Regalos de reyes

enero 8, 2006

Me corroe una duda. ¿Soy el único que está deseando dar envidia con sus regalos de reyes? ¿O el único que no sabe resistir a la tentación? En cualquier caso, aquí está el escaparate:

100_1973

(click para hacer más grande la imagen) (Nota: regalos exclusivamente bloguero-literarios)

Algunos son realmente sabrosos (¡Ese Pinter!), otros venían recomendados (Saunders). Están los que ya sabía porque me los había comprado yo (no he podido resistirme a Tizón) y los que han sido totalmente inesperados (gracias, Luis y Pedro).

Con todo, los mejores son los que no se pueden ver. El cariño que he recibido desde que comencé esta bitácora y la oportunidad de conocer en persona a tanta buena gente. Gente como JJ, Joaquín (del extinto malos pensamientos), Ubaldo, Cristina, Vigo y la gente de la tertulia del Pato Loco, Cluje, Enrique, Luis, Iván, Jesús y Reyes. Y a tantos otros que no he podido conocer pero que espero poder hacerlo algún día.

El encuentro con Vailima y Tio Petros fue nuestro regalo de navidad. Quedamos en el Hamabost (15) de la plaza de la Constitución:

100_1910

Y tras algunos percances conseguimos encontrar un sitio donde cenar:

100_1911

Como en una cita a ciegas, uno tiene miedo de como resultará el encuentro. En este caso, la cosa no pudo ir mejor. Parecía que nos conociéramos de toda la vida. Hablamos de lo divino y de lo humano, cerramos el restaurante, cerramos el Altxerri, nos refugiamos en el porche hasta que nos lo cerraron también y nos despedimos a las 4 de la madrugada bajo una lluvia torrencial que, como bien dice Tio Petros no impedía que el calor lo lleváramos dentro.

Pero los regalos han seguido. Entre el cataclismo de facturas y notificaciones bancarias que nos esperaban en Barcelona se escondía un sobre de Luis . Dentro, la hermosa fotografía que pueden ver en el escaparate de más arriba y algunas de nuestro encuentro este verano:

LusiPalimp

¡Menudo detalle! Pues aún no acaba la cosa. Pedro Marchán me tenía preparada otra sorpresa; casi coincidiendo con el día de reyes me llegó un paquete. Dentro el comic ‘The crow’ que también pueden ver más arriba. ¡Muchísimas gracias!

Todas estas atenciones emocionarían a un sicario de la mafia. A alguien como yo, con una sensibilidad de quinceañera, me tienen en un pienso. Para no caer en la cursilería, sólo os diré:

Muchas gracias, amigos.

10 comentarios

  • extinto enero 8, 2006en10:12 pm

    Pues sí que fue un placer conocerte, sí.

    Al final, conseguí encontrar el tomo verde de Fumanchú.

  • Palimp enero 8, 2006en10:36 pm

    Me alegro. Pues cuando quieras, repetimos.

  • Palimp enero 8, 2006en10:37 pm

    ¡Ah! Ya me he leído el rojo, y el verde tardaré en hacerlo; se hace un poco pesado.

  • Luis enero 8, 2006en10:50 pm

    Chico, hemos nacido para posar… 🙂

  • The happy butcher enero 9, 2006en12:29 am

    Tengo pendiente cierta visita por Cataluña…

  • Gatito viejo enero 9, 2006en1:01 pm

    ¡Feliz año! Veo que los Reyes Magos se han portado muy bien contigo. Son envidiables tus regalos. A ver si cuando los leas nos dices. Me alegro de que lo hayas pasado bien. Saludos

  • Apolo enero 9, 2006en5:36 pm

    Bueno, si tanta gente se ha puesto de acuerdo para inundarte de regalos será por algo, no? XD

    Un saludo, nos vemos pronto.

  • Palimp enero 10, 2006en8:57 pm

    No se si me merezco tanto… 🙂

  • Vigo enero 11, 2006en4:12 pm

    Los reyes magos parece que hicieron parada y fonda en el Cuchitril…

  • Palimp enero 12, 2006en10:45 am

    Es que les pongo buen pienso a los camellos y Chivas 12 a sus majestades…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.