Héctor Germán Oesterheld y el dibujante Francisco Solano López. El eternauta.

septiembre 3, 2020

eternauta1

Relectura de este clásico en las dos versiones, la original y la nueva versión del inicio que realizó Breccia. Una nevada mortal cae sobre Buenos Aires aniquilando toda forma de vida. Es el anticipo de una invasión extraterrestre. Una familia junto con unos amigos que estaban en casa intentarán sobrevivir en ese nuevo mundo.

La historia recibió muchos premios, está en la memoria colectiva de muchas personas, vi hace poco un documental sobre ella La mujer del eternauta y parece que Netflix quiere hacer una serie sobre el cómic: Netflix llevará a la pantalla el eternauta. El dibujo del protagonista con el traje de buceo es un icono en sí mismo.

No seré yo quien le quite méritos, tiene sus virtudes innegables: el dibujo de un Solano López que todavía no estaba maduro pero que ya apuntaba maneras, un guión que se alejaba de tópicos ambientando la acción en Buenos Aires, lejos de metrópolis americanas. El aire doméstico de la resistencia. Los componentes políticos de la segunda parte. E incluso, en estos tiempos de confinamiento, la sensación de no poder salir de casa por el riesgo de morir.

La acción es trepidante, con un nuevo peligro a la vuelta de la esquina y un sin fin de aventuras pero… siempre he pensado que está sobrevalorada y que aún siendo un producto más que digno no está a la altura de su mito. La versión de Breccia no acabó de funcionar y no es extraño, porque el dibujo vanguardista lleno de texturas y enfoques imposibles no casa con una historia que es pura acción.

Recomendable.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.