Tryno Maldonado. Temporada de caza para el león negro.

junio 18, 2019

Tryno Maldonado, Temporada de caza para el león negro
Anagrama, 2009. 126 páginas.

Se nos narra un fragmento de la vida de Golo, un artista estilo Basquiat que irrumpe con fuerza en una exposición y que se dedica a gastarse todo el dinero que gana en drogas mientras practica sexo sin descanso con el narrador de la novela, su amante de turno.

Aunque los libros sobre artistas imaginarios y sus excesos ya son casi un cliché -en el que yo mismo he caído- está muy bien escrito y estructurado y se lee en un suspiro. Con interés. Otra reseña aquí: Temporada de caza para el león negro

Bueno.

Una piedra de cocaína. Eso fue lo primero que Golo se compró con el anticipo de Orlando por el encargo para la exposición individual. Una consola de Atari inservible con un montón de juegos. Eso fue lo segundo. Le costó una semana reparar la consola, pero lo hizo bien. Lo tercero fue un cubo de Rubik. Como nunca pudo armar el cubo con sus caras de cada color, tomó una brocha y las pintó todas de rojo antes de perderle la novedad. Después de eso Golo no pintó más. Nada. Ni una gota de pintura. Tenía cuatro semanas para entregar el trabajo de su primera exposición individual, pero no pintaba. Así, nada más, por sus huevos. Nada parecía preocuparle en los primeros días más que inhalar cocaína, coger conmigo y tratar de persuadirme de lo divertido que era jugar Pac-Man, Asteroids o Space In-vaders. Pasaba día y noche con los ojos pegados a la pantalla. Por ratos temía que perdiera la vista o que sus tendones se quedaran agarrotados por la tensión con que se aferraba al joystick. No había desempacado sus materiales desde que llegó al departamento. Excluyendo el cubo de Rubik, no lo había visto pintar una sola línea. Ni tomar una pinche espátula siquiera. Nada.

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.