2666
Teatro / noviembre 27, 2007

No podía perderme la adaptación de Àlex Rigola y Pablo Ley de la obra maestra de Bolaño. Por la escasez de fechas y compromisos personales sólo podía ir el jueves 22, y estuve pagandolo caro todo el fin de semana. Hay que tener valor para hacer una adaptación como esta. La idea original de Bolaño era publicar cinco libros -y no uno-. Bolaño teje muchas historias en cada una de las partes, historias que están interconectadas. Si adaptar uno de los libros ya sería complicado, adaptar los cinco parecía imposible. El resultado es una obra de teatro que dura, con descansos, seis horas. Cada una de las partes dura aproximadamente una hora. Yo salí del trabajo a las siete de la tarde y llegué a casa a las dos y media de la noche. Esto es poner a prueba al público. Sin embargo, el teatro estaba lleno -y no es pequeño, yo tenía un asiento bastante lejos del escenario y eché de menos unos prismáticos. Tampoco se hace pesado; uno acusa que se hace tarde, pero no se cansa del espectáculo. En El Periódico dan cuenta del estreno: Rigola convierte la novela ‘2666’ en un montaje de cinco horas, y…

2666
Teatro / julio 17, 2007

Comentamos hace unos días que dentro de la programación del festival Grec ha podido verse la obra 2666, un montaje de Álex Rigola basado en la novela de Roberto Bolaño. Pues Marcos Ordóñez, crítico teatral de El País y de quien tengo una reseña pendiente, ya ha echo la crónica. Cinco horas de teatro en las que pueden temer por su culo pero su atención permanecerá inalterada, sin sombra de tedio. Un montaje en el que parece que hay aquí un infinito respeto hacia la palabra y la imaginación de Bolaño. En noviembre volverá a presentarse en Barcelona. Mientras tanto, pueden ponerse los dientes largos leyendo Cinco horas con Bolaño.

2666 en el Lliure
Sin categoría / junio 27, 2007

Desde hoy miércoles y hasta el sábado se presenta en el teatro Lliure la obra 2666 , basada en el libro de Roberto Bolaño, adaptada por Pablo Ley y Alex Rigola y dirigida por éste último. Un espectáculo dividido en las mismas partes que la novela y con una duración aproximada de cinco horas. Aquellos que como yo ya tenían la agenda ocupada estos días podrán ver la obra cuando vuelva en noviembre; se supone que estará tres semanas. Tiene que ser toda una experiencia.

Roberto Bolaño. 2666. (VI)
Novela / enero 3, 2006

Editorial Anagrama, 2004. 1125 páginas. Conclusión No me asusta caer en el tópico, y repetir la opinión de Rodrigo Fresán: no tiene mucho sentido leer sobre 2666; hay que leer 2666. Pero si Rodrigo, pese a tal declaración de principios, siguió escribiendo, no veo porque yo no he de hacer lo mismo. Es difícil hablar de una obra tan buena. Cuando leí ‘Los detectives salvajes’ la juzgaba insuperable. Me equivocaba. La extensión de la obra parecía propiciar una calidad irregular. Volvía a equivocarme. Su carácter de inconclusa me hacía temer algún final abrupto. Errado de nuevo. Si se nota algo en falta es en la parte de Amalfitano, pero es una opinión personal. He disfrutado todas y cada una de las páginas de 2666. Para poner la última cita sólo tuve que abrir el libro al azar y empezar a copiar. Confieso sin rebozo mi admiración por la calidad literaria de Bolaño, que me impactó con los detectives y que se supera en este libro. Sueños, espejos, crímenes sin explicación, locura, misterio. El desierto de Sonora. Enumeraciones. Geometría. Algas. Y gente, mucha gente. En esta novela no hay personajes. Todos son reales. Hasta el mítico Archimboldi, al que empezamos a…

Roberto Bolaño. 2666. (V)
Novela / enero 2, 2006

Editorial Anagrama, 2004. 1125 páginas. La parte de los Archimboldi El climax del libro. ¿Qué relación tiene el escritor con los crímenes? ¿Por qué se esconde? ¿Cuál ha sido su vida? ¿Qué hay detrás de sus libros? Todo queda explicado en la última novela, que nos narra la infancia de Archimboldi, el por qué de su nombre, su historia y la causa de su viaje a Santa Teresa. Sólo una cita para no desvelar demasiado. Mañana, despedida y cierre. -Un libro viejo también es el pasado – dijo Archimboldi-, un libro escrito y publicado en 1789 es el pasado, su autor ya no existe, tampoco existe su impresor ni sus primeros lectores ni la época en la que el libro fue escrito, pero el libro, la primera edición de ese libro, aún está aquí. Como las pirámides de los aztecas -dijo Archimobldi. -Odio las primeras ediciones y las pirámides y también odio a esos aztecas sanguinarios -dijo Ingeborg-. Pero la luz de las estrellas me marea. Me dan ganas de llorar -dijo Ingeborg con los ojos húmedos de locura. (Un día, un libro 266/365) Escuchando: Lamento Cubano. Bebo Valdés.

Roberto Bolaño. 2666. (IV)
Novela / enero 1, 2006

Editorial Anagrama, 2004. 1125 páginas. La parte de los crímenes Con una minuciosidad horripilante Bolaño nos describe todos y cada uno de los crímenes que van ocurriendo en Santa teresa y alrededores. No nos ahorra horror alguno, y junto con el malestar de los asesinatos ocurridos por algún motivo que parece demoníaco, nos golpeará el de las muertes acometidas por asesinos más normales; novios, amantes, familiares. La vida de los judiciales encargados del caso, de los periodistas que lo han investigado, de algún extraño complot y del único acusado en firme son los únicos descansos que encontramos. Citas: El basurero no tiene nombre oficial, porque es clandestino, pero si tiene nombre popular: se llama El Chile. Durante el día no se ve un alma por El Chile ni por los baldíos aledaños que el basurero no tardará en engullir. Por la noche aparecen los que no tienen nada o menos que nada. En México DF los llaman teporochos, pero un teporocho es un señorito vividor, un cínico reflexivo y humorista, comparado con los seres humanos que pululan solitarios o en pareja por El Chile. No son muchos. Hablan una jerga difícil de entender. La policia preparó una redada la noche…

Roberto Bolaño. 2666. (III)
Novela / diciembre 31, 2005

Editorial Anagrama, 2004. 1125 páginas. La parte de Fate Fate es un reportero estadounidense que trabaja para la revista ‘Amanecer Negro’. Su madre acaba de morir y le encargan realizar un reportaje sobre un combate de boxeo que se celebra en Santa Teresa. Allí descubrirá la horrible serie de crímenes que están sucediendo en el pueblo. Conocerá también a Rosa y sus amigos y a su padre, Amalfitano. Éste le pedirá que se lleve a su hija de Santa Rosa. Citas: Todo pasaba por el filtro de las palabras, convenientemente adecuado a nuestro miedo. ¿Qué hace un niño cuando tiene miedo? Cierra los ojos. ¿Qué hace un niño al que van a violar y luego matar? Cierra los ojos. Y también grita, pero primero cierra los ojos. Las palabras servían para ese fin. Y es curioso, pues todos los arquetipos de la locura y la crueldad humana no han sido inventados por los hombres de esta época sino por nuestros antepasados. Los griegos inventaron, por decirlo de alguna manera, el mal, vieron el mal que todos llevamos dentro, pero los testimonios o las pruebas de ese mal ya no nos conmueven, nos parecen futiles, ininteligibles[…]Durante la Comuna de 1871 murieron…

Roberto Bolaño. 2666. (II)
Novela / diciembre 30, 2005

Editorial Anagrama, 2004. 1125 páginas. La parte de Amalfitano La parte más corta del libro. Bolaño nos narra la historia de Amalfitano y de su hija Rosa. Amalfitano vivió en Barcelona hasta que su mujer, trastornada, decidió ir en busca ‘del poeta de Mondragón’. Después se trasladó a Santa Teresa, lugar dónde se suceden los misteriosos crímenes. Un libro colgado en una cuerda de tender ‘al estilo de Duchamp’ y una extraña voz que habla con él, obsesionada con la homosexualidad, conforman su extraña pero apacible locura. Su historia continuará en la siguiente parte. Citas: Hablo desde un taller en donde el caos es sólo una máscara o una leve fetidez de anestesia. Hablo desde un taller con las luces apagadas en donde el nervio de la voluntad se desprende del cuerpo y repta, automutilada, por entre la basura. Hablo de las cosas sencillas de la vida. Le evocó a Marco Antonio los testimonios de aquellos que han entrado en coma o en situación de muerte clínica y que dicen haber visto un tunel oscuro y en el final del tunel un resplandor blanco o diamantino, y en ocasiones incluso atestiguan la presencia de seres difuntos y queridos que les…

Roberto Bolaño. 2666. (I)
Novela / diciembre 29, 2005

Editorial Anagrama, 2004. 1125 páginas. La parte de los críticos La obra gira alrededor de dos grandes ejes; Archimboldi y los crímenes. En la primera parte Bolaño nos cuenta la historia de como los cuatro críticos más ferozmente Archimboldianos descubrieron al escritor y se conocieron entre sí. Como si en un chiste se tratara tenemos a un español (Espinoza), un francés (Pelletier), una inglesa (Norton) y un italiano (Morini). Su admiración por el mismo escritor provocará, claro está, que se encuentren en diversos congresos, y que se hagan amigos y más tarde amantes. Siguiendo los pasos del esquivo Archimboldi viajarán al desierto de Sonora donde se dice que el escritor fue visto por última vez. Citas: Pelletier y Espinoza se descubrieron generosos aquella noche, y tan generosos se descubrieron que si llegan a estar juntos hubieran salido a celebrarlo, deslumbrados por el resplandor de su propia virtud, un resplandor que ciertamente no dura mucho (pues toda virtud, salvo en la brevedad del reconocimiento, carece de resplandor y vive en una caverna oscura rodeada de otros habitantes, algunos muy peligrosos), y que a falta de celebración y jolgorio remataron con una promesa tácita de amsitad eterna y, tras colgar sus respectivos…