[*] Ursula K. Le Guin. Las doce moradas del viento II.

septiembre 1, 2005

Ed. Edhasa / Nebulae, 1985, 1986. Trad. María Elena Rius.
Tit. Original: The Wind Twelve Quarters, 1975. 206 pág.

Y van dos

Como había comprado el I (ver post anterior), aproveché para releer el II. Los mismos datos que para la historia de ayer (y además es que lo escribo seguido y luego lo pondré ‘en diferido’, es viernes por la noche, y de aquí a poco me meteré en la camita, a dormir un poco que me lo he ganado). Seguimos con más cuentos.

Cosas

En un mundo al parecer a punto de desaparecer, un artesano de los ladrillos parece empeñado en construir una extraña y última obra. Mientras todo el mundo abandona el pueblo, el y una viuda con su hijo encontrarán una extraña salida.

Un viaje a la cabeza

Este fue para Le Guin un relato ‘sacacorchos’, porque se quedó atascada en el proceso de escritura, hasta que un estallido parece sacarlo de su estupor. Y no es extraño porque de textura surrealista, empieza buscando su identidad y acaba perdiéndolo todo.

Mas vasto que los imperios y más lento

De este relato me encanta el título, sacado de un poema de Marvell. El cuento, pese a ser muy famoso, no es uno de mis preferidos. Una expedición espacial se dirige a la exploración de un planeta. Entre los miembros de la tripulación se encuentra Osden, aquejado de un extraño síndrome que le hace extremadamente perceptivo a las emociones de los demás, y ser completamente desagradable, también. Su enfermedad le constituye en el ‘sensitivo’ del grupo. El planeta resulta estar sólo poblado por vida vegetal, pero la expedición no habrá desaprovechado el viaje…

Las estrellas en la roca

Este cuento me ha encantado cuantas veces lo he leído. Retomando el tema de la persecución religiosa de las ideas científicas, el protagonista, el maestro Guennar, un astrónomo, se ve obligado a esconderse en una mina tras la quema de su observatorio. Allí conocerá a los mineros con los que establecerá una amistad, haciendo de la mina su hogar. Ternura a raudales para un relato redondo.

El campo de visión

Y si el anterior relato trata de la persecución religiosa, este trata de la ‘iluminación’. Unas misteriosas ruinas en marte han vuelto locos a los miembros del equipo que las investigó. Pero su locura resulta ser de un tipo muy particular.

Dirección de la carretera

Original relato que siempre ha estado en mi cabeza, aunque había olvidado el autor. Siempre hemos creído que vemos las cosas, pero quizá sean las cosas las que se nos muestren a nosotros. Un árbol nos contará sus dificultades para conseguirlo.

Los que se marchan de Omelas

Basada en la idea de Dostoievsky sobre si se consintiera un mundo perfecto a costa del sufrimiento de una sola persona. El relato es una sencilla pero profunda reflexión acerca de este mundo perfecto. Confieso que hace pensar, máxime cuando gran parte de la comodidad que disfrutamos proviene del sufrimiento de tantos otros…

El día anterior a la revolución

En la novela ‘Los desposeídos’, que tal y como decía ayer me parece una obra maestra, el protagonista es ‘Odoniano’ -seguidores de una ideología anarquista, enseñada y difundida por Odo. Este relato narra el último día de la anciana, cuando la revolución ya parece posible. Como bien dice la autora, es un relato de uno de los que se marcharon de Omelas.

Un poco antiguos, como la colección misma, pero que han envejecido bien, como el buen vino. Una calidad media muy alta, y algunas piezas de coleccionista. No lo desaprovechen si lo encuentran reeditado o en alguna librería de viejo.

(Un día, un libro 143/365)
Escuchando: Los Peces. Lhasa.

5 comentarios

  • Mon septiembre 2, 2005en12:08 am

    Muy interesante tu blog y provecho para decir que en general compartimos cierto gusto por la literatura en mi caso especialmente ci-fi en mi blog.
    Abordando el caso de Ursula te recomiendo la serie : Terramar y verás de donde se nutrió Rowling para su Harry Potter. Tambien es muy recomendable «La mano izquierda de la oscuridad» una de las mejores novelas que leído.

    Sld. Mon

  • Palimp septiembre 2, 2005en11:29 am

    Acabo de visitar tu blog y también me parece interesante. Quedas aputnado y gracias por la visita.

  • Nani noviembre 19, 2005en9:55 pm

    Hola! Yo lei una vez el cuento «Los que se marchan de Omelas» y me encanto, nos lo dio un profesor para estudiar el Utilitarismo de Bentham. Es cierto que hoy en día vivimos por el sufrimiento de una gran parte del planeta. Me marco ese cuento, se lo envie a todos mis amigos.

    Ahora quiero leer cosas de esta mujer, ya os contaré.

    gracias por la informacion

    Ainara

  • Palimp noviembre 21, 2005en9:54 am

    Te recomiendo ‘Los desposeídos’. Te gustará.

  • Angeles noviembre 25, 2006en2:30 am

    Esta pàgina es un encanto la encontrè por casulidad buscando desesperadamente volver a leer el cuento de Le Guin Mas vasto que los…….
    Os suplico si algun de vosotros lo tiene por favor envienlo.
    Como recomendaciòn por si no lo han leìdo, cosa que duda lean » El Perfume» en mi escasa lucidez una de las mejores novelas del siglo XX.
    Abrazo.
    Angeles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.