China Miéville. Embassytown.
Ci-Fi / abril 5, 2017

Mondadori, 2013. 446 páginas. Tit. Or. Embassytown. Trad. Gemma Rovira Ortega. En un planeta en los confines del ínmer un nuevo embajador provocará una crisis que puede llevar al colapso de la colonia. Mieville es en sus últimos más comedido, menos barroco, y ha ganado mucho con el cambio. Dos conceptos muy interesantes aparecen en este libro: la existencia del inmer, algo que está por debajo del propio universo por el cual se ha descubierto que vivimos en el tercer universo que ha existido, y en el que existen restos de civilizaciones antiguas, como faros que avisan de posibles peligros. El otro es los anfitriones, una especie que se comunica con dos voces, y que es incapaz de mentir porque para ellos el habla es una puerta a la conciencia (y es imposible comunicarse con ellos si no es abriendo a la vez una puerta). Los pocos humanos que lo han conseguido son los embajadores, y el modo cómo lo consiguen no voy a revelarlo aquí (por otro lado, tampoco hagan caso a la contraportada del libro que hace falsos spoilers). La premisa de ese lenguaje me parece totalmente imposible, pero aplaudo la habilidad del autor de hacerla totalmente creíble…

China Miéville. La ciudad y la ciudad.
Ci-Fi / febrero 10, 2015

La factoría de ideas, 2009. 318 páginas. Tit. Or. The city & the city. Trad. Silvia Schettin Pérez. La originalidad no se le puede negar a Miéville. Después de los excesos barrocos que ya comentamos en La estación de la calle Perdido, se saca de la manga un territorio singular, dos ciudades diferentes que comparten el mismo espacio geográfico. Que se cruzan pero cuyos habitantes se desven. La trama arranca con el asesinato de una mujer. El detective Borlú se encarga de la investigación. Pronto quedará claro que el crimen no es una cosa corriente y que se tiene que invocar a La Brecha, una especie de policia interciudades que parece poseer poderes especiales. Pero finalmente la investigación de trasladará a la ciudad coexistente de Ul Quoma, donde tendrá que trabajar con el detective Dhatt. El libro sigue las consignas del género negro de una manera impecable y construye un caso de los que te pegan a las páginas. Pero lo más interesante del libro es la situación especial de estas dos ciudades que están en el mismo sitio pero son diferentes. Metáforas y alegorías aparte, hay que quitarse el sombrero por cómo consigue el autor hacer creíble algo que…

China Miéville. La estación de la calle Perdido.
Ci-Fi / septiembre 10, 2014

La Factoría de ideas, 2001. 592 páginas. Tit. Or. Perdido Street Station. Trad. Carlos Lacasa Martín y Manuel Mata Álvarez-Santullano. Sigo insistiendo con Miéville, que parece que va por buen camino. No me ha parecido un libro perfecto, pero sí trepidante. La historia transcurre en Nueva Crobuzón (sí, tiene una página en la wikipedia más extensa que la dedicada a muchos temas). Lo he visto definido así: Nueva Crobuzón es un engendro posmodermo que es parte Londres victoriano (con autómatas a vapor), parte Brazil de Terry William (un sistema totalitario, corrupto y represor), parte Castillo de Otranto (imaginería gótica), parte Gormenghast de Mervyn Peake y parte planeta alienígena. Y si el paisaje ya se las trae, los personajes que giran alrededor de la trama (que por otra parte es sencilla, unos seres vivos de curiosas propiedades casi indestructibles que se han escapado yvan asesinando sin piedad) no tienen desperdicio: Yagharek,un hombre pájaro, Isaac Dan der Grimnebulin, científico sui géneris, Lin, su novia, humana con cabeza de insecto y artista, Motley, jefe de la mafia y ser cambiante, arañas que son casi diosas, una inteligencia artificial naciente y un largo etcétera… Todo es excesivo, fuegos artificiales sin fin. Un ejemplo ¿Cúantas…

China Mieville. El rey rata.
Ci-Fi / marzo 25, 2013

La factoria de ideas, 2008. 314 páginas. Tit. Or. King rat. Trad. María Xoubanova Vázquez. De Mieville sólo he escuchado cosas buenas, las reseñas de este libro que he leído por ahí lo ponen bien (El rey rata) e incluso apareció en La tormenta: El rey rata. Personalmente me ha decepcionado un poco, pero valga la disculpa de que es su primera novela. Versión del flautista de Hamelin en clave oscura, nos presenta a un joven hijo del Rey de las ratas y una humana, lo que lo hace invulnerable a los poderes del flautista. En un Londres subterráneo y a ritmo de jungle el enfrentamiento entre los dos enemigos tiene un final incierto. La ambientación es excelente, pero la historia me ha parecido bastante floja y sin mucho interés. La calidad es superior a la media de lo habitual en el género, pero me aburrió. Le daré otra oportunidad, pero no puedo recomendarlo. Calificación: Regular. Extracto: Una vez, cuando tenía tres años, Saúl iba sentado a hombros de su padre, de vuelta del parque. Pasaron delante de un grupo de obreros que estaban arreglando la carretera. Saúl enredaba sus manos en el pelo de su padre, se echó hacia…