César Aira. El mago.
Novela / octubre 17, 2018

Mondadori, 2002. 142 páginas. El protagonista de la historia es mago, pero un mago de verdad, al que le basta desear algo para que se haga realidad. Su profesión es, también, la de mago. Pero su falta de imaginación y su poco alcance hace que sea tan sólo un mago del montón, que se limita a copiar trucos de sus compañeros que él realiza sin esfuerzo. Hasta que decide asistir a una gran convención en Panamá y dejar impresionado a todo el mundo. Aira sigue escribiendo como los ángeles y sigue en su línea de presentar historias que van rompiendo las expectativas del lector. En este caso el ambiente ligeramente onírico me ha recordado a las novelas de O’Brien, y si bien no está a la altura de las que considero sus grandes obras la he leído con mejor cara que otros de sus experimentos. Aira va camino de ser no ya un escritor, sino un universo propio de novelas de tramas difusas, sorprendentes pero por desgracia no siempre redondas. Recomendable. Subió con repetidos suspiros de alivio, a los que se superponía la mortificación por lo mal que se había comportado y la mala impresión que debía de haber causado….

César Aira. Cómo me hice monja.
Cuentos / diciembre 12, 2007

César Aira. Cómo me hice monja. DeBosl!llo, 2006. 240 páginas. En frasco pequeño Doctor Jeckyll y mister Hyde, Aira es capaz de escribir obras maestras como Ema, la cautiva y bodrios infumables como La mendiga. Cada libro es como un sobre sorpresa ¿nos tocará el premio gordo o el llavero de plástico? Con este libro, por suerte, contaba con buenas referencias de una persona de confianza: Magda El libro está compuesto por tres historias. La primera es la autobiografía de un niño desde que su padre le invita a su primer helado -que resulta tener un sabor horroroso- hasta el momento de su muerte. La segunda es una historia de amor; una chica buena y virgen provoca la pasión de una chica punk, que se empeña en demostrarle su amor de una manera un tanto original. La última es un relato en la frontera de la realidad y el sueño, de la alucinación y la imaginación. Las tres son muy buenas y, lo que es curioso, me han ayudado a situar en su lugar novelas como La mendiga o Las noches de Flores. El mecanismo es parecido, pero lo que en las novelas se queda en un intento no logrado,…

César Aira. Las noches de flores.
Novela / agosto 15, 2007

Editorial Mondadori, 2004. 140 páginas. Reparto alucinógeno Después de la decepción que me llevé con La mendiga, con mi marcador 2-1 todavía favorable a Aira, esperaba encontrar algo mejor en estas Noches . El libro empieza bien. Una pareja mayor tiene que ponerse a trabajar por falta de dinero. Lo curioso es su empleo: repartidores nocturnos de pizza. A pie por falta de moto recorrerán el barrio para entregar la comida. Mientras tanto la ciudad está conmocionada por el secuestro y asesinato de un niño, un crimen que todavía no se ha conseguido resolver. Adolece de defectos ya aparecidos en La mendiga, pero al menos los personajes son más entrañables y se les coge cariño. Hasta que, en un determinado punto del libro, todo cambia de una manera extraña y sin sentido. A partir de ahí pierde toda tensión e interés. Un giro que no tiene razón de ser y que tampoco aporta nada ni a la estructura ni a la trama. Ahora entiendo perfectamente a ericz. A partir de cierta página el libro se va por el desagüe. Sigo sin entender como el tipo que escribió una maravilla como Ema, la cautiva es capaz de salir con un libro…

César Aira. La mendiga.
Novela / agosto 8, 2007

Mondadori, 1999. 166 páginas. Culebrón de papel Después de leer dos estupendas novelas de Aira (Una novela china y Ema, la cautiva), y pese a las advertencias de mi amigo ericz tenía claro que quería seguir leyendo obras de este autor. Una visita a la biblioteca, dos libros del autor, y a la faena. Una mendiga se tuerce un tobillo y provoca un pequeño alboroto. Por suerte para ella en la ambulancia que viene a buscarla se encuentra nada menos que Cecilia Roth, que actúa como médica de fertilidad en una serie. Es conducida al hospital Piñeyro, dónde tendrá un encuentro con un antiguo conocido. El grueso de la rocambolesca vida de Rosa, la mendiga, nos lo desvelará Aldo, antiguo compañero de Cecilia y jefe de guardia del Piñeyro. Cecilia Roth actúa en una serie televisiva y durante todo el libro se juega con esa idea: ¿estamos leyendo una historia real o asistiendo a una puesta en escena? Los pensamientos de Cecilia y los increíbles giros de la historia nos llevan a creer que no estamos leyendo un libro, sino sentados frente al televisor viendo las peripecias de la última telenovela de moda. Quitando este insuficiente juego el resto del…

César Aira. Una novela China.
Novela / octubre 12, 2006

Ed. DeBols!llo, 2004. 174 páginas. Paciencia recompensada Ya confesé en la reseña de Ema, la cautiva que me había sorprendido la calidad de César Aira. Tanto que compré este libro al poco de terminar el anterior. Son tan diferentes que no parecen del mismo autor. Lu Hsin es una persona sorprendente; ingeniosa, inteligente y sobre todo, paciente. Sus actos son tan sutiles como efectivos. No es de extrañar que para alcanzar el amor tenga que recorrer un camino sinuoso y sin garantías. ¿Tendrá un final feliz el extraño juego que su talento ha comenzado? Si la comparo con Ema la cautiva sale perdiendo. Pero el talento de Aira me sigue pasmando. Si en Ema no podía imaginar de dónde había sacado a esos indios barrocos, en Una novela china me cuesta entender como puede crear esos personajes, chinos hasta la médula. ¿Pero este hombre no es argentino? Es una novela de fácil -y engañosa- lectura. Como un paseo por un jardín chino. Al acabar el recorrido uno sólo puede decir ha sido bonito, me ha gustado. Y quedan ganas de volver, claro, porque algún trozo del paisaje está pidiendo una nueva visita. A mi amigo ericz no pareció gustarle El…

César Aira. Ema, la cautiva.
Novela / enero 13, 2006

Ed. DeBOLS!LLO, 2005. 206 pág. Universo bello y misterioso Otro autor que pedí para mi cumpleaños, ya que me lo recomendaban por todas partes. Sobre todo Bolaño en este libro. Tenía que hacerle caso. No sabía que iba a encontrar, pero me he topado con más de lo que esperaba. Decir que el libro narra las aventuras de Ema desde que es conducida a una colonia penal hasta que se convierte en una próspera criadora de pájaros es quedarse corto. Explicar que la historia transcurre es un extraño universo donde el papel moneda se fabrica a destajo, los indígenas tienen una cultura propia de mandarines y todo parece el extraño sueño de un fumador de opio tampoco completa el fresco. Por algún sitio he leído que estamos ante uno de los escritores más originales de la prosa contemporánea. Lo creo. Lo que leemos no es un libro; es la descripción de un mundo imposible que, como dice ericz en esta entrada, no se sabe de donde ha salido. Mientras sea de esta calidad, no es que importe demasiado. A la semana de leerlo me lancé a comprar otra novela del autor. ¿Debo ser más claro y decir que no deben…