Javier Marías. Tu rostro mañana 3. Veneno y sombra y adiós.
Sin categoría / febrero 17, 2012

DeBols!llo, 2010. 602 páginas. Humo de paja Llevo echando pestes de esta trilogía desde el comienzo, pero me la he acabado. Como un campeón. De los masoquistas. ¿Qué pasa en esta tercera parte? Poca cosa. Nos enteramos de qué le pide Pérez-Nuix al prota, Tupra le pone unos vídeos muy truculentos, cuando viaja a Madrid hace el gallito con uno que va con su mujer, Francisco Rico hace un cameo y poco más. Algunos datos sobre Jane Mainsfield y la guerra civil, datos que en otros libros parece un intento de relleno de mal autor, pero que entre tanta inanidad se leen con mucho gusto. Se lee rápido, porque los arabescos estilísticos del autor son puro humo. En la contraportada Pamuk postula al autor al Nobel. Madre mía. En el prólogo se afirma que esta novela hace ver su producción anterior con otros ojos, y es cierto. Ahora me parece peor. Acaba con una serie de retratos del personal de Tupra de figuras públicas. Imposible más prepotencia. A todo esto el protagonista me parece un imbécil. No soy tan prepotente como el autor y puedo estar equivocado. Si tanta gente lo pone por las nubes, seguro que me equivoco yo….

Edward Gibbon. Historia de la decadencia y caída del Imperio romano.
Sin categoría / enero 9, 2012

DeBols!llo, 2010. 602 páginas. Tit. or. The portable Gibbon: The history of the decline and fall of the roman empire. Trad. Carmen Francí Ventosa. Edición abreviada de Dero A. Saunders. Lento desplome Compré este libro por un par de euros en un mercadillo, como viene siendo habitual, sorprendido de que libro tan famoso cupiera en una edición de bolsillo. Al empezar a leerlo descubro la trampa; es una edición abreviada realizada por Dero A. Saunders, que condensa sobre todo la primera parte y ofrece algunos fragmentos del resto. El título en inglés no llama a engaño (The portable Gibbon) pero aquí esa información sólo aparece en la contraportada. Tirón de orejas a la editorial. Al principio agradecí que no fuera una versión completa, 600 páginas son muchas páginas. Pero luego lo lamenté. Aunque se ha avanzado mucho en el conocimiento de la historia desde Gibbon el autor narra con tanta destreza que te enganchas como si fuera un libro de ficción. Esta fue mi primera sorpresa, y si bien hay fragmentos que me resultaron aburridos, al leer las muestras de la segunda parte seguía con ganas de leer más. En su momento causó escándalo por su tratamiento de la religión,…

Chuck Palahniuk. Fantasmas.
Sin categoría / diciembre 26, 2011

DeBols!llo, 2007. 560 páginas. Tit. Or. Haunted. Trad. Javier Calvo. Gran hermano El que la sigue la consigue. Empecé leyendo a Palahniuk por la película El club de la lucha, y aunque ninguno de sus libros me había maravillado, sabía que tenía que insistir. Éste es un gran libro. Un grupo de escritores se encierran en una casa tras leer un anuncio en la prensa. Lo que parece una especie de taller o retiro literario para estimular la creatividad y escribir una gran obra rápidamente se transforma en una especie de Gran Hermano sin cámara donde cada uno intentará crearse una historia para cuando salgan de la casa. Mientras tanto, contarán sus historias. La historia central no es sólo una excusa para enhebrar relatos, es una novela en sí misma irónica y cruel. Los cuentos son brillantes y encajan con el texto principal. Un libro redondo, lleno de oscuridad, y un retrato certero de nuestra sociedad actual, donde preferimos aparentar a crear, exhibirnos a construir. Calificación: Muy bueno. Un día, un libro (117/365) Extracto: Lo bueno que tiene la bebida es que cada trago es una decisión irrevocable. Uno avanza al ataque, dueño de la situación. Lo mismo pasa con…

Terry Pratchett. ¡Voto a Bríos!
Sin categoría / noviembre 28, 2011

DeBols!llo, 2009. 400 páginas. Tit. Or. Jingo. Trad. Javier Calvo. Antipatriotismo Otra novela del mundodisco con la guardia como protagonista (mis preferidas), que tiene su propia entrada en la wikipedia: ¡Voto a Bríos!. Yo la leí hace mucho en traducción no oficial, siguiendo mi esquema habitual. Ha aparecido una isla entre Ankh-Morpork y la ciudad Klatchiana de Al-Khali. Ambas ciudades intentarán conquistar el territorio, lo que provocará altercados dentro de Ankh-Morpork. El príncipe Khufurah es asesinado y Vimes viajará a Klatch con la misión de detener a su supuesto asesino. Vetinari es depuesto de su cargo y viajará en un curioso artefacto inventado por Leonardo de Quirm. Los recelos que sienten los habitantes de Ankh-Morpork hacia los klatchianos es un trasunto muy reconocible de la paranoia desatada en muchos países contra los musulmanes. Si los ánimos están exaltados es muy fácil que las situaciones se descontrolen y que gente normalmente pacífica cometa actos de los que se arrepentirá después. Impagable la escena en la que ofrecen a Vimes ojos de cordero para comer y éste da su opinión sobre el asunto (si quieren saber cual es, lean el libro). Calificación: Muy bueno (es de Pratchett). Un día, un libro (89/365)…

Carlo Collodi. Las aventuras de Pinocho.
Sin categoría / noviembre 25, 2011

DeBols!llo, 2011. 170 páginas. Tit. Or. Le avventure di Pinocchio. Trad. Miquel Izquierdo. La marioneta traviesa Algunos personajes se hacen mundialmente famosos sin que nadie lea los libros donde aparecen. Esto pasa con Pinocho, popularizada por la versión de Disney, pero cuyo libro no había leído nunca. Tantas críticas buenas escuchaba que me hice propósito de enmienda; no me arrepiento. De un tronco parlanchín fabrican una marioneta, Pinocho, bastante revoltosa y traviesa, desobediente y dada a la holgazanería. Una joya. Pero con todo, tiene buen corazón, y después de una gran cantidad de aventuras que incluyen las conocidas de las marionetas, la zorra y el gato o ser tragado por un escualo, también tiene otras como ser ahorcado, encarcelado por dejarse robar, vendido como un burro y un largo etcétera. El libro está tan bien como me habían contado, me recordó a Alfanhuí y a Rodari y aunque hoy en día nos resultarían un poco moralizantes las continuas advertencias al protagonista de que debe portarse bien, son mucho más duras que los tonos pasteles de las películas Disney. Un ejemplo, aparece el Grillo Parlante en las primera páginas y esto es lo que le pasa: —Yo no me voy a…