La molicie La botella de chicha Explicaciones a un cabo de servicio Página de un diario Los eucaliptos Scorpio Los merengues El tonel de aceite Las botellas y los hombres Las botellas y los hombres Los moribundos La piel de un indio no cuesta caro Por las azoteas Dirección equivocada El profesor suplente El jefe Una aventura nocturna Vaquita echada De color modesto Tres historias sublevantes Al pie del acantilado El chaco Fénix Los cautivos Te querré eternamente Bárbara La piedra que gira Ridder…

Antonio Muñoz Molina. Todo lo que era sólido.
Ensayo / mayo 13, 2019

Seix Barral, 2013. 254 páginas. Nadie vio venir la crisis de la que todavía estamos sufriendo los efectos. Vivíamos en el país de la piruleta, todo iba bien, éramos una potencia mundial, pero teníamos los pies de barro. Y nos metimos la hostia. Este libro trata de lo que pasó antes de la crisis. Llegué a este libro con prejuicios encontrados. Gente de confianza me aseguraba que era muy bueno, duro retrato de una crítica económica y moral. Otros, también confiables, afirmaban que era basura. Después de leerlo, creo que los dos tienen razón, aunque tiro más bien a la segunda opción. Lo bueno: es realmente una descripción de lo que pasó en este país antes y después de la crisis. Aznar presumía de que ‘España va bien’ mientras alimentaba en el circuito de la corrupción a una burbuja inmobiliaria que explotó y nos dejó malheridos a todos. En el libro se describen los excesos de nuevos ricos en los que cayeron las instituciones culturales, el crecimiento de redes de clientelismo, el despilfarro sin sentido del dinero de todos y como se apartaron a personas honestas para poner a trepas sin escrúpulos. Lo malo: que es muy fácil decir esto…

Erri De Luca. La natura expuesta.
Novela / abril 12, 2019

Seix Barral, 2018. 192 páginas. Tit. Or. La natura exposta. Trad. Carlos Gumpert. En una aldea perdida de las montañas tres hombres se ganan la vida pasando gente a través de la frontera. Uno de ellos, escultor ocasional, devuelve siempre el dinero que cobra por la travesía. Pero se acaba sabiendo y marcha de la aldea, encontrando en su nueva vida un encargo curioso; retirar de una estatua de un cristo crucificado la veladura que se puso sobre el pene desnudo, la naturaleza expuesta del título. Un lenguaje muy sobrio, mezcla diferentes tramas (los clandestinos, la escultura, lo religioso y lo profano…) que aunque muy disímiles encajan bien en la mente de esta persona sin muchas dobleces pero con mucha profundidad. Lo vas leyendo con mucha curiosidad por ver lo que va a ir pasando, y yo personalmente me he quedado con la duda de algunas motivaciones del final. Bastante recomendable. Otra reseña: La natura expuesta. El condenado está muriendo, ya en los espasmos que culminan a menudo en una erección mecánica. Así arrecia la muerte dentro del cuerpo joven. El corazón impulsa los latidos terminales, la sangre queda ahogada en el centro, el aliento sale para no regresar, lanzado…

Donna Leon. Nobleza obliga.
Novela / marzo 21, 2018

Seix Barral, 2002. 286 páginas. Tit. Or. A noble radiance. Trad. Ana Mª de la Fuente. El hallazgo de un cadáver en una finca abandonada reabre el caso de la desaparición del hijo de un noble un año antes. El comisario Brunetti se encargará de averiguar qué es lo que pasó, quienes fueron los secuestradores y en qué circunstancias se produjo la muerte. Tenía ganas de leer algo de esta autora, sobre todo por el paisaje de las investigaciones del comisario, una Venecia desconocida para el turista, con la trastienda del poder, la nobleza manejando los hilos y el odio a esa Roma por parte de la liga norte. Bien la trama, el aderezo de las relaciones de pareja del comisario y yo contento por ver que no he perdido el don de adivinar quién es el asesino antes de la mitad del libro. Una lectura agradable. —Está cerca de Belluno, ¿verdad? —Me parece que sí. ¿Por qué? —Quizá mañana tenga que ir. —¿Por qué? —Han encontrado el cuerpo del chico Lorenzoni. Cerca de Belluno. Ella tardó en decir algo. —Oh, pobre chico. Y pobres padres. Es terrible. —Otra larga pausa—. ¿Lo saben? —No; tengo que decírselo ahora. Antes de…

Santiago Gamboa. El síndrome de Ulises.
Novela / junio 10, 2016

Seix Barral, 2005. 356 páginas. Emigrante latinoamericano en París que tendrá que ganarse la vida antes de hacer carrera como escritor. La novela oscila entre personajes de interés y otros, si no tópicos, bastante planos. Con la prosa pasa lo mismo, no es mala, pero no termina de levantar vuelo. En general un poco decepcionante y la historia, poco creíble. Si quería retratar lo duro de la inmigración falla por completo, porque el protagonista apenas tiene un trabajo malo -fregaplatos en un restaurante- y sólo tres días a la semana. Le da tiempo a tener diferentes aventuras amorosas, hasta el punto que cualquiera se cambiaría por él. Para acabar, un deux ex machina en la figura del gran escritor Ribeyro, cuyos cuentos sí que son ejemplares. Le pregunté de dónde venía tanta sabiduría y me habló de una novia en Ceuta, hija de un amigo de sus tíos, un amor algo estrambótico cuya característica principal fue que nunca llegó a darse, jamás se besaron o tocaron de forma íntima, todo transcurrió entre miradas, y así ambos lograron expresarse el amor, un sentimiento en estado puro. Dios misericordioso, le dije un poco por reír, qué cosa tan triste, y él repuso…