Dani Gove. 2030.

mayo 17, 2022

Dani Gove, 2030
Penguin Random House Mondadori, 2020. 154 páginas.

Un robot de cocina con una actualización de software del año 2030 nos permite echar un vistazo a cómo será la sociedad en esa época ¿Seguirá la corrupción? ¿Comeremos insectos? ¿Nos dominarán las máquinas?

Dani Gove, que en sus dibujos le saca punta a todo, nos pinta un futuro no muy diferente del nuestro con abundantes dosis de humor y, en algunos casos, se te ponen los pelos de punta. Porque puede ser que ese sea el futuro de verdad.

A los textos los acompañan viñetas que son tronchantes. Dejo de muestra texto y dibujo sobre la corrupción.

Muy divertido.

img546

Durante un momento me paro a pensar en nuestros políticos. No me gusta dedicarles demasiado tiempo, pero insisten en ocupar mi mente día tras día. Buena parte de nuestro futuro está en sus manos. ¿Qué nos depararán sus decisiones? ¿Es posible que vayamos a peor? ¿Mi casero decidirá cobrarme el alquiler del piso con mis propios órganos? Cruzo los dedos esperando no deprimirme demasiado con lo que me cuente Cheff.

CORRUPCIÓN
Los españoles sitúan la corrupción como segunda mayor preocupación solo por debajo del paro. De acuerdo con una encuesta realizada por el CIS en 2021, hasta un 95 % de los ciudadanos admiten estar preocupados por las corruptelas de nuestros dirigentes, siendo el 5 % restante diputados y miembros activos de partidos políticos.
España lleva años labrándose una fama mundial como destino idóneo para la práctica del choriceo y está considerada por los corruptos expertos como uno de los mejores lugares del planeta para llevar a cabo cualquier tipo de negocio. Y es que somos el único país donde los políticos hablan sin tapujos de regeneración democrática, transparen-
cia y de afán colaborador con la justicia desde salas de prensa pagadas con dinero negro.
Importantes e influyentes empresarios insisten er) la gran imagen que proyecta nuestra tolerancia a la corrupción, expandiendo así la Marca España y mostrándonos como un país liberal. Y lo cierto es que a lo largo de la década de los veinte empezamos a acostumbrarnos a las corruptelas y nos sentimos vacíos sin ellas, hasta tal punto que no sabemos con qué nuevo caso de financiación ilegal nos despertaremos cada día. Esto nos provoca estrés y nos dificulta conciliar el sueño, por lo que las autoridades sanitarias recomiendan no leer las noticias antes de acostarse.
El español y su capacidad de aceptar la corrupción han llamado la atención de numerosos científicos de todo el mundo. Hasta la fecha, somos la única especie capaz de tolerar de manera tan serena las malversaciones de dinero público o de aguantar estoicamente cómo se ríen los políticos de nosotros. Esta fase de asimilación la han estudiado distintas universidades de prestigio. En 2026 se llega la conclusión de que el español medio, tras ser conocedor de una noticia de corrupción, pasa por cuatro fases que van repitiéndose a lo largo de su vida hasta que pierden toda intensidad. Así funcionan estas cuatro fases que el psicólogo británico Willlam M. Perkins (1985) bautizó como The Spanish Stupid Phases.
La corrupción se ha naturalizado tanto que, lejos de plantearnos si está bien o mal,ya forma parte de nuestra vida. Las nuevas generaciones se .han familiarizado con esta práctica y en el comportamiento de los más pequeños ya empieza a vislumbrarse un gran potencial para el cohecho y la malversación.

EMPRENDE COMO PUEDAS
Aunque años atrás lo que estaba de moda era ser funcionario, de un tiempo a esta parte esto ha cambiado por completo. Para empezar, porque no quedan funcionarios. En 2026 la empresa privada ya ha absorbido todas las instituciones y empleos que antaño ofrecía el Estado, a excepción de los políticos, que siguen cobrando dinero público, aparte de las correspondientes donaciones de siempre por parte de las empresas amigas.
Emprender es sinónimo de triunfar. La nación necesita valientes que colaboren engrasando el motor de este progreso neoliberal, donde cualquier idea puede tener cabida y todo individuo tiene la posibilidad de amasar una fortuna. El Gobierno ofrece ayudas económicas a todos estos jóvenes que se aventuren a montar su negocio, aunque tienen que reunir un par de requisitos: ser de familia rica y demostrar que económicamente no necesitan ayuda económica alguna.
Pero esto no quiere decir que alguien sin un duro no pueda terminar triunfando. Tampoco necesitas ayudas económicas, tan solo esfuerzo e ingenio. El ingenio es, sin duda, imprescindible para hacer que tu empresa salga a flote, tener ideas innovadoras y adelantarte a la competencia. Ideas sobre cómo aumentarles las horas extras a los trabajadores, hacer que trabajen los días festivos o disminuir su salario.
Lo del contrato indefinido es cosa del pasado; de hecho, en algunos museos aún podemos encontrar algunos ejemplares perfectamente conservados.
El Gobierno es consciente de la importancia de innovar con técnicas de este tipo, por lo que premiará al empresario facilitando el despido libre de sus empleados. Esto no es nada nuevo,ya que desde siempre los empresarios han exigido un despido más fácil y menos cotizaciones sociales. El líder de la patronal ya propuso en la década anterior que el empleado indemnizara pagando hasta 45 días por año contratado a la empresa que lo despide. Esto solo se ha acentuado un poco más durante los años veinte.

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.