Karel Capek. Nueve cuentos.
Cuentos / Junio 1, 2017

Siruela, 1993. 234 páginas. Trad. Jitka Mlejnkova y Alberto Ortiz. Ya conocía la calidad del Capek cuentista, y por eso no me ha sorprendido la alta calidad de estos cuentos para niños, modernos en sus planteamientos pero bebiendo en las fuentes clásicas. Hay magos y duendes, princesas y príncipes, pero mezclados con burocracia, investigaciones policiales y humor, mucho humor y ternura, marca de los buenos escritores. Para niños de todas las edades. Capek es un gran escritor, en este libro me ha recordado al gran Cunqueiro. -Yo jamás me he topado con ningún gnomo —afirmó el guardia Bambas—. Mi zona hasta ahora era Dejvice y en esas casitas nuevas no hay ninguna criatura, ni ninguna aparición, ni ningún fenómeno sobrenatural, como suelen llamarlos. —¡Huy!, por aquí hay un montón de ellos —dijo el guardia mayor—. ¡Y antes hubo muchos más, sí señor! Sin ir más lejos, junto al dique de Sitkov habitaba un hombrecillo de las aguas desde que el mundo es mundo. La policía jamás tuvo que ver con él, tan buen hombrecillo de las aguas fue. El hombrecillo de las aguas de Liben es un viejo zorro, pero el de Sitkov era una persona muy correcta. Por ello…

Irene Gracia. El beso del ángel.
Novela / Abril 6, 2017

Siruela, 2011. 210 páginas. Me ha sorprendido agradablemente este libro. Una historia sobre un ángel apasionado que visita de vez en cuando a la humanidad. Tres protagonistas, desde el primer beso a una pitonisa nacida en el fuego, un escultor romano o un joven discípulo de Leonardo . Todas contadas por una bailarina francesa, supuestamente loca. Un lenguaje poético diferente que, si bien al final llegó a empacharme un poco, en general deslumbrante. La mejor historia, la primera. Algunos no acertaban a creerse aquel prodigio, y en lugar de huir introducían los pies en las vasijas de agua lustral y miraban asombrados mi cuerpo enrojecido y mi boca, que vomitaba un fuego sutilísimo de color azulado. De pronto me sentí sola. El dolor del fuego presente me transportó al dolor del fuego pasado. Entre convulsiones, vi la cara de la mujer que me había parido y me convertí de nuevo en una niña en llamas. Sentí que todo ardía por dentro y por fuera y escapé aterrada de todo cuanto veía dentro y fuera de mí. Mis cabellos comenzaron a arder y mi cuerpo parecía una antorcha con piernas. Ya fuera del santuario, corrí como una bacante arrebatada por el…

Ana Cristina Herreros. Cuentos populares de la Madre Muerte.
Cuentos / Marzo 17, 2017

Siruela, 2011. 218 páginas. Excelente compilación de relatos alrededor de la muerte. Buena la selección y la escritura de los mismos, algo que por desgracia no suele ser habitual en este tipo de recopilaciones. Está dividido en diferentes secciones temáticas (La que da la vida, la burlada,…) que vienen precedidas por poemas o citas y ha sido una verdadera delicia leerlo. El Güercu (asturiano) Nadie sabe bien cómo es el Güercu, pero se aparece con la figura de un hombre vestido de negro y callado, muy callado, y cuando alguien lo ve: se acabó. A veces se aparece en forma de pájaro negro. Dicen que una vez se presentó el Güercu en forma humana a un paisano que tenía muchos hijos porque hacía mucho que estaba casado. Y dicen que al Güercu debió de darle pena el paisanín y todos aquellos hijos que se quedaban sin padre, porque se le apareció mientras estaba cavando en la huerta el día antes de que le tocase llevárselo y le dijo: -Xuan, eres el próximo en mi lista, así que mañana a las doce de la noche voy a venir a por ti, te aviso para que te prepares, que sé que tienes…

Fatos Kongoli. La vida en una caja de cerillas.
Novela / Marzo 10, 2017

Siruela, 2010. 220 páginas. Tit. Or. Jetë në një kuti shkrepësesh. Trad. Ramón Sánchez Lizarralde. La muerte accidental de una visitante trastocará la vida de Bledi, antiguo reportero que sobrelleva como puede la separación de su pareja. Los recuerdos de su niñez en una casa pequeña, con apenas un sótano como espacio de libertad, pondrán en contexto su triste vida. Lo mejor del libro es la alternancia entre el estilo de la narración de los sucesos del presente, en una prosa más impersonal, y los de los recuerdos, en primera persona, y como se van mezclando, diluyendo los límites, a medida que nos aproximamos al final. Y por supuesto el retrato de una Albania con sus intrigas políticas y su vida en apartamentos tan pequeños como una caja de cerillas. ¡Ya es suficiente!, me diréis vosotros. ¡Hace falta estar enfermo para contar semejantes banalidades! Tal vez tengáis razón, pero ése no es mi problema. Si pertenecéis a la categoría de los afortunados que no han pasado la mayor parte de su vida en el espacio de las dimensiones de una caja de cerillas, es inútil que me extienda, difícilmente me comprenderéis. Un espacio así os comprime. Incluso si más tarde…

Marija Gimbutas. Diosas y dioses de la vieja Europa.
Ensayo / Diciembre 26, 2016

Siruela, 2014. 380 páginas. Tit. Or. The goddesses and gods of old Europe. Trad. Ana Parrondo. Antes del faro luminoso de Grecia y del derecho romano había civilización en Europa. No tan sofisticada como la mesopotámica en la misma época, pero merecedora de estudio. Al fin y al cabo, también de allí venimos. En este libro se analiza una gran cantidad de resto hallados en diversos yacimientos. La riqueza de la cultura es impresionante, tanto como el absoluto desconocimiento que tenía de ellas. El libro se centra, como indica el título, en las representaciones de las diosas, ya que se supone que la sociedad en esa época valoraban la fertilidad y las diosas tenían un papel preponderante. Es un libro muy técnico, pero se sigue bien por gente inexperta como un servidor. En vez de fragmentos de texto les dejo algunas imágenes que ilustrarán mejor el contenido.

Amos Tutuola. Mi vida en la maleza de los fantasmas.
Novela / Diciembre 16, 2016

Siruela, 2008. 152 páginas. Tit. Or. My life in the bush of ghosts. Trad. Maribel de Juan. Huyendo de la guerra un niño se interna en la maleza, que resulta ser la entrada a un mundo mágico habitado por fantasmas. Con un periplo a medio camino entre Alicia y el país de las maravillas y una pesadilla de Stephen King irá recorriendo diferentes pueblos y sobreviviendo en un entorno extraño. El libro tiene muchas cosas buenas: es original, usa una prosa más cercana a la narración oral que a la académica, es un buen combinado de imaginación y la tradición cuentística de África, nos sumerge en un ambiente onírico muy sugestivo. Por contra a veces las aventuras pecan de repetitivas, huyendo de un poblado de fantasmas para acabar en otro no muy diferente. La experiencia de asomarse a otro mundo narrativo. El pueblo sin esperanza Cuando entramos en este maravilloso pueblo que es el pueblo sin esperanza, fuimos derechos a casa de su abuela en donde nos encontramos con muchos fantasmas que nos recibieron con alegría porque son de su familia. Pero no vi a su abuela, porque estaba encarcelada dentro del fuego eterno. Cuando entramos en este pueblo sin…

Robert Walser. El bandido.
Novela / Diciembre 9, 2016

Siruela, 2004. 158 páginas. Tit. or. Der räuber. Trad. Juan de Sola Llovet. El libro que leí antes de éste, Ágape se paga de Gaddis, tiene el mismo espíritu fragmentado, pero, pese a haber sido escrito muchos años después, me pareció mucho peor. La novela trata -si es que trata de algo- del enamoramiento del bandido por una camarera, narrada por un escritor que continuamente se dirige a nosotros y que parece tener oídos en todas partes. Escrita en microgramas -escritura pequeña y apretada en hojas sueltas y descifrada con dificultad por los editores- parece ser que se escribió en 1925. Hace 90 años y parece más moderna que el 90% de lo que se publica ahora. Hay frases, párrafos enteros, que son deslumbrantes. Las aventuras del bandido son un breve hilo conductor entre reflexiones, recursos estilísticos y malabarismos con el lenguaje. Una auténtica sorpresa y una verdadera delicia. Muy recomendable. Antes de ocuparnos de la mujer extravagante a quien el bandido encontraba simpática —«la gente que tiene caprichos por lo menos tiene algo», pensaba él—, quisiéramos presentarles a dos compañeros de colegio del bandido. Ambos llegaron muy lejos. Uno se hizo médico; el otro, impresor. Con el tiempo, este…

José Luis Temes. El siglo de la zarzuela.
Ensayo / Diciembre 11, 2015

Siruela, 2014. 506 páginas. Cuando era un joven punkarra epataba a mis compañeros declarando mi amor por la Zarzuela y demostrándolo cantando fragmentos. Ahora que voy camino de los cincuenta sigue siendo raro, pero ya no sorprendo a nadie (lo hago estando a la última de grupillos indies). La Zarzuela, que nació con la pretensión de ser popular -y lo consiguió- hoy en día está muy denostada. Sin embargo muchos músicos y directores de orquesta ensalzan su valía. La cosa se mueve entonces entre el desprecio general, que ejemplifica esta nota al pie del libro: Nunca me olvidaré de una reunión de junta directiva en el madrileño Círculo de Bellas Artes, en la que uno de los principales pintores españoles, muy disgustado por el, a su juicio, poco nivel de las últimas exposiciones que se habían encadenado en nuestra sala, se dirigió a mí y me dijo con vehemencia: «Pues claro que estoy indignado: tú imagínate que un día terminamos aquí haciendo… no sé… ¡zarzuela!; ¿qué te parecería?». Fue el sustantivo más despectivo que creyó encontrar. Y el halago que funciona de epílogo a la obra y que reproduzco al final, donde José María Martín Porras, maestro de generaciones y…

Juan Filloy. Caterva.
Novela / Noviembre 30, 2015

Siruela, 2003. 414 páginas. Juan Filloy fue todo un personaje, como se desvela en el epílogo final. Trabajo de juez toda su vida sin salir de Córdoba, Argentina. Sus primeros libros se los editaba el mismo y los repartía entre sus amigos. A pesar de todo la calidad de su prosa lo hizo tan conocido como para aparecer en un lugar destacado en Rayuela. También era un hombre de muchas manías. Todos los títulos de sus obras tenía siete letras, y un libro suyo se compone de nada menos que 2000 palíndromos. Anécdota del epílogo: Metódico obsesivo como Óptimus, su célebre personaje de Op Oloop (1934), Filloy se trazó un plan literario original: publicar un libro por año, que sólo podrían leer sus amigos o colegas a quienes él enviara ejemplares por correo. Y después de esos siete libros se llamó a silencio y se mantuvo casi tres décadas sin publicar. Entre 1939 y 1967 hay una enorme pausa en su bibliografía, aunque él no dejó de escribir ni un solo día y fue guardando su obra inédita en la caja fuerte de su despacho. Durante todos esos años su labor como magistrado lo forzó al recato y le impidió…

Jordi Sierra i Fabra. Kafka y la muñeca viajera.
Novela / Septiembre 30, 2010

Ediciones Siruela, 2006. 150 páginas. Cartero de muñecas Primer libro que leo de Sierra i Fabra y casi de casualidad; se lo regalaron a mi mujer y yo lo pillé en un descuido. Está inspirado en un artículo de César Aira basado a su vez en un hecho real de la vida de Kafka. El artículo no lo encuentro en Babelia pero está reproducido en varias bitácoras, por ejemplo aquí: La muñeca de Kafka. El núcleo de la historia es éste: En 1923, viviendo en Berlín, Kafka solía ir a un parque, el Steglitz, que todavía existe. Un día encontró a una niñita llorando, porque había perdido su muñeca. Kafka inventó al instante una historia: la muñeca no estaba perdida, sólo se había ido de viaje, para conocer mundo. Y le había escrito a su dueña una carta, que él tenía en su casa y le traería al día siguiente. Y así fue: esa noche se dedicó a escribir la carta, con toda seriedad. (Dora Diamant, que cuenta la historia, dice: “Entró en el mismo estado de tensión nerviosa que lo poseía cada vez que se sentaba a su escritorio, así fuera para escribir una carta o una postal”). Al…