Kurt Vonnegut. Mire al pajarito.
Cuentos / enero 20, 2020

Sexto piso, 2010. 280 páginas. Tit. or. Look at the birdie. Trad. Jesús Gómez Gutiérrez. Incluye los siguientes relatos: Confido Fubar Gritarlo a los cuatro vientos EI Key Club de Ed Luby Una canción para Selma Salón de espejos Las personitas simpáticas Hola, Red Gotitas de agua Las hormigas petrificadas El honor de un repartidor de periódicos Mire al pajarito El rey y la reina del universo El buen explicador De calidad muy desigual. Algunos muy buenos, como el primero Confido y algunos realmente malos como EI Key Club de Ed Luby. Incluso los peores se dejan leer, que Vonnegut escribe bien hasta cuando se equivoca. Hay ideas interesantes en Hola, Red y esa bolsa que la niña devuelve. En la original idea para chantajear de Mire al pajarito y El rey y la reina del universo puede estar emparentado con Dios le bendiga, Mr. Rosewater. No ha sido lectura desaprovechada, pero confieso que esperaba más. Otras reseñas: Mire al pajarito y Mire al pajarito Se deja leer. Yo no lo estoy Creo que la depresión es terrible, verdaderamente terrible. ¿Qué queréis que hagamos? —su voz sonó aflautada. —El libro no habla de vosotros — afirmó Anne— Trata de mi….

Ford Madox Ford. El buen soldado.
Novela / diciembre 11, 2019

Sexto Piso, 2016. 260 páginas. Tit. or. The good soldier. Trad. Victoria León. Dos parejas que se conocen en un balneario inician una amistad que dura nueve años y en la que todo parece idílico, hasta que por la narración que nos va contando el protagonista van apareciendo secretos que rompen por completo la dulce apariencia exterior. En principio una novela ambientada en una época de apariencias con unos protagonistas de otra época y unas angustias morales ya desaparecidas y en ocasiones hasta ingenuas no es mi tipo de novela preferida. Pero ¡qué novela! Me ha arrastrado tanto a su interior, he empatizado tanto con el protagonista, un pelele movido por las circunstancias, sin control sobre su vida (la historia más triste, como quería que se titulara el libro y en el inicio de un capítulo así la nombra). La manera de contarlo, yendo adelante y atrás en el tiempo, soltando poco a poco los fragmentos de información de unos secretos que nosotros como lectores intuimos casi desde el principio pero que se nos intentan esconder como si al narrador le diera vergüenza contarlos. Otras reseñas: El buen soldado y El buen soldado. Muy recomendable. Y, sin embargo, aquel tipo,…

Éric Chevillard. Caer.
Novela / julio 31, 2019

Sexto Piso, 2016. 188 páginas. Tit. Or. Choir. Trad. Lluís Maria Todó. A través de fragmentos descubrimos la vida en Caer, una especie de isla o no lugar desde donde no es posible escapar, la civilización es una parodia, y un chamán recuerda con sus relatos la historia del único que consiguió escapar. De la contraportada: Caer fue saludada unánimemente por la crítica como una de las mejores novelas de los último años Pus bien. estoy en desacuerdo con toda la crítica francesa porque me ha parecido uno de los peores libros que he leído en mucho tiempo. Si ya me saturó La ciénaga definitiva mucho más lo iba a hacer esta especie de pastiche, de lugar donde todo es horrible pero de una manera que intenta ser graciosa y en mi opinión no lo consigue (en mi caso maldita la gracia que me ha hecho). Lo que cuenta no me ha interesado, me ha parecido cansino. La prosa es del montón. Y el final intenta ser original o gracioso y no es ninguna de las dos cosas. Aunque lo poco que he leído por ahí gusta mucho. Malísimo. La experiencia los instruyó. Al principio soñamos un poco junto con…

Raduan Nassar. Un vaso de cólera.
Novela / marzo 18, 2019

Sexto Piso, 2016. 80 páginas. Tit. Or. Un copo de colera. Trad. Juan Pablo Villalobos. El encuentro amatorio de una pareja deriva en una lucha dialéctica repleta de acusaciones que va subiendo de intensidad hasta acabar en insultos, que dejarán paso a la pasión de nuevo. Reconozco que a pesar de la brevedad del libro hacia la mitad del mismo todavía no acababa de ver las virtudes que tanto me habían alabado. Lenguaje cuidado, sí, rozando lo poético, pero ensimismado y sin demasiado rumbo. La segunda parte, sin embargo, al establecer esa confrontación de puntos de vista, con el personaje masculino acusando y la mujer esquivando y dando la vuelta a la argumentación, bajando del pedestal de intensidad a su grandilocuencia, y acabar con esa tensión sexual desbocada me atrapó finalmente. La historia tampoco es que sea nada nuevo, pero está muy bien escrita. Recomendable. «Tenía trece años cuando perdí a mi padre; en ningún momento me cubrí de luto, ni siquiera entonces sufrí ningún sentimiento de desamparo, no voy a ponerme ahora a buscar un nuevo padre: se necesitaría redimir mi historia para que yo renunciara a esa orfandad»; «Tengo que felicitarte por la proeza», dijo ella ligera, «sólo…

Ángela Carter. La cámara sangrienta.
Cuentos / septiembre 20, 2018

Sexto piso, 2014. 180 páginas Tit. Or. Bloody chamber. Trad. Jesús Gómez Gutiérrez. Incluye los siguientes relatos: La cámara sangrienta El cortejo del señor León La novia del tigre El gato con botas El rey de los trasgos La niña de nieve La dama de la casa del amor El hombre lobo La compañía de los lobos Lobalicia Que al principio me resultaron un poco decepcionantes, porque los tres primeros (versiones de barbazul y la bella y la bestia) pese a su lenguaje exquisito no me conmovieron ni un poquito. Pero a partir del gato con botas -excelente- la calidad aumenta y tenemos joyas breves y brutales como La niña de nieve o cualquiera de las últimas versiones de caperucita y el lobo que cierran el libro Las ilustraciones de Alejandra Acosta, magníficas y el libro en general, también. Al instante, me caló mis nuevas bolas sobre las elegantes cálcelas blancas en las que culminan mis patas traseras, y aquel joven, al observar con curiosidad el uso que yo le daba a su calzado, gritó: «¡Eh, minino! ¡Minino, ven aquí!». —¡A vuestro servicio, señor! —¡Sube al balcón, gatito! Él se inclina en su camisa de dormir, ofreciendo ánimos mientras yo…

Mario Bellatín. Disecado
Cuentos / septiembre 1, 2017

Sexto Piso, 2011. 94 páginas. Bellatin tiene un universo propio al que nos deja asomarnos en las páginas de sus libros. Es tarea difícil hacer un resumen de los dos cuentos incluídos en este volumen. En el primero hay un desdoblamiento en el que un Bellatín viejo habla a uno joven tendido en una cama, reflexionando acerca de la obra del autor y asumiendo también otros roles. En el segundo la escritora Margo Glantz también se transformará en otros personajes en diferentes épocas. Siempre me gustan sus libros porque no sabes lo que te vas a encontrar y eso siempre es atractivo. Me recuerda a los experimentos que hace Aira, pero con un tono más poético y una estrutura formal más compleja. Estimulantes. Habia logrado no dar la imagen de alguien vencido por la vida. No había exhibido nunca, de manera pública al menos, ningún aspecto de decadencia. Aunque quizá me esté confundiendo con respecto a esta apreciación, ya que ciertas personas que lo conocieron añrman lo contrario. Lo que sí sabía era que durante sus tiempos finales se hizo de una cantidad algo grande de perros callejeros. Uno de ellos carecía incluso de la pata trasera. Dicen que en…

William Gaddis. Ágape se paga.
Novela / diciembre 15, 2016

Sexto piso, 2008. 116 páginas. Tit. Or. Agape Agape. Trad. Miguel Martínez-Lage Tenía ganas de leer a Gaddis, autor con fama de difícil -incluso en el prólogo de esta obra así se afirma. Pero antes de empezar con libracos como JR (casi 800 páginas) decidí picotear un poco con este Ágape, más cortito. Jack Gibbs, que ya aparecía en el mencionado JR, está agonizando en la cama del hospital. En un largo monólogo interior nos habla de la historia de las pianolas mecánicas, automatización de un arte que pasa a las masas, se preocupa por su legado y como pasar el patrimonio a sus hijas, sufre por la enfermedad que le aqueja y se pasea por la maraña de relaciones mentales que pasan de un tema a otro. Está claro que no estamos ante una narración sencilla, pero tampoco es que los monólogos interiores inconexos no tengan una solera dentro de la tradición literaria. El texto puede ser difícil de seguir por las múltiples referencias eruditas que van saliendo (de las que he conseguido pillar imagino las que me habrán quedado por entender). Pero el buen pulso de Gaddis consigue un texto con ritmo, que se lee con gusto. Maravillarme…