[*] Varios autores. Cuentos del romanticismo alemán.

enero 6, 2006

Biblioteca general Salvat, 1972. 163 páginas.

Desafortunada selección

En esta colección he encontrado grandes libros. Gracias a mi disciplina he podido disfrutar de buenas lecturas, aunque ni el título ni el autor me resultaran sugerentes. No es el caso de este libro.

En esta ocasión sucedió precisamente al revés; me resultaba, a priori, interesante, por lo que la decepción ha sido mayor. De los cuatro autores, el único que se salva de la quema es Hoffman, y por los pelos; el resto me ha dejado completamente frío.

Los relatos son los siguientes:

Joseph Baron von Eichendorff. La estatua de mármol.

Una narración ininteligible acerca de una estatua viviente. Se salvan las canciones.

Ludwig Tieck.
El Runenberg.

Un joven cazador encontrará la fortuna por misteriosos medios, pero después se vuelve loco.

El rubio Eckbert

Una joven entra al servicio de una anciana conpoderes mágicos. Su mal comportamiento provocará su ruina.

Friedich von La Motte-Fouqué. Ondina.

Bastante decente dentro del conjunto, cuanta la historia de amor entre un noble socorrido por una pareja de ancianos y su hija adoptada, espíritu de las aguas.

E.T.A. Hoffmann. Vampirismo.

Psíquico más que sanguinolento. La terrible influencia de una baronesa algo malvadilla sobre su frágil hija.

Cuentos como estos me hacen aprecir la calidad del tan injustamente denostado Becquer (que tengo -tenía- en la pila de pendientes, o LPL). Para leer sólo si te obligan (bajo amenaza de muerte o de suspenso).

(Un día, un libro 270/365)
Escuchando: Parchman Blues. Blues Lounge.

8 comentarios

  • Harold octubre 10, 2006en6:45 pm

    No comprendo la última parte de tu comentario. ¿Estás haciendo una especie de relación entre los trabajos de Becquer y los de Hoffmann? Eso es lo mismo que comparar papas con naranjas, las primeras son tubérculos y las segundas cítricos. ¿No creés que esta pseudocrítica tuya deja bastante que desear?

  • Palimp octubre 10, 2006en11:51 pm

    Pues sí; creo que mi pseudocrítica deja mucho que desear. Tanto que no llega ni a pseudocrítica; se queda en mera opinión.

    Como tal, y siguiendo los símiles gastronómicos, aunque un espárrago no tenga nada que ver con un jamón soy muy libre de decir que prefiero como entremés unas buenas lonchas de jamón que el mejor espárrago de Navarra.

    Sin contar que tanto Becquer como los autores de este libro pertenecieron a un mismo movimiento, el romanticismo. Y que muchos textos románticos han envejecido muy mal, como los de este libro. No es el caso de los textos de Becquer, que me siguen pareciendo muy válidos, pese a lo cual parece ser un lugar común ponerlo de vuelta y media.

    Más; Hoffmann es un escritor que me gusta mucho, aunque el texto seleccionado para este libro no sea uno de mis preferidos. Y hay más puntos en común de los que parecen entre Hoffmann y Becquer.

  • DAMA NEGRA noviembre 5, 2006en11:43 pm

    MI OPINION ES Q HOFFMANN ES UN VERDADERO ESCRITOR AL IGUAL QUE BECQUER
    AL CONTEMPLAR MUCHOS DE SUS ESCRITOS T HACER VER REALIDAD-NOREALIDAD SON ESCRITORES Q SU INTELECTO ESTA MAS ALLA DE SU VISION ES ARTE EN SIMPLES PALABRAS QUIEN QUIERA RECRIMINAR ESTE COMENTARIO DE RUTH G . UNA SERVIDORA DE 16 AÑOS COMUNIQUENSE CONMIGO A MI DIRECCION DAMANEGRA666-@HOTMAILCOM

  • Palimp noviembre 6, 2006en11:18 pm

    De momento lo único que te recriminaremos es que escribas en mayúsculas.

  • manol abril 22, 2007en10:39 am

    solo por el primero de eichendorff que pasas de las 2 dimensiones del tapiz a las 3 de la escultura y a la realidad vale el libro mas de un euro por lo que pague por el. de lo mejor que he leido.

  • Palimp abril 22, 2007en12:12 pm

    Aquí se ve que para gustos están los colores; a mí no me hizo mucha gracia. Lo que más me gustó del de Eichendorff no es la transición escultura-realidad, sino el lenguaje popular de las canciones y, quizás, el estilo un tanto fragmentado.

  • kk mayo 18, 2007en2:48 am

    holas

  • Fabian septiembre 24, 2010en1:10 am

    Vampirismo es un cuento no para todo publico, les recuerdo que la cosmovision que los alemanes reflejaban en ese momento de la historia debe ser respetada y no es fantasia del todo, recordemos que el movimiento esta arraigado al nacionalismo. Si lees bien, y has tenido el texto en tus manos te daras cuenta que la hija no era tan fragil como dices o piensas…Hoffmann un grande mas… auque desde arriba Goethe los mira a todos. fabulgman7@hotmail.com

    atte, Fabian.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.