Bernardo Kordon. Un taxi amarillo y negro en Pakistán.
Cuentos / marzo 7, 2006

Ed. Sudamericana, 1986. 303 pág. Arrabal de Buenos Aires Compré este libro junto a Novela negra con argentinos sin saber prácticamente nada del autor y sin haber leído estas palabras que le dedica Neruda al autor en el prólogo: Soy redomado lector de relatos; pienso que los poetas olvidaron la inmemorial acción y se quedaron con la actitud. En el fondo de la novela está ahora el germen olvidado y patético de la canción de gesta, el desarrollo de los trovadores. Busco a través de las páginas de novelas y novelones la más antigua e irreductible poesía. Este libro de Bernardo Kordon no pasó desapercibido para los oceanistas del relato; se lo señaló con estrella y cruz, pero luego siguió en su oscuridad submarina, de donde es bueno que salga, navegue y se encuentre con la admiración que merece. Veamos el contenido del libro: Estudio preliminar Prólogo Fuimos a la ciudad Maíz para las palomas El sordomudo Un hombre en la casa Los ojos de Celina Robinson en Chile Los navegantes Ándate paraguayo Maruja la rumbera El remolino Esteco Los tripulantes del crimen Romance en la puerta oeste de la ciudad Allá por el año 3000 Un taxi amarillo y…

Luisa Valenzuela. Novela negra con argentinos.
Novela / julio 9, 2005

Ed. Sudamericana, 1991. 233 pág. Escribiendo con el cuerpo Las lecturas que uno elije están condicionadas por la información y la experiencia. Con el paso del tiempo se van acumulando ambas cosas, lo que permite que la elección de los libros que se leen sea bastante acertada. De vez en cuando hay que arriesgarse, y eso fue lo que hice cuando compré este libro de una autora y una editorial desconocidas para mí. El experimento merce la pena. Roberta y Agustín son dos escritores que viven -y escriben- en Nueva York. Se conocen e intiman; algo nada excepcional. Hasta que Agustín, sin saber por qué, asesina a una joven actriz a la que no conocía. Su relación entrará en una fase de extrañas depencias y miedos. El estilo de la escritora está llena de aristas, al igual que el argumento. La historia se hace pesada en ocasiones y uno no sabe a donde quiere dirigirnos la autora. El ambiente es muy de los setenta, aunque esté escrita en los noventa. Pese a todo, debo decir que he disfrutado de su lectura; rarito que es uno. Por expresarlo de alguna manera, me dicen más los errores de esta novela que los…