Carmen Jodra Davó. Las moras agraces.

marzo 23, 2021

Carmen Jodra Davó, Las moras agraces
Hiperion 1999, 2001. 80 páginas.

Sorprendente poemario que presentó con tan solo 18 años al premio Hiperion, y lo ganó. Un lenguaje exquisito que transita diferentes temas y formatos, con unas imágenes propias de la adolescencia pero escritas con una madurez inaudita.

Imposible no reconocerse en muchas de las imágenes que aparecen en estos poemas. También lamentarse de la prematura muerte de la autora, cuando contaba sólo 38 años. Dejo muestras para que se hagan una idea de la calidad de los poemas.

Muy recomendable.

VAMOS A VER,

señor Baudelaire:
quiero ganar un premio,
¿qué tengo que hacer?
¿Impresionarles con la fuerza de mi rabia?
¿Hacerles
estremecer?
Pero, señor, si ya se ha hecho todo:
cada ocurrencia que pueda tener
ya la han tenido otros mil antes que yo,
ya la han escrito,
y, si una vez lo hubo,
ahora ya sí que no hay nada nuevo
bajo el sol.
Pienso en los ismos y me gustan todos,
realmente hay cosas muy interesantes
aun las más opuestas, esto y aquello,
pero, delante de ellos,
¿qué voy a hacer?
Ya no me queda sino leerle
a usted,
y a Oscar Wilde y a Huysmans y a Verlaine,
y admirar a los piojos de Rimbaud,
pero ¿escribir yo?
Si ya se ha hecho todo, si su pelo verde
hoy no llamaría la atención,
si todas las metáforas están ya manidas, monsieur,
¿voy a escribir yo?
¿Para qué?

Señores, yo sé bien de los venenos
Señores, yo sé bien de los venenos
de la literatura:
la tiranía impúdica y terrible
de una Belleza impura
que nos mancha los labios de palabra,
los ojos de figura
y el cerebro de sueños o pecados,
en flagrante, diabólica impostura.
No la deseo a nadie, y nadie
debe desearla nunca,
pero benditos los que se someten
a su mirada oscura.

CUMPLEAÑOS FELIZ

Ya tengo dieciséis años.
Ya soy más vieja que Británico,
más vieja que el dulce Domingo Savio,
más vieja que Antínoo cuando lo halló Adriano.

Ya tengo dieciséis años.
Se nos escapa el tiempo entre las manos,
y sigo virgen, y no bebo vino
ni conozco las dos lenguas de Claudio.

Hoy cumplo dieciséis años.
Me pregunto si Dios sigue esperando.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.