Alan Sokal. Más allá de las imposturas intelectuales.
Ensayo / octubre 13, 2011

Paidós, 2008. 576 páginas. Tit. Or. Beyond the hoax: Science, Philosophy and Culture. Trad. Miguel Candel. La verdad El físico Alan Sokal se hizo famoso en 1997 con su famoso escándalo. Cansado de ver como ciertas ramas de las humanidades saqueaban el vocabulario científico sin rigor ni mesura decidió hacer algo para remediarlo. Le molestaba, sobre todo, cómo conceptos con una definición exacta en física o matemáticas eran utilizados para ilustrar cosas que no tenían nada que ver. En algunos casos una leve analogía, pero en otros ni siquiera eso: su uso se reducía a jerga pseudofísica que podía parecer ciencia a ojos profanos, pero que cualquier científico detectaría enseguida como engaño. Si hubiera escrito algún artículo de denuncia, o incluso un libro, seguramente hubiera pasado desapercibido. En vez de eso decidió escribir un artículo titulado «Transgressing the Boundaries: Towards a Transformative Hermeneutics of Quantum Gravity» (Transgrediendo los límites: hacia una hermeneútica transformadora de la gravedad cuántica). Una parodia de lo que quería criticar. A pesar de que no decía más que tonterías, fue publicado en un número de una importante revista académica de humanidades: Social Text. Cuando reveló que todo había sido una broma se montó el escándalo. Pero…

Laura Freixas. Madres e hijas.
Cuentos / octubre 12, 2011

Anagrama, 1996. 240 páginas. Cambiar la ley de los hombres Mi mujer se estaba pensando comprar este libro en el mercado de San Antonio, cuando disipé sus dudas comprándoselo yo y pensando que si a ella no le gustaba igual me gustaba a mí. Como suele pasar lo leí yo antes y le dije que no lo dejara pasar. Que era muy bueno. La lista de los cuentos es la siguiente (sacada de aquí: Madres e hijas: «Chinina Migone», de Rosa Chacel (también aparece en el libro Sobre el piélago) «Al colegio», de Carmen Laforet (figura en la obra La niña) «De su ventana a la mía», de Carmen Martín Gaite (publicado por primera vez en Desde la ventana) «Cuaderno para cuentas», de Ana María Matute (viene del libro Algunos muchachos) «Espejismos», de Josefina Aldecoa «Carta a la madre», de Esther Tusquets «Primer amor», de Cristina Peri Rossi «Ronda de noche», de Ana María Moix «La hija predilecta», de Soledad Puértolas «Cari junto a una motocicleta roja» de Clara Sánchez «La niña sin alas», de Paloma Díaz-Mas «Ella se fue», de Mercedes Soriano «La buena hija», de Almudena Grandes «Mi madre en la ventana», de Luisa Castro La selección tiene…

Sesión de cuentos: Ella, ell i el barret.
Noticias / octubre 11, 2011

Este viernes 14 de octubre, en el Valentina, sesión de cuentos a cargo de Tot’s a l’Agora. Esta vez será el azar encarnado en las manos inocentes -o no- de los espectadores los que decidan los cuentos que se narrarán. Los datos: Ella, ell i el barret Tot’s a l’Agora Viernes 14 de octubre a las 21 h. Entrada: 6 € incluye consumición. C.C. Valentina Plaça del Regomir, 2 Ver mapa más grande

Ross MacDonald. Dinero negro.
Novela / octubre 11, 2011

Bruguera, 1985. 288 páginas. Tit. Or. Black Money. Trad. Martha King. Ladrillazo MacDonald es un autor que se encentra mucho de saldo, y ahí que aprovecho yo. Novela negra a precio barato. Un novio despechado encargará a Lew Archer que investigue al tipejo que le ha levantado la novia, que no parece trigo limpio. La investigación del detective sacará a la luz más secretos de los esperados. Todas las novelas del autor parecen tener el mismo mensaje: todas las aparentemente familias de buena posición esconden esqueletos en el armario. Basta husmear un poco para encontrar los trapos sucios. En este caso los culpables no son los que en un principio lo parecen. No es que me haya entusiasmado, pero las leo con gusto. Más reseñas aquí:Dinero negro y aquí:Dinero negro de Ross MacDonald. Calificación: Bueno. Un día, un libro (41/365) Extracto: La temperatura del día iba descendiendo con el sol. Mientras me acercaba al Club de Tenis, podía sentir en la cara el aire fresco del océano. En lo alto del mástil del edificio flameaba la bandera. La mujer de la oficina me informó que probablemente Peter se encontraba en las duchas. Le había visto regresar de la playa minutos…

Gonzalo Torrente Ballester. Filomeno, a mi pesar.
Novela / octubre 10, 2011

Círculo de lectores, 1990. 444 páginas. Memorias de un señorito descolocado Como hace tanto tiempo que no leía a Torrente Ballester, y sus libros los he ido prestando y perdiendo muchas veces, no sabía si había leído este, no lo recordaba. Pero sí, lo había leído, según me iban sonando las aventuras del protagonista, y sobre todo la petición de sepultura para la madam que yo imaginaba no sé por qué en La saga/fuga de J.B.. Filomeno es un señorito acomodado, algo pasmarote, que parece ir a donde sopla el viento o su padre la manda. De poca determinación y de nombre ambivalente según mande su ascendencia gallega o portuguesa, se irá viendo sin embargo que timidez, quizás, pero apocamiento, poco. Conocerá el amor, las finanzas, la guerra y una gris postguerra. Al igual que los personajes de Murakami, demostrara su entereza ante los vaivenes de la vida. De prosa más asequible que La saga/fuga de J.B., que acabo de leer hace poco pero que no he reseñado todavía, me causa la misma ternura que otras obras del autor, al que más que admirar, quiero. Me gusta mucho Torrente Ballester. Me ha hecho gracia que el protagonista tuviera el reloj…

Anthony Berkeley. El misterio de Layton Court.
Novela / octubre 9, 2011

Editorial Lumen, 2010. 300 páginas. Tit. Or. The Layton Court mistery. Trad. Miguel Temprano García. Habitación cerrada Lo vi comentado aquí: El misterio de Layton Court y me llamó la atención, además me venía muy bien para el reto de química (Yb). Estaba disponible en una biblioteca, pero cuando fui a por él alguien se me había adelantado. Un consejo: hay que reservar. Nos encontramos con el habitual misterio de la habitación cerrada. Stanworth aparece muerto en la biblioteca; parece un sucicidio, pero el escritor y detective ocasional Roger Sheringham se huele algo turbio. Investigará hasta encontrar no sólo al culpable, también que no todo es lo que parece ser. Una novela de misterio simpática, parecida a las de Agatha Christie, entretenida, pero sin ir más allá. Algún capítulo divertido -como el del toro- y una construcción sólida del enigma, pero esta novela se escribió en 1929, y aunque ha aguantado bastante bien, ha llovido mucho desde entonces. Ideal para que los amantes del género se lleven lectura a la playa. Calificación: Bueno. Un día, un libro (39/365) Extracto:[-] La habitación no estaba demasiado abarrotada de muebles. Había un sillón o dos junto al fuego y una mesita con una…

Miguel Mihura. Tres sombreros de copa.
Teatro / octubre 8, 2011

Editorial Cátedra, 2001. 154 páginas. Pionero Había leído otras obras del autor. Incluso representado una de ellas. Pero no había leído ésta, de la que tanto y bien había oído hablar. Que si fue una revolución perdida, que si se adelantó a la vanguardia, tantas buenas palabras que temía una decepción. El argumento lo pueden leer aquí: Tres sombreros de copa. Un joven está a punto de casarse cuando en su habitación de una humilde pensión irrumpe la farándula. Pues bien, las críticas tenían razón. Una obra muy adelantada a su tiempo, no sólo un precursor del teatro del absurdo, sino incluso del teatro pánico de Arrabal. Una obra maestra del género que he disfrutado sin reservas. La sensación fue la misma que cuando leí Crónicas de la verdad oculta de Calders, encontrar una joya perdida en el tiempo que no tuvo la suerte que merecía. Siendo la literatura, como tantas cosas, contingente, estos desencuentros del destino nos privan, seguramente, de otras obras maestras que pudieron ser y no han sido. Pueden leerla aquí: Miguel Mihura, Tres sombreros de copa Calificación: Imprescindible. Un día, un libro (38/365) Extracto:[-] DIONISIO. ¿Qué le sucede? DON ROSARIO. (Mirando debajo de la cama.) ¡Allí…

¿Piratería? Sí, gracias.
Noticias / octubre 7, 2011

Eso es lo que opina el sinpar Jorge Pinto, autor de Bunsen , un webcomic que me encanta y que he recomendado siempre que tengo ocasión. Hace poco publicó una aplicación para que quien tuviera un iPhone o iPad pudiera ver sus comics de una manera sencilla, en poco tiempo se vendió como rosquillas y no tardó mucho en aparecer una versión pirata. Toda la historia aquí: Bunsen App Pirata ¿Cual fue la reacción de Jorge? La más inteligente. Ignorando incluso a los gañanes que se atrevían a poner el enlace de la aplicación pirata en los propios comentarios de su bitácora decidió que: Lo que sí me molesta es no tener control de esta situación y dejar la distribución de mi trabajo en manos de algún puberto iletrado en Twitter que en su vida ha tocado a una mujer. Así que vamos a arreglarlo de una vez. A partir de hoy, el lugar oficial para conseguir la aplicación de Bunsen pirata, va a ser el sitio oficial de Bunsen. Es decir, desde su propia página enlazan a la aplicación pirata. Porque como dice el autor: No quiero tu dinero, quiero tu atención. Por eso es que insisto: Bunsen es…

Greg Egan. Diáspora.
Ci-Fi / octubre 7, 2011

Grupo AJEC, 2009. 318 páginas. Tit. Or. Diaspora. Tard. Pedro Jorge Romero. Vuelta a los orígenes Me gusta leer a Egan, aunque no siempre me gusten sus novelas. Pero creo que es el único escritor que mantiene vivo el espíritu de los pioneros: imaginar mundos posibles extrapolando los descubrimientos científicos actuales. En esta novela va más allá ue nunca. Estamos en el año 3000, la humanidad se ha dividido en varias ramas evolutivas. Las que llevaran la voz cantante durante esta historia son las que viven en las Polis, simulaciones informáticas donde viven y nacen inteligencias artificiales autoconscientes. Pero aparece una amenaza en el horizonte, capaz de destruir la raza humana. Avisados por un mensaje extraterrestre se lanzaran a la conquista del universo y, cuando éste sea incapaz de protegerles del peligro, a otros universos. Ciencia ficción en estado puro. Mi amigo Mon afirma que es la más dura de las novelas de Egan, y estoy de acuerdo con él, hay física a montones (su reseña aquí: Diaspora). No es un libro recomendado para quien empieza en este género. Pero para los curtidos, es excelente. La única pega es la misma que sentí cuando leía Ciudad permutación. Por mucho que…

Muere Steve Jobs
Noticias / octubre 6, 2011

No me gustan los Mac. Ni el iPod, iPad o iPhone. Además, está bitácora habla de libros. Pero si hoy tenemos smartphones y tablets, ha sido gracias a este señor. Y estos aparatos van a cambiar el modo de lectura de las próximas generaciones. Todo el debate del libro electrónico se acabará cuando todos los escolares tengan su tableta, donde harán sus primeras lecturas. Para bien o para mal (y yo soy de los que opinan que es para bien), Steve Jobs empezó todo esto. Que la tierra le sea leve.