Y al final de La Rambla me encontré con la bella flor.

septiembre 29, 2010

La huelga general convocada para hoy me da tiempo y una buena excusa para poner esta entrada. Hace un par de meses se inauguró una biblioteca en las ramblas de Barcelona, dedicada a la memoria de Andreu Nin.

Fue este fundador del POUM, y fue acusado -falsamente- de quintacoumnista. Los documentos que se aportaron habían sido falsificados por la NKVD. Es una de las páginas más negras de la guerra civil, y el origen del odio todavía vivo entre anarquistas y comunistas.

George Orwell militó en el POUM y su libro Homenaje a Cataluña es un retrato de estos hechos y una defensa del partido. Es posible que libros como Rebelión en la granja o 1984 no se hubieran escrito sin estas vivencias.

Poner a una biblioteca el nombre de un dirigente sindicalista no es muy habitual. En estos tiempos en lo que el neoliberalismo campa por sus respetos y la crisis se ceba en los trabajadores siempre viene bien recordar que no hace mucho hubo gente que luchó por un mundo más justo. Una lucha que nunca deberíamos abandonar.

IMAG0260

IMAG0261

IMAG0262

P.D.: Lo único que le hacía falta a Las Ramblas para ser perfecta: una biblioteca.

2 comentarios

  • Panta septiembre 29, 2010en7:46 pm

    Yo voy apuntando, que luego me pierdo cosas 😉
    Saludos

  • elveidedalt octubre 1, 2010en1:18 am

    El POUM tenia la seva seu precisament aquí, on ara està la UPF. I la policia a càrrec dels comunistes el van detenir Rambla amunt, davant el Poliorama. Una placa ho recorda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.