Exonario

noviembre 30, 2010

Alguien, en algún momento, debió dar nombre a las cosas. Nombrar objetos no debió ser difícil. Me imagino a los primeros poseedores del lenguaje al ver un animal nuevo, pongamos un elefante, y pensar en alguna manera de designar a ese bicho.

Pero las coas inmateriales son harina de otro costal. ¿Quién pensó que ese sentimiento de añoranza de algo debía llamarse nostalgia? ¿O que cuando algo se repite podemos llamarlo patrón?

El lenguaje evoluciona y aparecen palabras nuevas o nuevos significados de algunas existentes (me estás rayando). Pero la sociedad está evolucionando más rápido que el lenguaje y alguien ha pensado ponerle remedio. Se llama Jorge Mux, es un aficionado profesional y ya lleva cuatro años inventando palabras imprescindibles para nombrar conceptos que están flotando en el ambiente:

Exonario

Como Catalán de adopción que soy sufro de apoquinalgia, que es dolor intenso que produce por lo general al ruin o tacaño un gasto económico a su entender excesivo. Como todo el mundo he sufrido cronoclepsia, o robo del tiempo ajeno. Y soy capaz de distinguir una vulgar equivocación de una equinvocacion, que es cuando muchas personas invocan a una misma entidad a la vez.

Buceen por sus páginas; miles de tesoros les están esperando.

5 comentarios

  • Nacho noviembre 30, 2010en2:03 pm

    Interesantísimo. Me lo apunto como ciberdestino obligado.

  • Bro diciembre 1, 2010en9:43 am

    Tiene buena pinta, apúntamelo para préstamo ;-))

  • Novedades literarias diciembre 9, 2010en10:49 pm

    Creo que muchos de nosotros, entre nuestros grupos de amigos y en nuestras familias, tendríamos material como para escribir un libro así… 🙂

  • Joaquín Traducción diciembre 10, 2010en10:29 am

    Como lingüista, puedo decir que este blog merece la pena. Las reflexiones son geniales y muy acertadas, dignas de estudio. Te agradezco que nos hayas enseñado este enlace.

  • Palimp diciembre 13, 2010en7:41 pm

    Me alegro que haya gustado. Recuerdo que no es un libro, sino una bitácora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.